DECÍDELO TÚ por TIBU

1138489205_740215_0000000000_noticia_normal

Cuando el protagonista de Hamlet, mientras sostiene entre sus manos una calavera, pronuncia la famosa frase “ser o no ser, ese es el dilema”, realmente deja abierto el dilema entre la libre elección de lo más íntimo del ser humano: ¡la capacidad de elegir entre seguir viviendo, o no!. La eutanasia. También podríamos hablar de suicidio. En mi caso prefiero la primera de las dos palabras, me parece la menos agresiva.

En la cuna de la civilización actual, Grecia, ya se contemplaba su uso, símbolo de la libertad suprema de la voluntad individual, incluso había formas de llevarla a cabo destinadas exclusivamente a las clases altas.

En la época romana, a Séneca se le concedió el privilegio de morir a través de la ingesta de veneno, asistido por su personal de servicio.

En culturas consideradas como ejemplo de sabiduría incluso el suicidio era considerado como el único acto supremo que podía lavar la deshonra. En el Japón medieval si tus actos habían provocado una deshonra que resultaba insoportable el único acto capaz de devolverte la vergüenza perdida era el sepuku. Entre los samuráis incluso el asistir al suicida ritual cortándole la cabeza para ayudarle en la voluntaria muerte era un raro privilegio, considerado un honor. Hoy día, a pesar de estar prohibido, la vieja tradición del sepuku sigue siendo la causa de varios cientos de muertes al año.

Y este acto final, totalmente volitivo, en la sociedad moderna está prohibido. Alegan razones morales y/o religiosas que suelen ser lo normal. Pero realmente creo que la vida, la de cada uno, solamente debe pertenecerle a cada uno, y ello conlleva la singular decisión de continuarla hasta que la naturaleza decida, o terminar con ella en el tiempo y la forma que cada uno desee, libremente, sin necesidad de dar explicación alguna. No conozco a nadie a quien le hayan pedido permiso previamente para nacer, para otorgarle la vida y precisamente por eso, porque nos han obligado a estar aquí, el ser humano debería ser libre para regresar a donde vino.

En la actualidad existen algunos países de los que llaman desarrollados, como Suiza, por ejemplo, en los que el que quiera, de manera libre y singular puede optar por una eutanasia química, que no conlleva convulsiones, ni estertores, ni dolor alguno.

Créame amigo, por mucho que te hayan contado, naces solo y mueres solo, todo lo demás está por ver.

Y no quiero que se me malinterprete, no tengo de momento intención alguna de abandonar este mundo, siempre y cuando mis funciones físicas y mentales trabajen normalmente, solo trato de defender una opción que creo que debería ser legal y libre.

“Puesto que la muerte es tan difícil de sobrellevar, el agotamiento de las fuerzas nos va preparando el terreno” (Schopenhauer).

Y si me paro a pensar en esas raras ironías de la humanidad, saco la conclusión de que uno de los grandes suicidas de la historia fue Cristo, según los cristianos, el propio Dios. Tuvo siemore la opción de salvarse, no obstante su poder en teoría era infinito, pero por las razones que fuesen decidió morir. Y que yo sepa nadie le ha condenado por ello. A partir del cristianismo comenzó la represión. Existen dos medios empleados en la represión: la fuerza física en forma de penalidades legales, o la coacción moral de la opinión pública. Todo ello bajo la excusa que justifica tales actos con el único fin de evitar que el individuo en cuestión, miembro de una supuesta sociedad civilizada, perjudique a los demás.

Sinceramente, aparte de a los limpiadores, forenses y enterradores, no veo a quien pueda perjudicar la eutanasia, y no me vengan con cuestiones morales de familia, amigos, etc. precisamente ellos deben ser los primeros que lo entiendan, cuando no lo apoyen.

Salud y  rock and roll.

Tibu


2 responses to “DECÍDELO TÚ por TIBU

  • Vedma

    Hola, muy buen escrito! Enhorabuena!!!
    En la sociedad moderna española existe el servicio de los cuidados paliativos, Funciona muy bien, conozco la parte del servicio que corresponde al 112, los festivos, noches, fines de semana, hay un equipo en el Centro coordinador a quien puedes consultar cualquier duda. En muchos casos es algo muy semejante a la eutanasia.
    Pero, la eutanasia por las cuestiones “no físicas” creo que es difícil de concebir para el ser humano moderno.
    Vivimos con la idea de la superación de los problemas, reparar daños, vamos, con lo típico- ” no tires la toalla”, ” no te rindes”.
    Veo por mí trabajo, muchos casos así, que no sabes como ayudar mejor.
    En última guardia una niña de 15 años, intento autolítico, ¡¡¡ el 5to!!!, sufrió una violación con 11 años, estaba y está con tratamiento psicológico y farmacológico esos años, y no pueden llegar a ayudarle.
    ¿ Seré capaz yo, entre una medida de tomar constantes, poner vía,dar el carbón bebible por la sonda, transmitirle que : ” Cariño, por una cosa muy mala que te ha pasado no tiene porque ser TODA la vida muy mala’!!”?
    Me sentía impotente. Ojala, le llegase el mensaje ese desesperado, luego miré, le dieron el alta hospitalario, y pienso ahora,¿ estará bien? ¿Volverán a llamar a 112 dentro de nada?
    Saludos cordiales,

    Vedma

  • Txema

    Los viejos roqueros siguen pensando con los pies en la tierra y la razón en el corazón. Me apunto a tu razonamiento. Ya va siendo hora de que toques el bajo en tu casa. Presiona, pide, protesta, reclama y reivindicate, que allí dentro no entienden otro lenguaje y creeme que funciona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: