LA MEDICINA: SENCILLA PERO NO FÁCIL por J.R.R.

medicina-ortomolecular1

La historia de la medicina coincide con la historia de la humanidad. Desde que el hombre existe ha estado siempre sometido a las agresiones del ambiente circundante, a las enfermedades propias y en última instancia a la muerte.

Es muy probable que en el mismo inicio de la existencia humana sobre la Tierra, unos hombres estuvieron más dotados que otros para hallar y aplicar tales remedios o incluso que algunos sintieron dentro de sí una llamada que podríamos llamar vocación hacia la ayuda a los demás que sufrían a su lado. Podremos suponer que junto al primer ser humano lacerado por el dolor de una herida hubo otro que le ayudó a tumbarse, le limpió quizá con la lengua como lo habría visto hacer a los animales de su entorno y le dirigió una palabra o gruñido de consuelo.

También los grandes reptiles padecieron enfermedades muy similares a los que luego atacarían al hombre como se ha comprobado por las alternaciones visibles en los huesos y dientes de aquellos grandes reptiles, es decir, los elementos patógenos, capaces de producir enfermedad, han permanecido aparentemente inalterables a lo largo de millones de años, mientras que el resto de los seres vivos parece ser que han ido evolucionando.

Desde ese primer médico hasta hoy las cosas han cambiado mucho, es evidente, pero lo han hecho en más formas, en la manera de curar y aliviar, que es a su vez el último fundamento de la medicina en todos los tiempos.

A quien hoy se queja de un dolor es posible que en el hospital se le someta a una resonancia nuclear magnética y luego, para curarle, a una sofisticada terapia quirúrgica, desde luego que no le van a lamer la zona herida. Pero el sentimiento que ha llevado a ese paciente hasta el centro sanitario y el que mueve al médico o al equipo que lo atiende a poner en juego todos sus conocimientos teóricos y todas las técnicas a su alcance, no son muy diferentes de los empleados por sus antepasados.

La medicina es sencilla, entiendo como sencillo en este caso que no es sinónimo de fácil, al menos lo es en general su aplicación práctica, entendiendo por sencillo el sinónimo de exenta de complicaciones innecesarias para su función: sencillo pero no fácil, es el arco de medio punto en arquitectura, sencillo pero no fácil es el canto gregoriano y también lo son el teorema de Pitágoras o la música de Mozart.

Desde luego la enfermedad, el dolor físico, el malestar, han acompañado al hombre a lo largo de toda su existencia y junto a ellos como culminación la muerte a cuya presencia nunca se acostumbra el ser humano y se pregunta sobre su por qué y sobre el misterio insondable que hay tras ella.

En conclusión, “la medicina es de los hombres y para los hombres”.

J.R.R.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: