Archivo de la etiqueta: belleza

FRASES SOBRE LA BELLEZA por A.H.D.L. (Colaboración desde CP Villanubla)

gotasdef

La belleza es un acuerdo entre el contenido y la forma H.J. Ibsen

La belleza es el esplendor de la verdad. Paltón

Sabio es aquel que constantemente se maravilla. Andre Gide.

La belleza de las cosas existe en el espíritu del que la contempla. D. Hume.

Solo lo hermoso es cierto, nada es cierto sin belleza. A. de Musset.

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla. Confucio.

La belleza es muy superior al genio. No necesita explicación. Oscar Wilde.

Aunque le arranques pétalos no quitarás su belleza a la flor. R. Tagore

Si quitas de los corazones en amor a lo bello, quitarás todo el encanto de vivir. J. Rousseau

La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien pueda amarla y adorarla. H. Hesse.

La belleza es una carta de recomendación que nos gana de antemano los corazones. Schopenhauer.

Mira dos veces para ver lo exacto, mira solo una vez para ver lo hermoso. Frederic Amiel.

La belleza, sin necesidad de valedores, persuade por sí misma los ojos del hombre. Shakespeare.

Si cada año estuvieras ciego por un día, gozarías los restantes trescientos sesenta y cuatro. I. Asimov.

La belleza es verdad y la verdad, belleza, pero no todos pueden verla. John Kyats.

Encuentra bello todo lo que puedas, la mayoría no encuentra nada suficientemente bello. Van Gogh.

Cuando las cosas no van bien, nada como cerrar los ojos y evocar intensamente una cosa bella. A. Maurois.

La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa son elementos característicos de la belleza. CH. Baudelaire.

A.H.D.L.

Anuncios

A YOLI (poema por encargo nº 21) por J.R.G. (Colaboración desde C.P. Castellón II)

puedo-utilizar-queratina-pelo-negro_1_2114577

Yoli del negro cabello,

Ojos de mi desvelo

En tu foto el rostro bello

Mirándolos en mi consuelo.

En soledad son mis días

Pues lejos de ti yo estoy

Y sin ti, yo nada soy

Sin ti yo me moriría.

Yoli, del negro cabello

Y ojos de mis desvelos,

Todos los días quiero verlos

Y besarlos

Y quererlos,

Pero no puedo tenerlos

Tan cerca como quisiera;

Es muy larga esta espera

Y este amarte en silencio;

Al universo sentencio

Que me devuelva el consuelo

De tenerte al lado mío

Con ese mi amor inmenso.

Sabes todo lo que siento

Y te pido que me esperes,

Pero no te desesperes

Ni creas que yo te miento:

Cuando salga vida mía

Seré el hombre más contento

De amarte y cuidarte

Como tú te lo mereces

Y te pagaré con creces

Lo que hoy

Estás sufriendo.

J.R.G.


MUJER NATURALEZA, poema por encargo nº 6, por J.R.G.

el-amor-es-la-forma-3

Orilla, colmada por el sol

donde las olas van a reposar,

porción divina es tu piel dorada

lugar de aguas que vienen a soñar:

arena es tu piel bendita

y agua mi alma que es amar.

Lugar con dos soles

alumbrado por donde vas,

penetrantes de calor

radiantes por el amor

astros cercanos

son tus ojos

que miro sin cansarme

de tanto amar.

Resaltando contentas

las brillantes perlas

que tienes galantes

en tu boca entreabierta,

sonrisa de una virgen

que alienta mi vida,

me alegra y me salva

y me abre su puerta.

Mujer naturaleza

sirena sin aletas,

preciosa, hermosa

mi vida está despierta

mirando tu foto

soñándote completa

en noches muy solas

sin música ni orquesta.

Fuerza,

conserva la fuerza

alienta la esperanza,

persevera en tu calma

nuestra vida comienza.

Espérame,

sspérame allá afuera

que mi alma te ama,

que mi alma te anhela

mujer naturaleza.

J.R.G.


FÁBULA de J.P.I. (desde C.P. Daroca)

 

Cuenta la Leyenda que, mientras unos turistas visitaban las ruinas de un templo dedicado a Venus, la propia Diosa se les apareció junto a una de sus estatuas, pero más allá de ser testigos de su belleza, los viajeros advirtieron en su rostro una profunda tristeza.

–          ¿Por qué está tan triste la Diosa más bella del Olimpo? – preguntó uno de ellos.

–          Porque vosotros, al igual que los que levantaron este templo, no habéis entendido nada. Yo no deseo ser venerada. Yo soy la Diosa de la belleza que reside en todas las cosas, en una puesta de sol. En el nacimiento de un ser vivo, en el amor hacia el prójimo. Id y contemplad las maravillas que suceden a vuestro alrededor, antes de que se pierdan en el tiempo y debáis recordar su belleza por medio de una estatua.