EL SUFRIMIENTO Y MALTRATO HACIA LOS ANIMALES (2ª PARTE) LOS ESPECTÁCULOS PARA EL DISFRUTE DE MUCHOS ¿HUMANOS? Por M.A.I.S.

Algunos datos de interés, extracto de una entrevista/debate en Radio 5:

Actualmente en España existen nueve circos que incluyen animales salvajes en sus espectáculos, empleando de forma específica para ello a cien personas en total.

El 50% de los países de la U.E. prohíben estos espectáculos y en un 25% de los restantes la legislación para su utilización es muy estricta. España no se encuentra entre ninguno de ellos.

La Real Sociedad España de Protección Animal, asegura que la gran mayoría de estos animales sufren maltrato de forma directa e indirecta.

España con 130 recintos dedicados al cautiverio y explotación de los animales encabeza la lista con mayor número de espacios dedicados a esta lucrativa actividad de la UE.

Los estudios científicos en biología animal evidencia sin paliativo alguno, que los animales internados en zoológicos, acuarios, delfinarios, y enjaulados, desarrollan enfermedades mentales, malformaciones físicas y ven reducida su esperanza de vida en un 30% de su ciclo natural.

Únicamente el 3% de los animales cautivos en estos lugares pertenecen a especies con verdadero peligro de extinción. Siendo falso que gracias a la existencia de estos recintos se proteja de la extinción al resto de especies que en ellos “viven”.

Semanas atrás, un afamado periodista de la matutina “radio-copera”, lamentaba que el Circo Ringlin hubiese tenido que cesar en su actividad tras ciento cincuenta años de existencia. Según él, la prohibición de exhibir animales provocó la desaparición de su actividad con elefantes, y con ello, la pérdida de su principal fuente de ingresos. El periodista en cuestión, responsabilizaba a quienes textualmente califico como: “esos animales de los animalistas, que probablemente jamás fueron niños, se han servido de esa falseada argumentación de querer proteger a los animales para destruir cientos de puestos de trabajo y lograr que muchos miles de niños pierdan para siempre la oportunidad de amar y respetar a los animales”.

Dada la vehemencia y el tono de su diatriba para defender a esta familia circense que durante más de un siglo se ha dedicado a vivir y muy bien del enjaulamiento, sufrimiento y degradación en la vida de cientos de animales salvajes nacidos para vivir en libertad, no puede por menos que preguntarme si tal vez, este señor, tendría algún dinero invertido en este tinglado circense. Pero con independencia de ello, me pareció una muy buena e ilusionante noticia el cierre de todos esos lugares donde pudiera maltratarse a los animales.

Mejor sería que este “pseudo adoctrinador mañanero” orientase sus matutinas homilías en promocionar que sus fieles radioyentes educasen a sus hijos en el verdadero amor y respeto por la naturaleza, dedicando algo de su tiempo en llevarles a observar en su hábitat natural la fauna autóctona de la comunidad autónoma donde viven. De esta manera, además de darles el aire, con un poco de suerte se les desembotaría el cerebro de pasar tantas horas delante del ordenador proporcionando datos e información privada a los cuatro vientos en las redes sociales, y de paso, podría aprovechar esas salidas para utilizar las funciones de fotografía y vídeo de su último modelo de móvil para algo más educativo que fotografiarse haciendo el gilipollas en los botellones, o grabando “bromas” mientras infringen leyes y normas sociales.

Este “lumbreras radiofónico” tendría que recordar que existe un Cirque du Soleil, que recorre el mundo, educando y entreteniendo además de generar cientos de puestos de trabajo e ingresando miles de euros sin causar el menor daño a ningún animal. Por tanto, los propietarios de todos esos espectáculos donde se inflige sufrimiento a los animales, y que este profesional de la radio tan enconadamente defiende, ¡ojala! Más pronto que tarde, tengan que cesar en sus actividades gracias a que se instaure a nivel nacional esa prohibición.

Además, y por lo que he podido escuchar de sus propias palabras, es un ferviente defensor del martirio taurino y al igual que el resto de forofos de semejante aberración, lo justifica con esa burda y falseada argumentación que así reza: “es una justa y noble lucha entre un solo hombre con una espada y un animal de 400 a 500 kg con dos pitones”. A lo que añade: “si desaparece la fiesta nacional, será el fin del toro de lidia y se perderán cientos de miles de puestos de trabajo”. En verdad, me sorprende que tan “ilustre caballero de la sacrosanta orden Copera” fiel devoto del Todopoderoso Creador de la vida en la Tierra, pueda defender semejante salvajada, pero en fin, en casa del herrero, cuchillo de palo.

Por otro lado, esa argumentación sobre los puestos de trabajo no se la cree ni él mismo. Veamos ¿qué pasa si desaparece el toro de lidia? Pues nada majete, no pasa nada, ya que según la absurda opinión de los taurinos fue creado para morir en la plaza. Dicho de un modo más acorde  con la realidad: creado para que unos pocos privilegiados obtengan sustanciosos beneficios económicos y laborales mediante un innoble martirio infligido a un noble animal que:

En primer lugar, es trasladado durante horas es un receptáculo de un camión. Introducido en un chiquero y expulsado a la plaza donde tras recorrer un oscuro pasillo – diseñado para un fin determinado- queda cegado temporalmente por el sol que le da de cara y aturdido por el griterío y la música existente en el recinto.

En segundo lugar: desconoce el sórdido ritual que les espera y al contrario que sus verdugos, no está ni entrenado, ni formado en las tácticas y técnicas que se emplearán para ejecutarse en lucha desigual.

En tercer lugar: todo se llevará a cabo por un grupo de personas – que no por un solo hombre – las cuales, le producirán certeras heridas destinadas a debilitarle por desangramiento y pasado un tiempo prudencialmente seguro, en el que el pobre animal además de debilitado, tiene mermada en gran porcentaje su visión, gracias a la pérdida de sangre, el matador con mucha ventaja sobre su víctima, dará fin de una sola estocada (en el mejor de los casos) al martirio de tan hermoso y noble animal.

Personalmente creo que si tiene que existir tal lucha, ésta sería más justa y noble si el toro pudiera descansar más tiempo después del transporte, si conociera el terreno y la dinámica del ritual que solo se le picase una vez – como mucho – y con un único par de banderillas retráctiles, es decir, que no se claven, además de no debilitarle con esas opacas maniobras en los chiqueros. Entonces, ya veríamos quien tiene lo que hay que tener para ponerse delante del “chiquitin”.

Mira tú por donde, que se me ocurre que podrían transformarse las actuales plazas en circos similares a los existentes en la antigua Roma. En ellos, podrían celebrarse justas y nobles luchas entre los nuevos gladiadores, los cuales podrían torearse los unos a los otros, emulando a los gladiadores profesionales de aquellos circos quienes luchaban cuerpo a cuerpo entre ellos y contra animales, incluyendo a los toros. Pues no nos dejemos engañar por el cine, no todos los combatientes eran esclavos, que además de ser muy bien retribuidos económicamente, gozaban de gran reconocimiento social.

¿Qué te parece lumbreras? Así podría solucionarse lo del espectáculo circense que tanto defiendes y de paso, su generarían muchos y verdaderos puestos de trabajo en esa nueva lidia humana, en la que además habría toros y una nueva concepción de fiesta nacional. Y no tal y como sucede hoy dúa, que tan solo unos pocos se reparten el trabajo y los enormes beneficios derivados del martirio taurino.

Nosotros, que nos definimos: humanos, inteligentes, hemos de tener claro que los animales, entre otras, tienen la capacidad de sentir y sufrir, además de mostrar unas enormes ansias de vivir. Por ello, me gustaría saber el verdadero motivo y el por qué tantas personas desean mantener esas fiestas y espectáculos donde el divertimento humano gira en torno al sufrimiento,, martirio, explotación económica y turística de cientos de miles de seres vivos que desarrollan su precaria vida en cautividad e internamiento.

M.A.I.S.

Anuncios

One response to “EL SUFRIMIENTO Y MALTRATO HACIA LOS ANIMALES (2ª PARTE) LOS ESPECTÁCULOS PARA EL DISFRUTE DE MUCHOS ¿HUMANOS? Por M.A.I.S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: