Archivo de la etiqueta: comportamiento

EJEMPLARIZAR por E.F.H.

Empezamos con la creencia que algunos tienen de la palabra “ejemplarizar”.

La creencia de algunos es pensar que “ejemplarizar” es lanzar mensajes a los individuos intimidatorios, amedrentadores, arreándole en todo el morro a todo aquel que sea un díscolo.

Pero realmente lo que significa es “dar ejemplo” que es verdaderamente lo difícil, pues esto se logra a través del comportamiento y no por las medidas correctoras que sean totalmente inadecuadas.

En esto influye bastante la ausencia de educación, y la falta de respeto de los que dan las órdenes y de los ejecutores.

Es justo que conozcamos que no se trata de elementos asilados, pues en caso todas las áreas de poder e instituciones los encontramos. Forman parte de un conjunto o una tendencia muy extendida. Cuya dedicación es hacerse un huevo y una clientela, para darle un aspecto nuevo a lo que ya es muy viejo: que es el trincar y amedrentar.

Somos lo que nosotros mismos hemos hecho de nosotros. Queremos o no somos una democracia representativa, así que no nos podemos sorprender que nos representen todos ellos, unos y otros: los decentes, también los corruptos y cerdos de ambos sexos. Así que no nos podemos sorprender.

Desde hace muchos siglos la picaresca española ha tenido su fama, y seguimos siendo el cultivo de pícaros y otras excelencias, donde otros siempre han estado y seguirán estando en la desesperación y la desgracia.

Lo que nos encontramos es una gran falta de respeto por las instituciones. Aun sabiendo que son muy imperfectas, y por mucho corrupto, defraudador… que lleva toda su vida prácticamente poniendo el huevo en los escaños o en puestos de gran responsabilidad o cambiando de puesto en puesto; por tener que pagarle o granjearle incondicionalmente las deudas políticas contraídas.

El degradarlas más, es una ofensa bien grave a los ciudadanos que creen o creían en las instituciones. Lo que están haciendo es que cada día vaya aumentando el número de incrédulos con respecto a las instituciones y la clase política.

Ejemplarizar implica, dar ejemplo.

E.F.H.

Anuncios

LA FAMILIA por CAZURRO

familia

La gran relevancia que tiene la familia, se pone especialmente de manifiesto en situaciones difíciles con las que la vida, a veces, nos sorprende. Y es precisamente en esas situaciones, en las que el núcleo familiar reacciona (solo a veces) de forma unánime, y como una sola unidad se vuelca en apoyo de ese miembro de la familia que ha sufrido un percance.

Y es precisamente en esas situaciones, en las que comprendemos y valoramos la gran importancia que tiene la familia. Se suele decir que la auténtica lealtad, tanto de la familia, como de los amigos, se pone de manifiesto (según su comportamiento) cuando se está en el hospital o en la cárcel y yo pienso que éste adagio tiene mucha razón.

Lamento que mi reflexión no sea original, pero es un pensamiento que me gustaba exponer. Gracias por leerme.

Por Cazurro


¿QUÉ ES LA VIDA? Por J.P.M.

atardecer

La vida es un regalo el cual hay que vivirlo y disfrutar cada segundo. Escucha el silencio, cierra los ojos y mira en tu interior, aprenderás a escucharte a ti mismo y sentirás una percepción nueva de lo externo. Así, comprenderás mejor lo que es la vida.

Muchas personas tienen problemas y dicen que están mal a diario por circunstancias, y claro, que es normal sentir malestar interior por determinadas cosas, ya que somos seres humanos y estamos dotados de sentir emociones, tenemos sentimientos y estados de ánimo, y todo esto nos hace ser muy perceptibles de la realidad que disponemos.

Pero recordad en esta vida no hay nada más importante que uno mismo, aunque suene algo egoísta, uno mismo es lo más importante, todo lo demás es circunstancial y alternativo. Ya que si uno no está bien consigo mismo, nunca lo podrá estar con los demás, al igual que si no es capaz de estar feliz, nunca será capaz de hacer feliz a otra persona.

Por todo esto, aunque las circunstancias de cualquiera, por muy malas que sean, el poder de estar mal, solo reside en el propio individuo, es cierto que puede afectar cualquier situación trágica, pero la persona en cuestión tiene que aprender a aceptar, encajar, afrontar, enfrentar y superar esa realidad de la vida.

Por eso, para todo en esta vida uno es el que tiene que enfrentarse a las cosas siempre con intención positiva. Así os aseguro que todo irá mejor.

Y dentro de esa intención vive tu vida en el presente, ni en el futuro, ni en el pasado. Recuerda que este es el momento en el que estás para todo.

Vive tu vida minuto a minuto, segundo a segundo y encontrarás en cada uno de ellos un motivo,  el cual hará conducirte en la forma correcta. Te lo aseguro.

Así, le darás a tu vida un sentido especial el cual te hará seguir siempre hacia delante.

Por J.P.M.


FULANITO Y YO por E.F.B.

descarga

A veces echo de menos que la gente no pueda ver a través de una mirilla, los muchos momentos que en la más estricta intimidad, nos vamos por increíbles derroteros filosóficos Fulanito y yo.

En otros tiempos fuimos totalmente antagonistas, apenas nos entendíamos, suficiente con que yo dijera “si”, para que Fulanito dijera “no”; y así durante varios años fuimos como el blanco y el negro, la noche y el día, la luna y el sol.

Sin embargo, a fuerza de golpe y resignación, sabemos sacar provecho fuerza unida; ahora uno que fue muy bueno y otro que fue muy malo, pretendemos vivir en comunión. Ambos hemos aprendido a buscar el equilibrio en las cosas, a razonar en frío y en caliente, a pensar y valorar antes de dar un “sí” o dar un “no”.

Esto lo da la experiencia, la misma que puede resolver un problema de falta de educación, la que te enseña cuando uno debe ser bueno, y cuándo se debe ser malo, porque así lo requiere la ocasión.

Fulanito y yo ya no tenemos disputas, por aquello de si te has portado bien, o te has portado mal; tampoco vivimos preocupados porque si el uno hizo demasiado daño, o porque el otro se dejó avasallar.

Por eso me gustaría que supierais todos que, por derecho, Fulanito y yo somos los mejores amigos que pudieseis tener; pero por las malas, lo peor de lo peor, que os podríais encontrar.

Por E.F.B.