EL ESCÁNDALO EUROPEO por I.M.A.

campo-de-refugiados-de-Suruc-3-580x386

Desde que tengo uso de razón y en este caso entiendo ese uso como el momento en que pude comenzar a ver más allá de mis narices, he sido un convencido de que en este planeta tierra no deberían existir fronteras. Y es que joder, el globo es de todos y desde mi humilde opinión deberíamos tener el derecho innato sobre nuestros orígenes para poder transitar por él, con plena libertad. Sin permisos, sin salvoconductos.

Lanzo esta reflexión porque las noticias de ayer en televisión se hicieron eco de la reciente situación de los refugiados e inmigrantes en Europa. De una vez por todas, mis dudas sobre esta vieja, dormida y anquilosada Europa se han disipado. De hecho ha llegado el momento de escandalizarme sin vacilación alguna.

Y es que resulta que existe un campamento de refugiados en Francia, concretamente a treinta kilómetros de la entrada al túnel del Canal de la Mancha donde el gobierno francés mantiene a siete mil personas hacinadas, entre los que se encuentran centenares de niños pasando frío y hambre. Pues bien, ocurre que cuando alguno de ellos intenta escapar para probar suerte y a la espera de que en algún camión puedan encontrar un pequeño recoveco donde esconderse y así poder cruzar a Inglaterra los napoleónicos y oscuros soldados de la “France” los golpean y los rocían con gases lacrimógenos hasta reducirlos de nuevo detrás de las alambradas de alambre de espino.  Obviamente el gobierno francés lo niega, pero las imágenes que han recogido los medios de comunicación son incuestionables. ¡Qué grande la República de Francia, su Marsellesa, su Bastilla y su puta madre!.

Pero la cosa aún da para más, el ministro de migración griego Ioannis Mouzalas ha denunciado las presiones del gobierno belga para que Grecia actué de tal forma que a los inmigrantes que se aproximan a sus costas, sin ningún miramiento, los arrojen al mar. Es decir, Bélgica propone asesinatos en masa. De forma paralela, la Unión Europea recrimina a Grecia el no estar llevando a cabo una política efectiva sobre el control de sus fronteras.

Grecia, el país que la Comunidad Europea tiene pillado por las pelotas y al que devenga unos intereses sobre la deuda superiores a su producto interior bruto, paradójicamente es el que realmente está demostrando una solidaridad indiscutible en esta crisis humanitaria, crisis únicamente comparable con la que se produjo en la Segunda Guerra Mundial. Y es que no han aprendido nada.

Los noruegos, para no ser menos que sus vecinos, hasta la fecha, han expulsado a cinco mil cuatrocientos rusos. El regreso hacia Rusia de estos inmigrantes que tienen que desplazarse por la ruta del ártico donde la temperatura media es de treinta grados bajo cero y en ocasiones estas condiciones se agravan con vientos de más de cien kilómetros por hora. Todo esto sin comida y con niños en brazos.

Europa ya demostró su debilidad, incompetencia y nula sensibilidad en la guerra de los Balcanes. Aquello supuso una auténtica perversión de los derechos básicos y fundamentales del ser humano y que culminó con un genocidio en toda regla. Parece ser que no este horror ni el de la Alemania Nazi han sido suficientes para conmover a este continente.

Ante aquel disparate de Yugoslavia, Europa miraba hacia otro lado, pero en el proceso que estamos viviendo, en esta brutal crisis humanitaria, las cosas son diferentes aunque no menos dramáticas. Europa mira de frente a los refugiados, les mira a los ojos y sin ningún pudor ni consideración, los envía a la muerte.

A la pregunta retórica que tantas veces nos hemos hecho personas sobre qué es lo que ha quedado de los viejos valores europeos, no parece existir respuesta. Probablemente jamás estos valores existieron aunque sí se publicitaron a lo largo de la historia.

Tengo tantas dudas que incluso me pregunto si será que confundimos valores con la posesión de las artes, es decir, la literatura, la pintura, la música, los museos, la arquitectura, los grandes pensadores e intelectuales, las ciencias, etc. todo ese peso cultural que se extiende por toda Europa ¿eso es a lo que Europa llama valores?. Tiene que estar ahí la confusión porque si no, es inexplicable. También me pregunto si los líderes europeos no sienten ni padecen cuando ven niños muertos en las orillas de las playas del mar mediterráneo, niños iguales a sus hijos, a esos que llevan todas las mañanas sus chóferes al colegio o cuando ven a esas pobres mujeres con sus bebés en brazos, tratando de protegerles del frío y buscando simplemente un techo libre del peligro de las bombas, esas mujeres que son como las de ellos, pero sin pañuelo de Hermes al cuello. ¿Estamos gobernado por seres humanos o por maquiavélicos monstruos exentos de alma?.

Si el continente en el que vivimos es el estado del desarrollo, del bienestar, el de los derechos humanos, el de las políticas sociales, el de la solidaridad, que venga Dios y lo vea, porque a mí solo me parece la tierra de la repugnancia, la vergüenza y la corrupción. François Hollande, James Cameron, Angela Merkel, Mariano Rajoy y demás secuaces europeos incluyendo al FMI: ¡Qué os den por culo!, os aborrezco porque no sois más que basura, ¡uf! Qué a gusto me he quedado!.

I.M.A.


One response to “EL ESCÁNDALO EUROPEO por I.M.A.

  • legendedore

    Lavada de manos por parte de la UE, cómo bien dices, capaces de abandonar a los sirios huyendo de su país muertos de miedo…inhumano e inmoral. Esos son sus valores!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: