Archivo de la categoría: Cultura gitana

Campaña de la FSG: #PartirdeCero

Visita la web de la nueva Campaña de comunicación de la Fundación Secretariado Gitano: http://www.partirdecero.org porque la IGUALDAD es #PartirdeCero

Anuncios

#ELTATUAJEQUEMÁSDUELE (nueva Campaña de sensibilización de la FSG)

TODA LA INFO: http://www.eltatuajequemasduele.org/

 


¿RACISMO? ¿EN 2016? por E.F.B.

image_content_5685089_20161117033233

Como si el color de su piel o la gracia de su estilo fuesen argumento de justicia para rechazarlos. Como si el disfrute de su costumbre o el orgullo de su origen fuesen algo que recriminar.

Como si el peso de una historia mal contada fuese la razón de una cruel condena.

Como si el derecho a la vida precisara de la concesión de los demás.

¿Qué puede llevar a una chica joven a tatuar en su piel: “Soy gitana y no soy de fiar”?.

Solo el aspa crucificado sobre la palabra indica que es la marca de un estigma “Soy gitana y no soy de fiar”.

Como si el simple hecho de haber nacido fuese causa de maldición.

El odio y el desprecio al diferente, no el ser gitano o vietnamita, sí merece reproche por ser una auténtica lacra social.

E.F.B.

http://www.eltatuajequemasduele.org/


LOS NIÑOS DE LA CAÑADA por E.F.B.

img_39118

Este verano se dio una noticia que a mí me deja sabor a excelencia periodística por el contenido de su información. Cuando cayó en mis manos un ejemplar del diario El Mundo de 3 de agosto, me dije: “por fin, una buena noticia de la Cañada Real”.

Es verdad que me puse sentimental porque la fotografía me resultaba evocadora, una congregación multiétnica a las puertas de un edificio decorado al estilo de la antigua Grecia, de pronto, pienso que cualquier mala historia se puede reescribir.

Este gueto madrileño que cuenta con hemeroteca amplia, siempre ha sido objeto de interés público, cuando las peores miserias del ser humano son utilizadas en política con otro tipo de interés, y sé bien de lo que hablo.

A veces se ignora, con repugnante alevosía que el lugar en el que fueron deliberadamente conminados los traficantes de droga y otras especies delincuenciales junto a las basuras de Madrid, es el mismo en el que, a diario, crece una importante población que por las características del entorno está en grandísimo riesgo de la más absoluta exclusión social. ¡O se aplica el remedio, o se está siendo connivente con el mal!.

Pero este verano, el foco de la prensa no apuntaba a un golpe a clanes de la droga, sino a que más de 300 niños han participado en una escuela de verano que ha organizado para ellos la FSG y ACCEM.

Entiendo que, gracias a la iniciativa, esta ignorada (a conveniencia) y despreciada comunidad de habitantes de Madrid, ha tenido la oportunidad de que sus menores participaran en un montón de actividades de las que sirven para fomentar su autoestima y para mostrarles otras realidades posibles, situadas en las antípodas de las que a diario observan en su barrio y cuna de lo marginal.

Desde luego que en ningún sitio, pero es necesario que el ejemplo que aquí sirve de noticia sea un referente para quienes tienen responsabilidad política y la obligación de acabar con las vergüenzas de una ciudad del siglo XXI, además capital de un país.

Está muy manida la excusa de la autoridad de turno alegando que el problema de la droga es grave y de difícil erradicación. No digo que no lo sea, digo que, primero fueron poblados dispersos, después vino la espeluznante Barranquilla y tras ésta, el super gueto de la Cañada Real. Los resto de los continuos derrumbes no han aportado soluciones al serio problema social, al contrario, el paso de los años convierte en sospechosas las actuaciones municipales con sombras de especulación.

Por no sé cuánto tiempo la droga sigue estando y estará,  parece ser que la opción policial no tienen el remedio por contundente que se pretenda, y la poderosa mano negra no debe estar muy dispuesta a parar. Al final es como una opción libre, unos querrán drogarse y otros la habrán de vender.

Lo verdaderamente preocupante, es que los niños de la Cañada que ahora son inocentes, sean los futuros culpables por haber mamado en sus calles las peligrosas artes del mal. Por lo menos inténtenlo, hagan la prueba. Si no hay dinero en las arcas públicas, dediquen menos a lo policiaco y más a lo social.

Háganse sitio en la historia entre los que son grandes de verdad, sigan el ejemplo de una humilde ONG que tiene mucho que aportar. Si no puede hacerlo antes, permitan que el siguiente verano sea más intensa y productiva esta experiencia escolar. Solo tienen que agarrar sus pequeñas manos y sacarlos de allí.

Por E.F.B.


A MÍ SIN PAÑUELO, O EL GUARDIA Y LA GITANA por EL LOBO TXAPELA

constantina21

“No me tape usted los ojos

Y dispare sin compasión,

Que yo vea mis despojos

Y el dolor de mi corazón.

Con la tela de su capa

Y dinero de mi dote,

Mi madre; ¡la más guapa!

A mi padre hará un capote.

Que cuando lo estrene en el ruedo

Y en el tercio del estoque,

Solamente le deseo

Que de toro a usted le toque.

No me tape usted los ojos

Se lo pido por favor.

Por el cante de mi padre

Y el redoble del tambor.

Una chupa de caireles

Con el cuero de sus botas,

Que será color claveles

Por la sangre de mis gotas.

Y esa carne que usted gasta

En subir y bajar cerros

En la olla a mí me basta

Para comida de mis perros.

No me tape usted los ojos,

Ni le tiemblen más las manos,

Así antes de morirme

Digo adiós a mis hermanos.

Que ni lo escaso de su bragueta

Ni lo sobrado de su bigote,

Atasquen su escopeta

¡Dispare tío machote!.

Que después de disparar,

Mi cuerpo siga bailando,

Y mi familia sin parar

Dando palmas y cantando.

No me tape usted los ojos,

Que a los que vivo camelando

Les perdono mis enojos

Mientras los sigo mirando.

El bastón de mi padre, el cañón de tu fusil,

Una cruz para tu sepultura,

Vacía de flores de abril

Ni oración de algún cura.

¡Que te juro por las mil cruces

Que cuando acabes de disparar

Tú te clavas de bruces

Y dejas de respirar!

Que por culpa de tus fallos,

Y la muerte de mis manos;

No te quieran, guardia, los payos

Y te odien los gitanos.

Guarde guardia su pañuelo,

O déselo a su mujer,

Para que no vea la pobre

Los excesos del poder.

El Lobo Txapela


VIEJOS RECUERDOS por J.C.G.

escalerahastalaluna

LA

Sé que de viejos recuerdos

RE

Ya no se vive

SOL

Sé que a veces recordarlos

DO

Te hacen de llorar

FA

Recuerda que te quise

DO

Y no te puedo olvidar

RE

¿O acaso no recuerdas?

MI

Que te quise de verdad.

 

Sin ti no puedo vivir

Ya te lo dije

El corazón se me quema,

No lo puedo aguantar.

 

¿Recuerda que te quise

Y no te puedo olvidar

¿acaso no recuerdas?

Que te quise de verdad.

 

Eres mis alegría,

Clara como el día

Sueño con tus besos

Sueño con tus besos

De noche y de día. X2

 

Es un castillo de arena

Con torres de sufrimiento

Que tú misma levantaste

Porque te llevo muy dentro.

Un castillo de arena

Que se cae con el viento,

Un castillo de arena

Que se cae sin tus besos

 

Eres mis alegría,

Clara como el día

Sueño con tus besos

Sueño con tus besos

De noche y de día. X3

Por J.C.G.


CONCIERTO FLAMENCO DE LA FSG por J.R.G.

flamenco_s29529676.jpg_5796651

El concierto de flamenco, me sacó de la cárcel, me transportó a momentos agradables de mi vida en que tuve contacto directo con los ritmos gitanos y sus protagonistas. Viajé a Barcelona a la fiesta de la Mercé cuando puede ver en el Paseo de Gracia el rostro infinitamente afectado por el sentimiento del gran José Mercé.

Me recordó las conversaciones maravillosas con “Peret” allí en el parking subterráneo del Mercat de Sant Antoni, donde el padre de la rumba catalana estaba viviendo.

También viaje al pueblito de Quesa, allí en Valencia, donde me amisté con “Jabuguito” un genio de la música flamenca, aún desconocido para el mundo y que está guardado como joya en bruto en esa población de la Canal de Navarrés.

A estos grandes de Soto del Real: gracias por su muestra de amor musical. Cantaron como dioses. Por unos momentos salimos de la cárcel y es un aliciente saber que aquí dentro rompiendo muros, el cante, la guitarra y la percusión nos recordaron lo personas que somos. ¡Ole!

Por J.R.G.