Archivo de la etiqueta: Actualidad

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LA CUESTIONABLE CREDIBILIDAD DE SU INFORMACIÓN por M.A.I.S.

o-caso-nadia-teles-facebook

Aunque parece existir gran diversidad de cadenas televisivas, radiofónicas y de prensa escrita, en realidad la mayoría de ellas forman parte de tres grandes grupos: uno de ellos, público, y los otros dos, privados. Mención aparte merecen las cadenas autonómicas que financiándose con dinero público, no son más que meros gabinetes de prensa del gobierno de turno, siendo un pozo sin donde en pérdidas económicas que carece de la más mínima calidad programática, además de ser un auténtico pesebre de empleo para afiliados y simpatizantes del grupo político que las gobierna. Peo todas tienen una cosa en común, gracias a ellas, los ciudadanos estamos abocados a contrastar una y otra vez mucha de la información que nos suministran para poder tener, en el mejor de los casos, una mediana idea de lo que sucede en nuestro entorno nacional y en el resto del mundo.

Me surge, entonces, la  primera pregunta ¿cómo es posible que suceda esto?. A mi modesto y lego modo de ver, solo podría explicarse si tenemos en cuenta que los medios de comunicación españoles, están conformados por una amalgama de ingredientes entre los que se encuentran: la insuficiente verificación de los datos, prevaleciendo la rapidez para ser los primeros en difundir la noticia, para así captar lo más pronto posible la codiciada audiencia. Por otro lado, está la “mercenaria” línea ideológica, del medio de comunicación, que en directa consonancia con sus intereses: selecciona, manipula, sobre acentúa o minimiza la importancia de la información, además de elegir la franja horaria en la que se difunde, con el objetivo de perjudicar o beneficiar a tal o cual grupo político. Por último, nos topamos con una cada vez más normalizada falta de profesionalidad y exceso ideológico de muchos periodistas, que suelen darnos su subjetiva opinión a la misma vez que nos facilitan la noticia, restando con ello, el objetivo contexto y contenido de la información. A todo esto, hay que añadir el emergente número de personajes afines a este o aquel partido político, que ejercen su “mercenario” pseudo periodismo en función de los beneficios que puedan obtener.

Gracias a estas aptitudes, se produce ese fenómeno por el cual es posible escuchar una noticia en un medio de comunicación a las 6 de la mañana, que a las 6:15 ya tiene notorias diferencias en otra, de diferente línea ideológico-política, y lo peor, es que con el transcurrir de las horas o los días y dependiendo del grupo informativo, las diferencias pueden llegar a ser contradictorias con lo dicho anteriormente en el mismo medio, incluso puede suceder que si la información es contraria a los intereses del grupo mediático, ésta, desaparece por arte de magia de su parrilla informativa. Por supuesto, la mediocridad existente en el sector se hace extensible a todos los aspectos y actividades sociales, deportivas y económicas, gracias a que en nuestro país y en absoluto régimen de monopolio disponemos de los programas de adoctrinamiento políticos y en todos esos que son denominados: deportivos, gastronómicos, sociales y musicales.

Hoy día en España, no existe cadena que se precie, la cual no disponga de uno de esos “programas sociales”: mañaneros, de media tarde o semi nocturnos, en los que trabajan o colaboran los más insignes y defenestrados periodistas que, conducidas por alguna de esas mediáticas estrellas, femeninas o masculinas, se dedican a difundir una información previamente seleccionada, triturada, asimilada, digerida y carente de cualquier nutriente cerebral, la cual es inoculada a una adormecida audiencia que fervorosa y compulsivamente aclama a su referente social y mediática figura. Ejemplo de ello, podría mencionarse el reciente caso que les ha estallado en las narices y en su dura cara:

Naturalmente me refiero al de una niña que supuestamente sufre una de esas raras enfermedades y cuyos padres – por lo visto – han utilizado para realizar una presunta estafa económica, la cual y siempre según los bien informados periodistas: el pasado día 7 de diciembre ascendía a 150.000 euros, el día 8 a 300.000 y el día 9 del mismo mes, la cuantía de esta especie de tómbola pecuniaria se fijaba en un millón de euros. Por cierto, todo ello ha sido posible gracias a la inestimable y negligente colaboración de la práctica totalidad de los medios de comunicación quienes les brindaron a estos presuntos estafadores: su apoyo, su cobertura y la necesaria publicidad mediática, sin la cual estas personas no habrían podido llevar a cabo el presunto delito que se investiga en la actualidad. Los medios informativos, sus responsables – irresponsables – y los divulgadores de medio pelo, n tan siquiera se molestaron en documentarse e informarse sobre este personaje, el cual ya fue condenado a cuatro años de prisión por un delito de estafa en el año 2000, tampoco se dignaron a contrastar y verificar la información que con tanta pasión difundían.

En este punto me surge la segunda pregunta, dirigida a las agencias que tan pomposamente presumen de informar y defender al espectador y a los consumidores. ¿Podría responsabilizarse y emprender acciones judiciales contra los grupos de comunicación y sus profesionales periodistas y colaboradores, en caso de que estos hubieran incurrido en una grave negligencia, en la que no se verificasen ni los datos, ni las informaciones previas y la cual ha causado un perjuicio económico a un gran número de personas que, confiando en lo dicho por esos “profesionales de la prensa” han donado bienintencionada y solidariamente su dinero, el cual han perdido, mientras las cadenas informativas, sus mediáticas estrellas y los defenestrados colaboradores han obtenido beneficios, gracias a la publicidad generada en los programas sin cuya aparente colaboración necesaria, estos presuntos delincuentes no habrían podido tener: voz, cobertura y publicidad para lograr tener un inicial éxito en su presunta estafa? ¿podría hacerse esto? A lo mejor me responden ja, ja, ja.

Ahora, todos estos grupos y sus figuras, referentes sociales, pretenden justificarse y formando una piña corporativa, invocan el bien social que pretendían llevar a cabo. Y aún en contra de lo dictaminado por el juez instructor del caso, quien ha ordenado que especialistas forenses certifiquen si la niña padece o no esa rara enfermedad, en muchos de estos medios a día de hoy, continúan dale que te pego con la indecente y desvergonzada pretensión de minimizar su aparente y repugnante negligencia y su patente falta de profesionalidad, y mantienen la siguiente manipulación informativa: “Detenidos los padres de ¿, por aprovecharse de la enfermedad de su hija para recaudar ¿? De euros, que según el juez instructor no han destinado a la cura de su hija”. Pero seamos serios hombre, el juez no sabe con certeza si la niña padece esta enfermedad y ustedes erre que erre, dando por cierta la existencia de la misma.

Admítanlo ustedes, se la han colado pero a base de bien, evidenciando su ansia de protagonismo, su incapacidad, su falta de profesionalidad, de ética y rigor informativo, todo lo cual les condujo a esta negligencia. ¿Pero dónde se han dejado ustedes la investigación, la veracidad y credibilidad en la información de la que tiene que hacer bandera un verdadero profesional del periodismo? ¿dónde?.

Déjense de distorsionar la verdad, casi mejor, hagan eso que se les da tan bien, “dejar pasar la tormenta, aprovechando las navidades y que esa metedura de pata se difumine con otra que seguro no tardaremos en ver”. Pero por favor, la próxima vez, explíquense mejor. Pues de continuar así, los ciudadanos vamos a tener que realizar un curso acelerado de hermenéutica periodística para poder interpretar sus sagradas informaciones, el cual, tal vez, nos permita comprender el contexto de sus nefastas negligencias y manipuladoras “artes” en divulgar la información, pudiendo así, encontrar sentido a su falta de profesionalidad.

Un cordial saludo a todos los amigos de Nómadas y Feliz Navidad.

M.A.I.S.

Anuncios

LOS DAVID´S DEL SIGLO XXI “CON PREMEDITACIÓN” por E.F.H.

egoismo

Tenemos que apreciar el significado “premeditado” y aplicarlo a todos. Examinemos el homicidio de Urías, mandado por el Rey David (marido de Betsabé). Fue calculado. No es un crimen de pasión que ocurre de repente, se ha pensado, diseñado y llevado a cabo. La trama premeditada se hace con la intención de hacer más daño.

Al tramar intencionadamente, estamos corriendo en dirección opuesta a lo que nos piden esos mandamientos de la Ley de Dios. Si nos estamos dando a la fuga, no podemos correr hacia él. A la misma vez, como hacen esos David´s actuales, que toman su comunión todos los domingos y fiestas de guardar, pues ellos son “los buenos” ¿o quizá para ser vistos?.

Todo esto conlleva, a lo más duro, lo más trabajoso y lo más largo, para poder restablecer las relaciones debidas.

Es como deslizarse de una loma. Es más fácil para la deslizada estar en la cina que a la mitad, después de agarrar velocidad.

La trama intencionada y premeditada revela que nuestros corazones están endurecidos. Solo nos pude eliminar de cualquier forma posible aun mintiendo y falseando a quien es un estorbo para nosotros. Por no poderlo manejar a nuestro antojo y nuestros intereses.

Cuando tenemos callos en las manos, es difícil sentir las cosas. Corazones con callos son iguales, sienten muy poco.

Pero los David´s del Siglo XXI nunca pensaron que alguien se diera cuenta de sus adulterios. Terminan con un gran enredo. Betsabé se embarazó. Los David´s mandaron matar a su esposo, se murió el bebé. Todas estas fueron consecuencias inesperadas de su maldad. ¡No pensaron nunca que fueran descubiertos, aun estando bien cubiertos!, por instituciones judiciales, políticos, y esos diarios, estos últimos también David´s.

Natán, pone el dedo en la llaga de David, acerca de su trama para eliminar a Urías. Pero ¿qué ocurre en los adentros de David durante esto? ¿cuáles emociones daban vueltas de gatos dentro de su corazón?.

Como podemos ver la mente humana no se halla en la tierra ni en el cielo. Recorre un espacio sin límites ni fondo para esas mentes maquiavélicas. Supongo que algunos al menos tendrán el remordimiento, sentado a la cabeza del lecho, los ahuyentan con un grito lúgubre y prolongado, grito que resuena incesante en sus oídos, que golpea su frente con dolor al escucharlos. ¿De qué te sirve el poder y la riqueza si una víbora enroscada en el fondo de tu corazón lo devora, sin que puedas arrancarla de su guarida? ¡Si con todo habéis metido en un gran follón a una gran cantidad de personas! ¿Podéis decir de dónde y cómo habéis llegado a la riqueza?

Quiero recordaros que la bondad y el estímulo siembran las semillas de la esperanza y reflejan tu verdadero carácter a los demás. Al enfrentar las consecuencias de nuestras acciones, las decisiones que tomamos en tratar con ellas determina si mejoraremos las cosas o las haremos peor.

No usamos las palabras justo y justicia de la misma manera hoy en día. Estamos descontentos con la justicia humana y con los que se creen ser los justos. Algunos siguen con su ceguera espiritual que impide ver las cosas invisibles; cosas como el amor, la verdad, la justicia. Solo ven parte de la realidad.

Es como tratar de ver a través de una ventana sucia. No vemos la imagen completa, la verdad entera. Cuando la gente tiene metas en común, como la de una gran armonía o ganar un campeonato o ayudarse unos a otros, descartan sus propias agendas y trabajan por esa meta: ¡la mejora de todos, no la de unos cuantos!

Pero si surge el egoísmo, la avaricia, el politiqueo… de los individuos, la falta de unidad destruye esa armonía.

Demasiados egoístas, avaros, y defraudadores (a la postre roban a todos) quieren homenajes y demandan más grandes contratos. Sin unidad, la meta común queda: inalcanzable.

E.F.H.

 


UNIDOS PODEMOS… CAERNOS por M.A.I.S.

11220_10

Esta, es la reciente historia de una alianza de dos grupos de escaladores. Ambos , desean alcanzar la cima del “Pico Congreso”. Uno de ellos, el más antiguo, hace décadas que permanece entre el estancamiento y el descenso. El segundo, es de reciente creación y aunque sus componentes puedan parecer nuevos en esto de la escalada, algunos de ellos, pertenecieron al primer grupo no hace mucho tiempo.

Estos “nuevos escaladores”, desde su inicio como grupo, aspiran a conquistar la coma del “Pico Congreso” por la cara izquierda y por ello, creyeron que sería necesario analizar el apoyo que  pudiera tener su nueva idea de escalada. Formaron un grupo que realizase un trabajo de campo destinado a facilitarles ideas, material y apoyo mediático y económico. Pensaron implementar una plataforma de salida a la que denominaron “grupo 15 de Montaña” y acamparon a pleno Sol a unos cientos de metros del ansiado Pico.

Comenzaron su representación haciendo creer al público que su idea era improvisada, espontánea y libertadora y de esta manera tomaron el pulso y la temperatura a los diferentes sectores sociales del valle. Recurrieron a todo tipo de figuras y figurantes, que gustosos decían estar ilusionados con esta nueva forma de escalar. También se organizaron campañas más o menos transparentes, legales y democráticas, las cuales difundían con diferentes puntos de vista y análisis, desde múltiples medios audiovisuales. Con ello, lograron ilusionar a determinados sectores de la sociedad y con el paso del tiempo, el Grupo 15 de Montaña vendió con éxito la idea de “Podemos lograrlo” y al grito unánime de “sí, se puede” comenzaron a soltar lastre y fue así que en su caminar fueron vaciando sus mochilas de objetos inservibles y las llenaron de determinados privilegios y beneficios destinados al logro de su empresa, además precedieron a eliminar a determinados grupos de excursionistas, los cuales les sirvieron como lanzadera propagandística, pero que ahora más que ayudar, podrían ser un estorbo a sus verdaderas pretensiones.

El tiempo apremiaba y una vez separado el trigo de la paja, se organizaron para aprontar la nueva campaña de reparto de las licencias para poder escalar en los “rocódromos” de diversos municipios y comunidades. Esto les permitiría practicar las técnicas de escalada, además de darse a conocer y examinar de cerca a sus oponentes teniendo acceso a información crucial sobre ellos.

Pasado el primer trámite y después de haber logrado varias licencias de escalada en algunos rocódromos, partieron llenos de fervor, ilusión y sobre todo con ese ansia viva de éxito y poder que caracteriza a los jóvenes y “primerizos escaladores” y fue así que se lanzaron a esa difícil empresa de escalar el “Pico Congreso”.  Competían con grupos de expertos y aun así, lograron un fulgurante ascenso para alcanzar la puerta de entrada a las diferentes rutas con conducían a la cima de la montaña. Llegó un momento en que no podían subir más, así que decidieron quedarse allí. Estancando la entrada y con ello impidieron que otros pudieran alcanzar la cima, así lograron que esta campaña fuera anulada, forzando una nueva competición.

Así alcanzaron la posibilidad de llevar a cabo nuevos planes y como parte de su estrategia decidieron que favorecería a sus intereses contar con aquel grupo de escaladores denominados “Unidos por la vía de la izquierda”, los cuales permanecían en descenso y estancamiento alternativamente desde décadas, debiendo además, importantes cantidades de dinero por la compra de materiales, y organización de campañas llevadas a cabo para mantenerse como fuerza en el sector de la escalada.

Se pusieron manos a la obra y tirando de “amigos” y contactos que tenían influencia en el grupo del “perpetuo descenso y atascos” lograron seducirles, haciéndoles creer que juntos  podrían ver cumplido su sueño de pernoctar durante mucho, mucho tiempo en la cima del “Pico Congreso”.

Por llegó el día señalado para la nueva intentona. Diversos sectores sociales aguardaban expectantes, se difundían pronósticos que apuntaban a que la nueva unión de “novatos y atascados” realizaría un ascenso sin parangón. La gente se perdía entre datos, ventiscas, apoyos, subidas y bajadas de los grupos. Resumiendo, parecía la tormenta del año, la cual no permitía vislumbrar la posición exacta de cada grupo de escaladores.

Fue al caer la noche cuando llegó la noticia. Uno de los grupos más antiguos había optado por seguir la ruta de la derecha y pudo alcanzar la mayor altitud, aunque sin poder llegar a la cima, ya que se quedaron sin cuerda a escasos metros de su objetivo. Otro grupo, igualmente de los más antiguos, tomó la ruta de la izquierda y se encontraron algunas decenas de metros por debajo del antes mencionado, igualmente el problema en la falta de cordaje y clavijas paró el ascenso.

Nada se sabía del grupo de nueva formación, pues se encontraban en la zona de nubarrones. Entonces llegó la noticia de que un tercer grupo había elegido de la difusa y mal delimitada ruta del centro y logró una determinada altitud que le permitía observar a los grupos de las rutas de la izquierda y la derecha. También tenían problemas de inmovilización por falta de material y además habían perdido ocho metros de cuerda en el incierto ascenso.

Horas después, cuando cesó la tormenta y se difuminaron los nubarrones, los observadores localizaron a los miembros de la nueva alianza. Se les podía ver a unas decenas de metros de la puerta de la entrada a las rutas de escalada. Al contrario de la vez anterior, los grupos más veteranos les habrán flanqueado por derecha, izquierda e incluso uno más les pasó por el centro. Y ahí estaban ellos, mirándose los unos a los otros, haciendo visible la confusión que en todos reinaba. Se habían unido para alcanzar la cima y ahora, eran un grupo mayor de estancados, en el ambiente, se percibía un cierto tufillo a reproche.

Al día siguiente, en el grupo 15 de Montaña se alzaban voces culpando del descenso y posterior estancamiento a la unión con los del Perpetuo descenso y atasco. La situación no era fácil, aunque existía una posibilidad. Si solos habían logrado mayor altitud en la primera tentativa, y cuando se unieron con los del Perpetuo descenso fracasaron, lo justo sería quedarse con la infraestructura, los materiales, los contactos y apoyos de los Unidos por la vía de la Izquierda y formar un único grupo de escalada. Para ello habían de soltar lastre de nuevo, deshacerse de las siglas de ese grupo de estancados, de algunos de sus líderes y sherpas y absorber a los que se doblegasen a sus dictámenes.

Para terminar, esta agridulce historia, solo resta decir que tal vez, el batacazo del 15 de Montaña no fue tan imprevisto. Quien sabe, puede que todo formase parte de una magistral maniobra de este grupo, el cual solo verdaderamente pretendía absorber al contrincante que le impedía instalarse en un determinado punto del “Pico Congreso”, esperando ahí, el momento más propicio para forzar una nueva intentona para alcanzar la ansiada cima.

Ahora bien, han de tener cuidado, pues en los grupos de escalada con mayor experiencia y antigüedad, hay personas que saben muy bien organizar campañas, emboscadas y encrucijadas donde hacer que se pierdan los nuevos asaltantes a la cima del “Pico Congreso”. Por ello, precaución, nuevos escaladores, a veces el ascenso en cordada puede resultar fatal. Sobre todo si el líder o guía no sabe elegir bien dónde, cómo y cuándo se ha de instalar la clavija por donde deslizar la cuerda que facilita la escalada.

Son días inciertos, la ciudadanía espera que los grupos de escaladores con mayor experiencia y solera, colaboren en alcanzar un acuerdo que facilite alcanzar la cima del “Pico Congreso”, pues solo así, podrán todos los habitantes del valle conocer que hay más allá. Tener nuevas esperanzas que les permitan avanzar y así lograr una mayor colaboración en alcanzar la prosperidad de todos y cada uno de aquellos que se sienten orgullosos de haber colaborado en la difícil empresa de vivir en paz, tranquilidad y democrática unidad.

M.A.I.S.


SIRIA FASHION WEEK por TIBU

david-delfin-1

Decía Groucho Marx “partiendo de la nada hemos llegado a las más altas cumbres de la ignorancia”. Algún día, no muy lejano espero, en los colegios se estudiará a este moderno genio de la filosofía.

Me parecía mentira el otro día, a mis 56 años cumplidos y muy vividos, redescubrir que la estupidez humana no conoce límites. Las noticias de todos los canales de TV y los periódicos dedican montones ingentes de sus carísimos espacios a la “Madrid Fashion Week”, en donde, a un coste elevadísimo, los “grandes diseñadores” de la moda española hacen desfilar a un montón de delgadísimos e impersonales jovenzuelos y jovenzuelas vestidos de todas aquellas insensateces inservibles que sus privilegiadas mentes creativas son capaces de imaginar.

Valga de muestra el Sr. David Delfín, que presenta una colección completa hecha en gran parte con bufandas de la selección española de fútbol que, en las puertas de cualquier estadio, se venden a 15 euros. Excuso decir el precio de cada vestido/abrigo/camisa/bufanda de “diseño exclusivo” de este moderno y talentosísimo creador. Ágata Ruiz de la Prada viste a un robot con cara de pantalla de ordenador, le pone ruedas y… hala! A desfilar y a crear tendencia. Y solo son dos ejemplos. Permanezco atónito viendo semejante dislate y pienso: “alguien conoce a una sola persona que quiera gastarse un pastón en un vestido-bufanda de la selección española o en vestir un ordenador con ruedas?”, por no hablar del resto de las propuestas… no tengo palabras.

A reglón seguido, con mucha menos importancia, nos enseñan unas imágenes de una playa en Lesbos, en la que, además del ya tristemente acostumbrado grupo de migrantes desnutridos, con hipotermia y niños que no miran a ninguna parte, por hace tiempo ya perdieron la mirada, aparece un enorme montón obsceno de chalecos salvavidas, de un color naranja tan fuerte que parece gritar: “basta ya!”. Y, con ese mismo humor negro, o en este caso debería decir naranja, que he heredado de Groucho, pienso que si estos “grandes talentos del diseño y la creación” lo ve, lo mismo en la próxima “Fashion Week” vemos desfilar a los delgadísimos zombies/modelos equipados de chalecos salvavidas anaranjados, que parecen estar tan de moda. Y, si se me permite dar un paso más y con todo respeto, lo mismo todas las empresas de ropa low cost, están preparando ya una colección a bajo precio. Teniendo en cuenta que, a día de hoy, se calculan en más de ocho millones las personas que han tenido que irse de su casa, los beneficios serían enormes. Incluso, esos grandes “popes” de la moda mundial que, a un coste multimillonario visten a las starlettes en la ceremonia de los Oscar, hacen alguno con cristales de Swarosky, hilo de oro, etc. valorado en varios miles de euros, que muchas de las señoras “de bien”, seguidoras impertérritas de la alta costura, estarían encantadas de vestir para ir a la última.

Pero, puestos a soñar, aunque sean pesadillas, podemos dar un triple salto mortal con tirabuzón a la gilipollez humana (perdón por decir humana) y trasladarnos a los montones de cajeros automáticos, bancos y demás refugios esparcidos por todo el mundo capitalista, podríamos imaginar esos mismos cartones miserables que, de manera precaria, protegen del frío a los sintecho de toda la tierra en todas las grandes ciudades en donde se les mira de soslayo, como si fuesen pentimentos de alguna malograda obra de arte contemporáneo, algunos creativos de corte moderno, intelectuales de temporada la mayoría, podrían crear unos cartones de diseño y se podría de moda en los hogares “civilizados” dormir al calor de tan creativa idea.

Bueno y parafraseando a grandes genios, en este caso permítanme que lo haga con una frase de un Nobel, el Sr. Cela: “Mandan cojones!”.

La humanidad, que en algún momento de la historia mereció tal calificativo, dedica millones de dólares a fabricar móviles de nueva generación que hacen de todo, robots que obedecerán sin rechistar el más nimio deseo de su dueño, coches que andan solos, menús de 2.000 euros, y todo un nutrido grupo de disparates, pero apenas dedica un mínimo porcentaje de algún presupuesto perdido a paliar las necesidades más primarias de otros humanos, los sin rostro, los pentimentos de la macabra pintura. Me pierdo en tristísimos pensamientos, me acuerdo de Gandhi, de Martin Luter King y de Lennon y, de alguna manera me alegro de que estén muertos, no creo que pudieran resistir vivir en este estercolero. Y, esos mismos tristes pensamientos me regresan a mi realidad, a la cárcel, en donde vivimos lo delincuentes, y me pregunto “están todos los que son y son todos los que están?”. Y vuelvo a parafrasear a célebres pensadores: “ayer tuve un sueño”, y me responde otro “la vida es sueño, y los sueños, sueños son”. Al final, como los sueños son libres y gratuitos, seguiré soñando y pensando que otro mundo es posible.

Salud y rock and roll!!.

P.D.: En memoria de George Martin, contribuiste con tu música a hacer de éste un mundo mejor. Te dejo el mejor de los sonidos, el inmenso silencio de “A Day in the Life”. Gracias hermano.

Tibu


LOS DESTERRADOS NO OS OLVIDAN por EL LOBO TXAPELA

ciudadanos-calle-G

Cualquiera pensaría que los presos bastante tienen con pensar en sí mismos, pero esto es una caja de sorpresas, más que de sorpresas, de sentimientos en una dirección y en otra.

La situación afuera es un poquito desoladora, por no decir que “la cosa está que jode”. Este hecho que nos atañe a todos en mayor o menor medida hace que “los malos”, como nos llaman a los de aquí dentro, pensemos además de en nosotros en los del otro lado del muro, y mucho. ¿por qué? Muy sencillo, el que no tiene un miembro de su familia en el paro, tiene a tres. Otros tienen trabajo y siguen siendo muy pobres, otros ni vivienda, ni trabajo, ni promesas con que seguir engañándose, así que además de pensar en nosotros mismos por instinto de supervivencia, pensamos en vosotros por pura solidaridad y por puro amor al ser humano.

Hay un grupo de montadores que no hacen otra cosa que trabajar. Hacen el doble de kilómetros en la mitad del tiempo en que deberían. Trabajan contra el reloj, hoy Santiago de Compostela, mañana Bilbao, pasado París o Bélgica o Valencia, qué más da.

Tornillo va y tuerca viene van dándole forma a grandes superficies, supermercados, exposiciones, etc. No solo luchan contra el reloj y la carretera, sino también contra el 30, 60, 90 o como se hace ahora: a tres meses, a seis y a nueve o vete a saber, también conocido como tarde, mal y nunca. Me estoy refiriendo a las formas de pago, o de cobro según se mire.

En fin, que este grupito que a mí me toca de cerca lo está pasando mal, pero no se rinden y siguen trabajando, qué remedio.

Pasando todas estas calamidades y habiendo estado en París el día del atentado contra Charlie Hebdo, a escasos metros de donde las “papas” quemaban de verdad, estos hombres todavía tienen la presencia de ánimo de coger sus móviles, sus tablets, etc. entrar en nuestro Blog y seguir fielmente las publicaciones de Nómadas, empatizando con todos nosotros y nuestras tribulaciones, quedando profundamente satisfechos y emocionados con lo que humildemente escribimos.

Por todo esto, y por mucho más, como les decía en mis primeros párrafos, nos solidarizamos con ellos y con todos los que sufren en la calle debido a su situación.

Les deseamos mucha suerte, a mi hermano Marcos y a sus compañeros y a todos los que como ellos y nosotros se crecen ante la adversidad y siguen con sus trabajos aunque no cobren, siguen con sus vidas aunque esto no sea vida, y aún así sacan tiempo para leer a Nómadas o para pegarse un atracón de kilómetros casi sin descansar para ir a ver a su hermano o cualquier otro familiar a la cárcel.

Una vez más le doy una muestra de lo desconocido acerca de los cautivos. Estamos hechos de carne y hueso. En muchos casos nuestra condición de reos despierta en nosotros unos ojos críticos y realistas, comenzando por uno mismo y continuando con el lado que está en libertad, quiero decir con esto que las injusticias y las malas condiciones de ahí afuera no pasan desapercibidas aquí en palacio.

En la medida en que sabemos del exterior lloramos con el mundo sus penas y reímos sus alegrías, queremos el bien de la sociedad, aunque muchos nos hayan desterrado de ella.

Dedicado a mi hermano Marcos y sus compañeros.

Por El Lobo Txapela 


COMO LAS MARACAS DE MACHÍN por SAMOYEDO

MACHN_~1

Hoy voy a escribir a ritmo de salsa un artículo donde será mejor bailar, que acabar tomando algún fármaco, y es que hoy en día parece que todo está del revés. Comenzaré con la muerte del fiscal en Argentina, yo no sé en qué escuelas estudian los políticos, pero deben ser muy distintas a donde yo he estudiado, pues deben hacerles creer que todos los que no estamos en ese mundo somos gilipollas, máxime si creen o pretenden hacer creer que un fiscal que tiene que ir a declarar por la tapadera de un atentado se suicida un día antes. Lo peor de todo es que se creen que cuela, y lo dicen con una naturalidad fascinante al puro estilo de la mafia… fue un accidente.

Un accidente como el del encuentro de Zapatero con Pablo Iglesias ¡qué cosas!. Este hombre (Pablo Iglesias) se contradice hasta en el apellido y hace milagros. Resucita a un muerto políticamente hablando y nos lo vuelve a poner en el telediario para una buena ingesta de la comida del mediodía.

Medio día era la condena que quería que cumpliéramos la señora Botella en la cárcel, las noches no se contarían y serían tan solo los días… uno cada dos, ¡cuatro digo yo!, ¿entonces si te juzgan con 34 años tienes 17 judicialmente hablando para que te condenen? Serías menor, porque tiene que existir el principio de la proporcionalidad en toda la ley.

Ley que quiere imponer el Estado Islámico en todo el mundo, comenzando por España, pues perteneció a sus abuelos, ¡y digo yo! ¿por qué este señor no nos lo muestra en un vídeo, bailando una jota aragonesa?. Su abuela debía bailarlas muy bien cuando andaba por tierras de Aragón con su abuelo, fabricante de anís del mono, porque la Asturiana era de Don Pelayo y tenían competencia desleal y mal rollo entre ellos.

Podía dar el discurso con la copita en la mano, muy de costumbre hispana, aunque serían ellos quienes la trajeran a nuestra, su tierra. Tierra que se calienta con el calentamiento hueval de todos los mortales cuando vemos al pequeño Nicolás, a los supuestos hijos del Rey Juan Carlos I, la trama Gürtel, ERES de Andalucía, caso… (mejor me callo) y que el sol salga por Antequera, porque en este siglo el prozac se va a quedar corto.

Antes era complicado decirle a un niño lo de los Reyes Magos o ¿de dónde viene un bebé?, pero es que ahora hay que saber álgebra para poderles descifrar todo lo que sucede en el mundo y no se nos queden tontos. Mientras exista la Play Station los padres estáis a salvo, yo espero no tener que explicarlo ningún día, aunque lo correcto sería decir… el mundo está como las maracas de machín, ahora vas y lo cascas.

Bienaventurados los que entiendan a nuestros mandatarios porque ellos sí que tienen ganado el cielo o ciela, como diría Bibiana Aído.

Por Samoyedo.


NO CAMBIAMOS, GÉNETICA?, SOCIEDAD?, VALORES? por J.C.P.

dibujo20120916-miguel_unamuno

El otro día leyendo un suplemento del periódico El País, me llamó la atención un texto de Miguel de Unamuno del año 1894 sobre un ensayo de varios de los que el autor había escrito. En concreto ese versaba sobre la situación política y social de la España de 1894.

No sabría qué decir, o como calificar a Unamuno, si como genial escritor, o como ser adivino. A continuación reproduzco el texto sin haber cambiado del mismo ni una coma:

Atraviesa la sociedad española honda crisis. Nos gobiernan, ya la voluntariedad del arranque, ya el abandono fatalista. Perpetúese el férreo peso de la ley social de bien parecer y de las mentiras a que se doblegan, por mucho se encabriten, los individuos que sin aquella, sienten falta de tierra en la que asentar el pie.

A la sombra de individualismo egoísta y excluyente acompaña la falta de personalidad. En esta sociedad compuesta de camarillas que se aborrecen sin conocerse, es desconsolador el atomismo salvaje del que no se sabe salir si no es para organizarse con comités, comisiones, subcomisiones y otras zarandajas.

Extiéndese y se dilata por toda nuestra sociedad una enorme monotonía que se resuelve en atonía, uniformidad mate, ingente ramplonería. Todo por empeñarse en disociar lo asociado y formular lo informulable.

Es cada día mayor la ignorancia. Sobre esta miseria espiritual se extiende el pólipo político. En una politiquilla al menudeo suplanta la ingeniosidad al saber sólido. La pequeñez de la política extiende su virus por todas las demás expansiones del alma nacional. Los viejos partidos, amojamados en su ordenamiento de corteza, se arrastran desecados. Sudan los más populares por organizar almas hueras de ideas, hacer formas donde no hay sustancia, cohesionar átomos incoherentes y nos recetan dieta.

En España, el pueblo es masa electoral y contribuible. Todo aquí es cerrado y estrecho, de lo que nos ofrece típico ejemplo la prensa periódica, es esta una balsa de agua encharcada, vive de sí misma. En cada redacción se tiene presente, no al público, sino a las demás redacciones. Los periodistas escriben unos para otros, no conocen al público ni creen en él. Estúdiese la prensa con sus flaquezas todas, y se verá fiel trasunto de nuestra sociedad.

Fue cumpliéndose la europeización de España, pero trabajosamente. Tuvimos nuestras contiendas civiles, llegó luego el esfuerzo del 68 y el 74, y pasado él hemos caído rendidos, en pleno colapso. En tanto, reaparece la Inquisición, nunca domada, a despecho de la libertad oficial. Es un espectáculo deprimente el estado mental y moral de nuestra sociedad. Es una pobre conciencia colectiva homogénea y rasa. Pesa sobre nosotros una atmósfera de bochorno; debajo de una costra de gravedad formal se extiende una ramplonería comprimida, una enorme trivialidad y vulgachería. No hay corrientes vivas internas en nuestra vida intelectual y moral; esto es un pantano de agua estancada, no corriente de manantial. Alguna que otra pedrada agita su superficie, y a lo sumo revuelve el légamo del fondo y enturbia con fango. Bajo una atmósfera soporífera se extiende un páramo espiritual de una aridez que espanta. Y no es nuestro mal tanto la pobreza cuanto el empeño de aparentar lo que no hay. ¡Y mucho cuidado con decir la verdad! Al que la declare sin ambages ni rodeos, acúsanle de pesimismo. Quieren mantener la ridícula comedia de un pueblo que finge engañarse respecto a su estado.

He aquí la palabra terrible: no hay juventud. Habrá jóvenes, pero juventud falta. Y es que la tienen comprimida. ¿Es que se sabe distinguir el brote nuevo? Se ha ejercido con implacable saña la tarea de despachurrar a los retoños tiernos, sin discernir el tierno tallo de la broza, y no se han tocado los tumores y excrecencias de las viejas encinas ungidas e intangibles. ¡Cuántos jóvenes muertos en flor en esta sociedad que sólo ve lo hecho, ciega para lo que se está haciendo! ¡Muertos todos los que no se han alistado en alguna de las masonerías, la blanca, la negra, la gris, la roja, la azul!… Los jóvenes tardan en dejar el arrimo de las faldas maternas, en separarse de la placenta familiar. Para escapar a la eliminación ponen en juego sus facultades camaleónicas hasta tomar el color del fondo ambiente. Las fuerzas más frescas y juveniles se agotan en establecerse, en la lucha por el destino. Se ahoga a la juventud sin comprenderla”.