REGRESO A ROSSLYN por TIBU

Chapel_roof_-complete_INT

La primera vez que tuve conocimiento de la existencia de la mal llamada “Capilla” de Rosslyn fue a lo largo de una conferencia sobre los Templarios en el Ateneo Cultural de Madrid, hará cerca de treinta años. Por entonces yo era un joven curioso, ávido de conocimientos diferentes, y poco pude imaginar hasta qué punto aquella conferencia iba a marcarme profundas huellas que me guiarían en la vida hasta hoy, aunque eso es otra historia.

Cuando el ponente, D. César Navarro, famoso y eminente psiquiatra forense a nivel mundial, quien posteriormente ha sido presidente del Ateneo y con el que mantengo una fraternal amistad, habló de la existencia de una antigua capilla en Escocia, en la población de Rosslyn, construida y diseñada por aquellos templarios que huyeron de la captura masiva el 13 de octubre de 1307 y sus descendientes, se encendió dentro de mí la llama de la curiosidad por conocer el edificio. Tal fue el deseo de comprobar en primera persona su existencia, que un mes más tarde hice la primera visita al antiguo monumento. A la fecha de hoy ya han sido nueve los viajes que he llevado a cabo a este mítico emplazamiento y en cada uno de ellos he ido descubriendo detalles nuevos que había pasado desapercibidos. Y cada nuevo hallazgo me llevaba a nuevas conclusiones y reflexiones sobre este, para muchos como yo, sagrado lugar.

Hará aproximadamente cuatro años, en un momento en que mi vida profesional se había derrumbado y la personal iba en el mismo camino por consecuencia de lo primero, decidí volver a visitar el santuario. Esta vez, como no tenía una responsabilidad laboral que apremiase mi regreso, opté por hacer un relajado viaje en mi moto, disfrutando del paisaje. Llegué Rosslyn después de cuatro días de partir de Madrid, a eso del mediodía. Me acompañaba un viejo amigo a quien llamaré Berlín por aquello de ser discretos. Hacía un agradable día de principios de verano, con un cielo lleno de nubes y claros que hacía que el sol esparciera sus rayos al azar iluminando los numerosos pináculos de la “capilla” de Rosslyn de forma espectacular. Era como saludar a una vieja amiga. Entramos en el edificio y nos alegramos de encontrarlo desierto, pudiendo disfrutar así de su aura de espiritualidad viva sin ninguna distracción. Es familiar y acogedora y al mismo tiempo interesante y emocionante. Parece en todo momento llena de vida. Recorrimos la nave disfrutando del lugar y después centramos nuestra atención en las tallas del maíz y el cactus del aloe, reconfirmando que no eran alucinaciones lo que habíamos visto en anteriores visitas. Inmersos en esa contemplación estábamos cuando una señora vino hacia nosotros desde la entrada norte y sonriendo, nos preguntó si habíamos visto el maíz indio.

300px-RoslinChapelAppColJM

Se trataba de la reverenda Janet Dyec, botánica, casada con un reverendo también botánico de profesión. El matrimonio es el encargado del mantenimiento y cuidado del edificio. Nos habló de unos documentos que demuestran que el príncipe Henry Sinclair, gracias al dinero de los templarios, había armado una flota de 12 navíos para hacer un viaje al Nuevo Mundo. La fecha es anterior a 1400. La fecha es indudable porque Henry Sinclair fue asesinado ese año después de haber regresado  de su viaje.

Cuando empezamos a repasar los detalles del edificio, nuestra atención fue atraída por los pilares independientes, catorce en total, de ellos doce idénticos en forma y dos especiales y realmente espléndidas, en el extremo este de la “capilla”. El pilar de la izquierda es conocido como el Pilar del Maestro de Obras, muy elegante y de hermosas proporciones. El pilar de la derecha  es muy distinto, conocido como el Pilar del Aprendiz, se encuentra profusamente adornado por cuatro franjas florales que bajan en espiral alrededor de las estriaciones centrales. Nuestra reconstrucción del pasado nos permitió entender lo que estábamos contemplando. El pilar del Maestro de Obras es en realidad el pilar sacerdotal conocido por los templarios y sus sucesores como Jaquín, y el pilar del Aprendiz es el pilar llamado Boar. Los actuales cuidadores de Rosslyn no lo saben, pero una talla de una cabeza con una herida en la sien derecha, encarada hacia la esquina noroeste, en lo alto del muro, es una representación de Seqenenra Tao, el último verdadero rey de Egipto.

scotland_rosslyn_chapel_09

Y mientras hablábamos del verdadero significado de los pilares y la cabeza herida, un velo se levantó ante nuestros ojos. ¿Habríamos estado ciegos?. La “capilla” de Rosslyn no tenía nada de capilla, y ni siquiera era cristiana!!. Para empezar, no tiene altar para poder ser utilizada como capilla. Se ha colocado una mesa en el centro del edificio debido a que no hay ninguna estancia en el este, donde se alzan los pilares. Detrás de Boar y Jaquin hay tres pedestales de piedra junto a la pared, pero no son altares.

¡Aquella estructura no había sido erigida como un lugar de culto cristiano!. Nos enteramos también que Rosslyn tuvo que ser consagrada de nuevo en 1862 y que antes de esa fecha no se sabe con certeza cuál era su estatuto como lugar de culto. Cuanto más mirábamos, más obvio se nos volvía todo. El simbolismo es profusamente egipcio, celta, judío, templario… un techo salpicado de estrellas, crecimientos vegetativos surgiendo de las bocas de los hombres verdes celtas, pirámides, torres de la Jerusalén celestial, cruces angrelados, escuadras y compases, etc. La única imagen cristiana era la que aparecía en las alteraciones victorianas posteriores. En el muro norte hay un friso que muestra a unos cuantos templarios con un verdugo junto a ellos y miembros de la Inquisición encapuchados. Los templarios sostienen un sudario en el que aparece el rostro de Jacques de Molay claramente visible… también posteriormente pudimos constatar que Rosslyn nunca fue utilizada como capilla porque en el castillo había una capilla familiar.

Algo que parece obvio permanece desde entonces en mi mente: ¿es posible que Rosslyn fuese un santuario pos templario edificado para albergar los manuscritos que Huges de Payns, el fundador, había encontrado en el Santo de los Santos del Templo de Jerusalén?. Si esto fuese así, bajo mis pies se encontraba el tesoro más inapreciable de la cristiandad. Muchas horas de estudio posteriores a mi última visita a Rosslyn han desembocado en algunas conclusiones posibles pero esto será objeto de por lo menos un artículo más.

Por Tibu 


2 responses to “REGRESO A ROSSLYN por TIBU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: