SER O NO SER… DECÍDELO TÚ!!! por TIBU

hamlet

Decíamos ayer… uno de los estados de consciencia del ser humano es el de “ser”. El estado de ser nace de varias direcciones y una de ellas es la de “estar ahí”, o lo que vendría a ser lo mismo, de la conciencia de “ser dentro de” o “de pertenecer a”, lo que confluye con otra de las direcciones que sería “estar en el mundo”. En el mundo de…

Hay otro sentido del ser, que proviene del sentimiento de “pertenecer a” o “existir como”. Tomando ese concepto debiéramos desembocar en un estado de conciencia que deviene de la propia asunción o aceptación de dicho estado.

Y una vez soltado este ladrillo que solo pretende establecer una diferenciación metafísica a partir de la propia diferenciación dialéctica, intentaré explicar esta especie de jardín en el que me he metido.

Como en una vieja película en blanco y negro, aparece ante mí una visión difuminada y nublada que me traslada al pasado, no muy lejano.

De repente me veo el día 29 de enero de 2015, en el portal de mi casa. Son las siete de la tarde/noche de un frío día de invierno. Provisto de una bolsa de viaje, que me ha acompañado en multitud de aventuras, y que contiene algo de ropa, libros, miedos, inseguridades y, por qué no decirlo, algo de curiosidad, avanzo con el paso más firme que me permite el nerviosismo lógico previa a mi futura condición hacia el coche de mi amigo Lesreck, el polaco, que me espera en la puerta. Dentro están mi buen amigo polaco, mi esposa y otro buen amigo. Aparte de los entierros de mis padres no podría recordar ningún recorrido tan triste, el silencio solo lo rompían cláxones de algún coche impaciente.

Nadie de la comitiva llora, lo he prohibido previamente, cinco kilómetros más y llegamos. Al girar una de las curvas de la autovía se dibuja al fondo una torre que evoca a la del Señor de los Anillos, presagio de lo que va a ser mi próxima residencia.

Ya llegamos. No acertaría ahora a describir lo sombrío  del aparcamiento, de noche, bajo la lluvia y al fondo, la cárcel.

Nunca me han gustado las despedidas, por eso entré todo lo rápido que pude, disimulando una falsa tranquilidad que trataba de regalar a mis acompañantes. Una vez comprobados mis papeles, el funcionario me hizo pasar y escuché el ruido del rastrillo detrás de mí, lo cual me vomitó en mi cara mi nueva situación: era un preso. Todo lo que ocurrió desde ese momento hasta hoy me recuerda esa situación.

Una vez encerrado en la celda de ingresos, y con la única compañía de un francés que no paraba de defecar delante de mí y que únicamente decía “putain” de manera recurrente, entre el fétido olor de las eyecciones del gabacho, su monólogo y el frío me dije: estoy, pero no soy.  Y esa lucha, la de estar, pero sin ser, es la que me mantiene firme en medio de estas bofetadas que la cárcel, con todo y todos los que están dentro, me regala mi mente a diario, 24 horas al día. No es una lucha fácil, es una lucha continua, diaria, firme, y sobre todo, muy activa. Y hoy, después de un año y tres meses aquí, puedo seguir diciendo: estoy preso, pero no soy un preso.

No intento convencer a nadie de esta conclusión ni hacer un artículo de autoayuda. Es una diferenciación dialéctica que separa los verbos ser y estar que,  aún que en muchos idiomas signifiquen lo mismo, en el mío propio tienen un sentido diametralmente opuesto. Ambos reflejan la realidad de la misma manera, pero una me recuerda con constante ayuda externa, mi condición de “estar en” y la otra me afirma en el concepto de “ser” como estado de conciencia.

Conclusión, ser y estar no es lo mismo, y yo, estando como estoy, nunca seré lo que yo no quiera ser.

Salud y rock and roll.

TIBU


One response to “SER O NO SER… DECÍDELO TÚ!!! por TIBU

  • Vedma

    Hola,
    Me ha encantado, más que nada porque coincide 100% con lo que hemos sentido mí marido y yo, bueno, más él que yo, por supuesto!
    Después de 14 años en España todavía me cuesta esa diferencia de los verbos “ser ” y ” estar”, pero te voy a desear que pronto , muy pronto ´solo tengas que usarlos como un piropo para tu mujer: ” Cariño, eres y estas muy buena!”
    Animo y saludos!
    Vedma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: