Archivo de la etiqueta: compañeros

VIEJA CÁRCEL por TIBU

ESP= Antigua prisión provincial de Segovia (España). En la actualidad transformado en "La Cárcel de Segovia, Centro de Creación". ENG= Old provincial prison of Segovia (Spain). At present transformed into "Segovia Jail, Creation Center".

Vieja cárcel

viejos miedos,

guarida de mis desvelos

en los que anidan los sueños.

Refugio de soledades,

preñadas por los excesos,

en el salón añejo de baile

por el que danzan los presos.

Al ritmo de los anhelos,

suena una orquesta de espejos,

nunca reflejan a nadie,

solo hay deseos sin dueño.

Fragua del pensamiento,

promesa del tiempo nuevo,

donde remachan los hombres

sus penas, a fuego lento.

Vieja cárcel,

vientos nuevos,

que volvieses a tu casa

inunda el aire de besos.

A Rubén con los mejores deseos de Libertad.

Tibu

Anuncios

LA GRAVEDAD DE LAS COSAS por J.R.G.

La-fuerza-de-gravedad-segun-Einstein-4

Qué sabes de mis angustias,

De mis adicciones al placer,

De mi genética y sus argucias

Y la forma que tengo de ser.

De mis falsas percepciones

Que me ayudan a vivir

O lo de mis emociones

Y cómo quiero morir.

Qué sabes de mi pobreza

Y mi vulnerabilidad

Las angustias en mi cabeza

O mi sociabilidad.

De mi razón comprometida

O mi dolor emocional

De mis conductas delictivas

Y mi cociente intelectual.

Qué sabes de mi dolor

E ilusiones distorsionadas

Y decisiones disparatadas

O mis locuras de amor.

Qué sabes de lo que soy

Y lo que tengo por dentro

De mis dolores de adentro

O lo contento que estoy.

Te cambio la manzana de Adán y Eva

Por la de Newton

Me interesa

La gravedad de las cosas.

J.R.G.


PAREJA DE HECHO por F.J.L.M

2014-01-12 16.53.10

El tiempo pasa generalmente despacio, a veces muy despacio y alguna vez desesperadamente despacio. Pero pasa. Y así, día tras día, sigues siendo lo primero que veo cada mañana al levantarme. Ahí estás, en el corcho de la pared de la celda. Junto a un par de fotos familiares, también está tu foto. Cuando llegué aquí hace un año, algún compañero que era más veterano que yo en aquel momento, me dijo que pasados unos meses dejaría de seguir pensando en “afuera” y de comparar lo que hacía en cada momento con lo que estaría haciendo fuera.

¿Y sabes una cosa viejo amigo? Que cada vez que te veo, yo sigo pensando en lo que tú y yo estaríamos haciendo juntos en ese instante, pateándonos Madrid o lo que nos diera la gana y tanto tiempo como mejor nos pareciera.

Ya fueran bares, parques, terrazas o chiringuitos, nada se nos resistía y menos aún pasábamos desapercibidos. Debo confesar que en mi vida no ha sido muy habitual que me miraran con “ojitos” hasta que empezó a pasarme saliendo contigo. Je je je ¡vivir para ver!, porque, dicho sea de paso, tu belleza salta a la vista pero en mi caso… ¡pues no!. Y era muy fácil adivinar entre las miradas inquisidoras de quienes nos observaban, cómo la mayoría de ellas y ellos se preguntaban cómo era posible que un tipo tan insultantemente normal y vulgar como yo, se paseara por ahí con una preciosidad tan espectacular como tú.

¡Ay que la envidia es muy mala!

En fin, recordarlo ahora me hace sonreír igual que entonces y aunque no te negaré que me pellizca la nostalgia, puedes estar bien seguro de que nos queda mucha cuerda y mucha guerra por dar. Aunque esto no debe hacerse aquí en prisión, te prometo que volveremos a enredar y trastear juntos antes de que nos demos cuenta. Volveremos a compartir una vida que para mí, disfrutada teniéndote cerca, es habitualmente maravillosa y muy divertida.

Porque aunque tú solo tengas cinco años y vivas en una residencia, y yo tenga cuarenta y siete y esté encarcelado en un centro de máxima seguridad, quiero decir públicamente y sin avergonzarme de ello que TE QUIERO UN HUEVO pedazo de animal y que TE EXTRAÑO aún más. Ya ves, así es la vida: no he encontrado mejor ocasión para salir del armario que mientras estoy encarcelado.

Te digo todo esto porque es lo que siento y porque me da igual que te llames DOGO, que seas el Gran Danés más bonito que ha parido madre, que jamás vayas a leer estas líneas y que tampoco las fueras a entender si te las leyera yo.

Por eso eres tan perfecto, porque no necesitas saber para estar.

Nos vemos pronto socio. Hasta entonces, cuídate.

Por F.J.L.M.


SIN NOMBRE, POR LO TANTO SIN TÍTULO por EL LOBO TXAPELA

critica

El otro día me enteré de que hay un banco que solo deja retirar a sus clientes 2.500€ a la semana, y una Sra. Salía en la televisión diciendo “que con los gastos que una tiene, 2.500€ a la semana no dan para pagar, y eso…”

Yo lo siento de verdad por estas personas, pero yo me he criado y soy de una familia tan humilde que mi hija se las ve y se las desea para sacar de mi cuenta 250€, no 2.500, al mes, no a la semana.

Pues aún haciendo nacido en una familia tan pobre, me dio tiempo a aprender que uno debe estar comprometido con el sistema en el que vive.

En este momento yo vivo en una prisión, y me comprometo, vengo haciendo las actividades de: prensa, desarrollo personal, lectura creativa, revista nómadas, cine-fórum, teatro, enlace de la biblioteca central, en fin… ahora desempleo un trabajo, sin remunerar, pero que me satisface, es el de ordenanza del polideportivo. Empleo que al ser incompatible por horario, ha provocado que deje algunas actividades de las anteriormente mencionadas, aún así, a día de hoy hago, escuela de fútbol del atlético de Madrid, escuela de fútbol del real Madrid 1 y real Madrid 2, sigo colaborando en Nómadas, sigo impartiendo la de cine-fórum, sigo siendo enlace de la biblioteca central y además, todavía no sé por qué, me han nombrado secretario del módulo 12. Todo esto lo hago con dos piernas que por dentro son de metal, piernas de las que el médico tiene copia de mi informe, y de las que para calmar su dolor, cuando estaba en libertad, tomaba tres analgésicos de tramador diarios. El galeno ha determinado que me otorgaba cinco cápsulas para toda la condena, de las cinco, una se la di a un compañero que tenía un fuerte dolor de muelas, con lo cual las otras cuatro he tomado una al mes, ya no quedan.

Pues atención!, después de todo esto que he contado, tengo que aguantar que un “provocador” “tragasalivas”, venga y diga que no colaboramos con instituciones penitenciarias, que no colaboramos con el sistema, que no aprovechamos las oportunidades, que nos negamos a hacer cosas y a progresar porque queremos, que nos va como nos va porque queremos.

Muy Sr. Mío, aunque parezca que aquí es imposible, todas las cosas que aquí hago, las hago con cariño, con cariño y con pena, con mucha pena al saber que compañeros de otros módulos no pueden hacerlas aunque quieran, porque en sus módulos no hay balones, no hay libros, no hay calefacción, etc. Hay ganas, pero no hay ayuda, no hay ley.

Y hablando de leyes, dirá Ud. Que soy un abogado de causas pobres, ser preso es una causa pobre, y como soy preso y soy pobre, seguiré abogando por estas causas, puede llamarme lo que quiera.

Yo le he llamado provocador, porque provoca usted en mí el sentimiento de la ira por un lado y el de la pena por otro, y le he llamado tragasalivas, porque se pasa usted la vida tragando saliva y diciendo “¡uy! La he liado y no me ha pasado nada!, ¡uy! La he liado otra vez y tampoco me ha pasado nada”.

Amigo, creo que ambos somos mayorcitos, hay que vivir con los pies en la tierra, no en los mundos de yupi. Presume Ud. Mucho de enseñar, pero me parece que Ud. No ha aprendido nada, según me han contado vino Ud., se fue y por lo que veo ha vuelto, y no se lo reprocho, cualquiera podemos el día de mañana volver a entrar.

Yo con tanto colaborar solo he conseguido que me denieguen el tercer grado, un cartel enorme grapado en el tablón de anuncios del módulo, con mi nombre, diciendo que no he obtenido los puntos suficientes, cinco cápsulas de las que ya no me queda ninguna y sus reproches compañero, y Ud. ¿qué ha obtenido por defender esos pensamientos visionarios de pacotilla y no encajar su papel de preso?.

Por el Lobo Txapela


DOS HERMANAS SE VAN: BIEN! por S.A.G.F.

blog-adios-morguefile

A dos hermanas que se van a largar

Unas bellas letras, les quiero dedicar

Tener cuidado ahí fuera

Y no la valláis a liar…

Vivid la vida y gozad de la libertad

Olvidaos del pasado

Y dejar todo lo malo atrás.
pensad que la vida, se os abre de nuevo

Aprovechadla y disfrutad…

Acordaos de vez en cuando

De los amigos de Nómadas

E ir al blog a curiosear…

Pero olvidaos de muros y barrotes

Y buscad solo vuestra felicidad.

Esto os deseamos vuestros amigos de Nómadas,

Y no veros aquí jamás.

Por S.A.G.F.


UNA MESA REDONDA por SAMOYEDO

mesa-redonda-de-la-discusión-10428167

Todos los días seis o siete personas se sientan en una mesa para charlar de todo un poco, de inquietudes, de sueños, de deseos y de amistad. Esa mesa redonda situada en la sala de un módulo de prisión. Cada día escucho las palabras de cientos de presos que en su día se sentaron en ella a escribir, a jugar o simplemente a charlar. Desde hace tiempo me siento en esa mesa dónde creo que aprendo cosas que me enriquecen, que otras personas me enseñan y que sirven para pensar, recapacitar y creer que cada día puedo ser un poquito mejor. Suelo escuchar con atención a cada persona que se sienta en ella y suelo creer lo que en ella cada tertuliano cuenta, pues ¿De qué sirve mentir? Pero en esa mesa no se miente, en esa mesa se sienten emociones que confunden y hacen dudar de las personas. Ayer en concreto a dos de las personas que conmigo se sientan cada día se les llamó para agente judicial. Uno vino con dos permisos de seis días cada uno y el otro vino con la libertad. En esa mesa con seis, siete u ocho personas se alegraron todos de la buena noticia que trajeron los compañeros, todos menos uno, al que le cambió la cara y no le gustó nada esas noticias. ¿Sería envidia? Pienso que más que envidia esta persona tiene una rabia contenida por su condena y cree que todos debemos pagar como él las nuestras, y cada causa es un mundo al igual que cada persona. Me entristece  ver como esta persona da consejos o les dice a presos nuevos que no obtendrán beneficios, que la junta tiene perfil justiciero y cosas similares que lo único que pueden producir en un interno es desesperanza y negatividad, cuando yo creo y he visto como cada día se va gente, unos antes y otros después, todo depende de cada uno, sus circunstancias y comportamiento. Quizá puede que en breve esa mesa se quede sola con el adivino o vidente que no entiende que en un lugar así cualquier muestra de ilusión y esperanza hace que aquí uno tenga una estancia más llevadera.

Cada unos somos de una manera y eso no se puede cambiar pero prefiero ver el vaso medio lleno el tiempo que lleve aquí, que medio vacío. Hay gente que me quiere y que me espera fuera, que lo que les destrozaría no es el mero hecho de estar aquí, sino el hecho de que en vez de hacer y pensar en positivo, lo hiciera en negativo y sufriera. Eso les destrozaría y jamás escribiré o hablaré con ellos con esa mentalidad. Aquí creo que sufre quién quiere sufrir, porque con un libro, una actividad y una mesa redonda con buenos compañeros que se apoyen, esto se lleva más o menos bien. En todo este tiempo he visto poca gente llorar o estar desesperado. No es un lugar ideal, pero es dónde debemos estar un tiempo y si puede ser viviendo cada día, pues con sólo ver la luz del sol y el cielo debemos dar gracias. Otros no pueden ver ni eso y están aquí dentro.

Gracias a los que hacen que mi estancia aquí sea buena.

Por Samoyedo


REFLEXIÓN AMIGOS por J.L.I.C.

amigos2

Personas, muchas pasaron por mi vida, unas felicidad a raudales me dieron, y otras, tan sólo mal me hicieron.

Personas, que a mi lado anduvieron, unas por amistad, otras, porque simplemente les pudiera aportar.

Amigos tuve muchos, sobre todo cuando estaba en lo más alto del umbral; umbral de la fama y de las buenas influencias, pero por el camino fueron cayendo, como hojas secas, cuando ya nada tenían que ganar.

Mas el destino, nos presenta en nuestro largo camino a otros muchos amigos; amigos de corazón, almas blancas, por lo que gracias debemos dar a Dios. Verdaderas y sinceras son; saben cuando bien estamos y, cuando los necesitamos, sin llamarlos, nos extiende su mano. Tan sólo con una mirada o un gesto, comprenden nuestros sentimientos. Sentimientos que con palabras, el hambre no puede expresar. Sentimientos de angustia e impotencia, que el hombre siente, al ser privado de su libertad.

Amigos sinceros, que no escogemos, pues como dice el mexicano, si crees que eliges, es que eres pendejo. El amigo sincero es aquel, que aparece cuando crees que ya no que nadie, en esos malos momentos donde el desasosiego es arduo sentimiento.

“Quien ha perdido la esperanza ha perdido sus sueños, porque nunca estuvo dispuesto a vivirlos”.

Por J.L.I.C.