MI EX MUJER ES PARA SIEMPRE por I.M.A.

1825-620-282

La iglesia católica nos ha venido inculcando durante siglos uno de los mandatos de su jefe supremo, es decir Dios, sobre la indisolubilidad del matrimonio. Cuando uno contrae matrimonio es para toda la vida, ellos dicen. Sin entrar en discusión, lo cierto es que la realidad es otra bien diferente. Lo que es para toda la vida es una ex mujer.

Pudiera ser que usted mantenga la creencia que cuando se termina con un matrimonio, a partir de ese preciso instante uno se convierte en una persona emocionalmente libre, desatada de compromisos y listo para una nueva etapa, apasionante, excitante, diferente, etc.

Si usted es de los que pertenece a ese grupo de pobres diablillos, usted es más tonto que un zapato y no entiende nada de nada y debería aceptar lo poco dotado que está de inteligencia. Pero obviamente, de eso no tiene la culpa. Igualmente tampoco tiene la culpa que se le ocultara la verdad. Y la verdad es que una ex mujer es para siempre.

Esta revelación que con mucho gusto yo saco a la luz, no debe alarmarte en absoluto. Una ex mujer siempre está ahí y al contrario de lo que muchos creen, es algo bueno siempre que se cumpla con una premisa, que sea una ex mujer como dios manda, o como diría Arguiñano, “con fundamento”, ese tipo de mujer de la que uno se siente orgulloso en aquellos círculos donde se discute acerca de la ex mujer ideal.

Recuerdo en mis años huido de lo que llaman en este país “la justicia española” (en países desarrollados es lo que es lo que entienden como “despelote a la española”) que llevaba casi dos años sin tener noticias de mi exmujer. Echaba de menos esas cenas que de vez en cuando hacía con ella y en las que lo pasábamos muy bien. Yo siempre esperaba a la siguiente quedada para pedirle que se fugara conmigo pero llegaba la siguiente y me quedaba en “shock”, así que nada.

Jamás habría pasado tanto tiempo sin saber nada de ella, aunque siempre la he seguido la pista porque como buena ex mujer que es, me preocupa de que esté muy bien y es que joder, la madre de tus hijos es la madre de tus hijos!. No estoy diciendo que tengas que mandarle flores por primavera, como en aquella canción de Manzanita, pero estar un poco al loro, eso sí. Al fin y al cabo ella es para toda la vida.

Un día, allá tirado en Panamá, recibido un whatsapp que dice: “Hola? Te importaría que me llevase el sofá de tu casa?”. Lo primero que me vino a la cabeza fue, “esta es idiota”. Pero como si de un flash en mi cabeza se tratase, visualicé una sorprendente corrección. Me di cuenta que no, que no era idiota, que era absolutamente adorable. Lo que en realidad me estaba diciendo era: “me acuerdo de ti y me gustaría saber qué estás bien”. Y es que mi ex mujer es vasca y las vascas para poder exteriorizar sentimientos, necesitan beberse primero unos rones con coca cola y ella solo lo hace en ocasiones especiales; así que utiliza un lenguaje que yo llamo euskera emocional. La conozco bien, la conozco mejor que nadie y por esas cosas de que uno es algo perezoso, el aprendizaje de esta complicada lengua lo fui dejando y dejando hasta hace pocos año que decidí de una vez por todas ponerme a ello y aprenderlo. Si desde el momento que la conocí hubiera sido bilingüe emocionalmente, otro gallo hubiese cantado.

Pasaron otros dos años hasta recibir un segundo mensaje por whatsapp que decía: ¿puedo llevarme la lavadora de tu casa? La mía se ha estropeado”. Otro mensaje en clave que traducido sería algo como, no sé nada de ti desde hace dos años, dime que estás bien. Maravillosa, ¿no es la mejor exmujer del mundo?.

Hace pocos meses ha alquilado mi casa donde ya reside muy feliz y este último episodio es lo que me hace analizar las tres diferentes situaciones que se vienen produciendo en los últimos años.

La primera: a ninguna ex mujer en su sano juicio se le ocurre pedir un sofá a su ex, joder que pereza pedir algo al ex, más aún,  hay millones de sofás por el mundo, millones de personas cederían un sofá, su madre le hubiera regalado uno, mis hermanos, los suyos, yo que sé… sin embargo ella quería el mío, el que yo usaba ¿fascinante verdad?. Ella es así.

Segunda situación: una lavadora, hay que joderse, una lavadora te la compras nuevas en el Corte Inglés por 10€ al mes en 12 cuotas, nueva, impecable, superhiperciber automática, de esas como de acero que brillan y te dice con luz de marciano congestionado a través de una pantalla led,  normalmente de color azul, “Buenos días señora, ya puede usted depositar sus bragas, estarán listas en 15 minutos, que tenga un buen día y no olvide llamar a su madre a las 11”. Todo eso por 10 pavitos al mes. Pues no, mi ex mujer quería la mía. ¡Dios que pedazo de princesa”.

Tercera situación: el alquiler de mi casa. Esto ya es lo máximo. Con esta acción, ella se ha convertido en mi gran musa. En plena crisis, con una oferta de viviendas como jamás ha existido en este país, millones de pisos libres y mi ex mujer se inclina por alquilar la mía, ¡no es una princesa, es un hada!.

Pues les digo algo, me encanta y estoy feliz de que ella tenga mi sofá, mi lavadora y mi casa, que lo tenga todo, porque mi ex mujer es para toda la vida y quién mejor que ella podría disfrutar de mis cosas, nadie.

Llevo muchos meses sin saber nada de ella, pero sé que pronto recibiré un mensaje preguntándome si tengo un fusible para la caldera de la calefacción porque se ha fundido, o algo así. Como ya sé traducir, ese día espero que pueda ir yo mismo a reparar esa desafortunada avería e igual ya me quedo toda la vida sentado al lado de yo que sé, el microondas, la cocina, la plancha, o  la televisión que al final esos aparatos siempre se acaban jodiendo y necesitan repararse.

Y ahora sí, conocedor de que una ex mujer es para toda la vida, tengo claro que cuando me llegue el día de abandonar este cuerpo físico, ese día me tocará enviarle a ella un whatsapp que dirá: “me puedo llevar tu linterna para poder ver en la oscuridad?” que traducido es: “¿puedo quedarme un ratito con tu mano hasta que me marche?”.

I.M.A.

Anuncios

2 responses to “MI EX MUJER ES PARA SIEMPRE por I.M.A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: