POCAS LUCES por EL LOBO TXAPELA

Bombilla-tradicional_TINIMA20121227_0639_5

Cuando yo era muy joven adopté una frase para indicarle a algún amigo; que se había deslizado, que se había equivocado en su decisión. Solía decirle: “tienes menos luces que un monopatín sin batería”, nunca pensé que muchos años después se le podría aplicar la frase a algunos poderosos.

Hay que tener pocas luces para ser presidente del gobierno de un país y creer que el terrorismo se puede erradicar con terrorismo. Hay que tener pocas luces para ser alcalde de una ciudad y en plena crisis gastar una fortuna en alumbrado navideño, bombillas, leds, neones, kilómetros de cable, etc. y su alimentación eléctrica, les aseguro que no hay nada más navideño que la luz del fuego de la chimenea, que el resplandor de un humilde candil, que la tenue luz de las velas.

Qué bien gastado estaría este dinero de la iluminación en ayudar a las familias del municipio que verdaderamente lo necesiten.

Tampoco pensé que se le podría aplicar la frase a las mayorías. Hay que tener pocas luces para creerse la patraña norteamericana del “Black Friday” y copiarla aquí en España, donde dos o tres meses antes las tiendas inflan los precios para después, el último viernes de noviembre, hacernos creer que aplican un enorme descuento y que vayamos a comprar en tromba y como locos. Hay que tener pocas luces, no solo para creerse el “Black Friday”, sino para creerse la patraña americana en general.

En otro orden de cosas, también les diré que hay que tener pocas luces para en una cárcel que está, prácticamente, en la falda de la sierra, encender la calefacción de ocho a once de la mañana, cuando los presos abandonan sus celdas de ocho a dos de la tarde, no se preocupen, durante esas tres horas la celda está muy calentita, suponemos, no lo sabemos, no estamos ahí.

Hay que tener pocas luces para pagar 145.000€ al día a Messi, a ningún jugador de fútbol, por bien que juegue.

Hay que tener pocas luces para pensar que forma parte de algunas culturas el hecho de menospreciar a la mujer, o el de maltratar a los niños, o el de maltratar a ambos.

Hay que tener muy pocas luces para pensar que la homosexualidad en lugar de una opción es una enfermedad, para pensar que hay unas razas superiores a otras.

Así podría seguir y llenar folios y folios y finalmente demostrar que el mundo está en manos de gente que tiene muy pocas luces.

Por último reconozco que hace falta tener muy pocas luces para escribir artículos como este, que un día me van a costar un disgusto, pero en fin, yo soy así.

El Lobo Txapela  


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: