Archivo de la etiqueta: crítica

¿EL NUEVO ORDEN EDUCATIVO? Por E.F.H.

Ya con anterioridad en la revista conjunta De Paso – Nómadas, en el escrito de “sin ciencia no hay cultura”, en el último párrafo decía “lo que debemos pretender no es que se sepa, sino que se sepa más”.

Pues, como siempre hemos temido. El nuevo orden educativo lo que desea es modelar individuos entrenados en diversas “competencias, destrezas y habilidades” técnicas y emocionales que facilitan su encaje en el mundo laboral.

Pedagogos charlatanes, que pretenden condenar a los alumnos a una nueva forma de servidumbre. Lo que está depauperando el noble oficio de maestros y profesores.

De este modo la Escuela y la Universidad, se convierten en un centro de selección de personal y “dejan de alimentar el anhelo de saber”, orientando la formación de los alumnos hacia aquellas áreas de la economía que favorezcan su “empleabilidad”.

El nuevo Orden Educativo, emplea técnicas pedagógicas que conciben al “ser humano como un mero procesador de información”.

Así que la transmisión cultural queda aparcada, o incluso vedada, para formar “emprendedores” flexibles y adaptables.

Lo que se pretende es que el alumno no pueda atesorar conocimientos que afilen su juicio crítico sobre la realidad, sino centrarse en “aprender a aprender”, hasta convertirse en un dócil y empático receptor de cualquier tipo de adiestramiento que garantice su eficacia económica.

Se le da demasiada importancia al “pensamiento positivo” y a la “inteligencia emocional”, para que la adquisición de destrezas se desarrolle siempre en un ambiente de buen rollo.

Se evitará que los alumnos aprendan nada por puro interés. Mientras más analfabetos o semianalfabetos existan, serán mucho más manejables y más fáciles de engañar.

Al menos a todos, los quedará nuestra intuición. ¿podemos fiarnos de nuestra inspiración? Sí. Por ejemplo, en exámenes cronometrados se acierta más con soluciones intuitivas que con la lógica. Todo esto se encuentra bien definido en el libro “Escuela o barbarie”.

E.F.H.


MENUDO PÁJARO ESTÁS HECHO por E.F.H.

pajaro-twitter

Me asombro muchísimo cuando en las redes sociales veo con frecuencia una frase: “menudo pájaro estás hecho”.

Me imagino de dónde provienen esas frases tan inteligentes. De personas cobardes que no se identifican y que ellos, son verdaderamente esos grandes pájaros: urracas, destructivas y carroñeras, grajos, por el color que tienen por dentro, águilas carroñeras, hienas siempre sonrientes.

Si piensas un poco y te quedas un rato meditando, te darás cuenta que a lo mejor esas frase se te puede aplicar perfectamente a ti, ¡sin duda puede aplicarse a tu persona! Te explico el por qué, hazte esta pregunta:

¿Has defraudado o evadido impuestos?

¿Has trabajado en negro?

¿No has dado de alta a tus trabajadores o no el tiempo que les correspondía?

¿Has pagado lo que debes?

¿Cuándo has estado trabajando, has cumplido con tus obligaciones?

¿Has vendido ganado, unos en “A” y otros en “B”?

¿Vendes productos en B?

¿Te has beneficiado, engañando en los PAC, cambiando el ganado de una finca a otra o por tráfico de influencias?

¿Has mentido como un verdadero bellaco?

Podríamos seguir enumerando una gran cantidad de incidencias más.

Todos tenemos que entender que mientras nuestros corazones son capaces del amor y la compasión, también están llenos de engaño, falsedad, y traición. Debemos saberlo y guardarnos.

¿Se acuerdan del gigante Goliat, con quien se peleó el pastorcito David? Goliat pensó que era invencible, jamás había perdido una lucha, al erguirse se acobardaban. Era una cosa seria y fea, el mandón de los filisteos.

Pensamos que somos fuertes o tan poderosos o tan sabios que no necesitamos de nadie y de nada. El orgullo infecta, desfila los logros y nos convence que somos los más importantes o los todopoderosos. Vemos a los que están a nuestro alrededor y pensamos que “somos mejores que ellos”.

Cuando estos pensamientos entran a la mente, el orgullo se ha arraigado.

Los creyentes sabemos que Dios odia el orgullo. El primer paso en quitarnos el orgullo es admitir que somos orgullosos. Esto es difícil, pero una prueba sencilla puede confirmar si estás infectado. Si piensas que no eres orgulloso, entonces probablemente, sí lo eres.

Examina tu vida cuidadosamente ¿eres un nuevo rico o antiguo, que te has convertido en un orgulloso presumido y arrogante? Admitirlo es el primer paso hacia la sanidad.

Cuando nuestras acciones cantan un nuevo canto, otros se van a dar cuenta y van a querer acompañarnos. En vez de tacañería, cántales bondad, en lugar de egoísmo, comienza a compartir. La gente se va a dar cuenta.

Después de que se de cuenta de nuestra nueva canción, tenemos que estar dispuestos y saber cómo compartir con ellos de donde viene ese canto… del amor. Esto se debe compartir con todos los que escuchen. ¡Del corazón mana la vida!

Un manantial es la fuente del agua que fluye a un pozo. Se debe mantener puro. Si una fábrica tira desperdicios químicos en el suelo y esos se filtran en la fuente original de agua el manantial está contaminado. Los desperdicios químicos contaminarán el pozo entero y dañará a todos los que usen el agua del pozo.

Es igual con nuestros corazones. Si nuestros corazones, la fuente de todos nuestros pensamientos, palabras y acciones, se envenenan, odas nuestras vidas están contaminadas.

Todos sentirán los efectos de ese veneno, que expulsan a las redes sociales, verdaderos corazones envenenados por el orgullo, la malicia, la avaricia, la especulación, la mala conciencia…

Hay que abandonar la “doble moral” y los golpes de pecho y dejar ya de ser tan fariseos.

E.F.H.


SIN NOMBRE, POR LO TANTO SIN TÍTULO por EL LOBO TXAPELA

critica

El otro día me enteré de que hay un banco que solo deja retirar a sus clientes 2.500€ a la semana, y una Sra. Salía en la televisión diciendo “que con los gastos que una tiene, 2.500€ a la semana no dan para pagar, y eso…”

Yo lo siento de verdad por estas personas, pero yo me he criado y soy de una familia tan humilde que mi hija se las ve y se las desea para sacar de mi cuenta 250€, no 2.500, al mes, no a la semana.

Pues aún haciendo nacido en una familia tan pobre, me dio tiempo a aprender que uno debe estar comprometido con el sistema en el que vive.

En este momento yo vivo en una prisión, y me comprometo, vengo haciendo las actividades de: prensa, desarrollo personal, lectura creativa, revista nómadas, cine-fórum, teatro, enlace de la biblioteca central, en fin… ahora desempleo un trabajo, sin remunerar, pero que me satisface, es el de ordenanza del polideportivo. Empleo que al ser incompatible por horario, ha provocado que deje algunas actividades de las anteriormente mencionadas, aún así, a día de hoy hago, escuela de fútbol del atlético de Madrid, escuela de fútbol del real Madrid 1 y real Madrid 2, sigo colaborando en Nómadas, sigo impartiendo la de cine-fórum, sigo siendo enlace de la biblioteca central y además, todavía no sé por qué, me han nombrado secretario del módulo 12. Todo esto lo hago con dos piernas que por dentro son de metal, piernas de las que el médico tiene copia de mi informe, y de las que para calmar su dolor, cuando estaba en libertad, tomaba tres analgésicos de tramador diarios. El galeno ha determinado que me otorgaba cinco cápsulas para toda la condena, de las cinco, una se la di a un compañero que tenía un fuerte dolor de muelas, con lo cual las otras cuatro he tomado una al mes, ya no quedan.

Pues atención!, después de todo esto que he contado, tengo que aguantar que un “provocador” “tragasalivas”, venga y diga que no colaboramos con instituciones penitenciarias, que no colaboramos con el sistema, que no aprovechamos las oportunidades, que nos negamos a hacer cosas y a progresar porque queremos, que nos va como nos va porque queremos.

Muy Sr. Mío, aunque parezca que aquí es imposible, todas las cosas que aquí hago, las hago con cariño, con cariño y con pena, con mucha pena al saber que compañeros de otros módulos no pueden hacerlas aunque quieran, porque en sus módulos no hay balones, no hay libros, no hay calefacción, etc. Hay ganas, pero no hay ayuda, no hay ley.

Y hablando de leyes, dirá Ud. Que soy un abogado de causas pobres, ser preso es una causa pobre, y como soy preso y soy pobre, seguiré abogando por estas causas, puede llamarme lo que quiera.

Yo le he llamado provocador, porque provoca usted en mí el sentimiento de la ira por un lado y el de la pena por otro, y le he llamado tragasalivas, porque se pasa usted la vida tragando saliva y diciendo “¡uy! La he liado y no me ha pasado nada!, ¡uy! La he liado otra vez y tampoco me ha pasado nada”.

Amigo, creo que ambos somos mayorcitos, hay que vivir con los pies en la tierra, no en los mundos de yupi. Presume Ud. Mucho de enseñar, pero me parece que Ud. No ha aprendido nada, según me han contado vino Ud., se fue y por lo que veo ha vuelto, y no se lo reprocho, cualquiera podemos el día de mañana volver a entrar.

Yo con tanto colaborar solo he conseguido que me denieguen el tercer grado, un cartel enorme grapado en el tablón de anuncios del módulo, con mi nombre, diciendo que no he obtenido los puntos suficientes, cinco cápsulas de las que ya no me queda ninguna y sus reproches compañero, y Ud. ¿qué ha obtenido por defender esos pensamientos visionarios de pacotilla y no encajar su papel de preso?.

Por el Lobo Txapela