Archivo de la etiqueta: duelo

INSPIRACIONES MELANCÓLICAS por N.A.C.

Desde mi “perlacha” (ventana)…

Pienso que cuando hecho un vistazo a mi pasado consigo, en ocasiones, entender mejor mi presente. Solo que también, a la vez, vislumbro un futuro nada halagüeño, poco esperanzador.

Cierto que no resulta divertido en absoluto, más bien desmoralizante; pero sirve al menos para confirmarme los porqués, al mismo tiempo que me reafirma el cómo y cuál es el porvenir a evitar para poder lograr el deseado.

Quizás más alegre y divertido sea cambiar de prisma, inventarme un pasado y presente diferentes para así visualizar un futuro más colorido y prometedor. Como dijo aquel: “de ilusión también se vive”, pero creo que poco o nada me aportaría el entusiasmo con una vida basada en hechos irreales; o sea en un presente y pasado de mentira aunque sean tan verosímiles, igual de falsa será esa ilusión.

Así pues, con el fin de ordenar todas esas ideas sueltas, así como la posibilidad de releerlas en algún otro momento de inspiración y melancolía, que aquí tengo a menudo, las recojo sobre el papel, como en esta ocasión.

Ahora bien, al acceder a compartirlas, más que por exhibicionismo, que lo parece, la experiencia de ver publicada por primera vez de tu pluma, la firma propia; me inspira más dedicarle unas líneas a mi madre (como cada 19 de marzo de hace hoy 9 años), que a ella sí la hará mucha ilusión.

Si además cada uno saca sus propias conclusiones, comparta o no mis reflexiones me daré por satisfecha completamente y más que superadas mis expectativas estarán.

SIEMPRE PIENSO EN TI…

Madrid, 19/03 tal día como hoy la encontraron muerta en un cajero. Tenía tan solo 40 años.

¡A mi madre!

Si al persistir en la mente de quien te quiere, permanece viva de alguna manera; puedo garantizarte que mientras yo viva, tú nunca estarás muerta. Porque me muero para que viva para siempre tu memoria entre todos aquellos que te hemos querido.

Eras perfectamente imperfecta, por eso eres y serás siempre mi preferida.

Sin previo aviso, te fuiste dejando en mí un vacío enorme, hoy, 9 años después, sigue evidente la consecuencia de tu ausencia.

Madre, amiga, confidente, consejera, protectora y amén de funciones más que tu sola ejerciste conmigo y de las que nada puedo reprocharte. Solo puedo darte las gracias y rendirte mi homenaje cada vez que tenga la ocasión.

Si alguien me ha querido de verdad tal como soy, solo fuiste tú. Por ello hago lo posible para que estés siempre orgullosa de mí, aunque no siempre lo consiga.

Espero y deseo que por fin logres alcanzar la paz y descanso que te mereces, aunque sea con un coste tan alto.

R.I.P.

N.A.C.

 


QUERIDO MANOLO por TIBU

1459758544_248438_1459765341_noticia_normal

Querido Manolo: hoy me he desayunado con la noticia de tu muerte. Qué gran ironía!!!. Ahora, después de tantos años de malditismo, de oídos sordos de la Industria Musical, resulta que los mismos que te ningunearon y negaron tu talento, se erigen a sí mismos en tus albaceas culturales. Ahora todos reivindican como su “descubrimiento” el enorme artista que eras. Pues, querido Manolo, y supongo que estarás de acuerdo conmigo, que se lo queden, por decirlo de una forma educada. Conociéndote tanto como te conozco, estés donde estés, te estarás partiendo de risa con la feria que se ha montado… yo, personalmente, que no soy sospechoso de haber dudado de tu arte, me quedo con mi amigo Manolo.

Cuántas veces habremos hablado de cómo se acuerdan de uno cuando se muere, y nos habremos hartado de reír, fíjate ahora…  Hoy, que parece que el clima llora tu ausencia, me he permitido recordar historias que vivimos juntos, y no me llames cursi, cabrón.

Nos conocimos en el año 78, en aquellos infectos locales de ensayo de Embajadores, nos presentó Rosendo, ¿te acuerdas?, tú tenías un grupo de baile que comenzaba a componer temas propios, os llamabais Cucharada. Rosendo estaba todavía con Ñu y yo acababa de formar un grupo con Javier Vargas y tenía 18 años. Tú por entonces tocabas la guitarra y yo, como siempre, el bajo. Rosendo te contó que Javier Vargas tenía un bajista muy joven y entraste a conocerme en mi local. Desde entonces, por los caprichos del destino, la vida y las putas drogas no s iban alejando y volviéndonos a juntar, o alguna aventura amorosa que compartíamos con alguna generosa señorita.

Los ayatolás de la música se empeñan una y otra vez en decir que formaste una parte muy importante de La Movida. Como siempre,  no se enteran de nada, no tienen ni idea de lo que hablan. La de veces que los dos Antonios, tú y yo nos hemos partido de risa de La Movida. Si tú ya grabaste en el mítico “Viva el rollo” con Cucharada, en el 79. Los de la Movida, incluyendo a las “periodistas enteraos”, todavía llevaban el uniforme del colegio…

Hemos tocado juntos, también con los Antonios, hemos vivido y bebido juntos la vida, el día y millones de noches, hemos trabajado mucho cuando tuviste trabajo, a veces incluso te dejaste aconsejar y me hiciste caso, y cuando nos enfadábamos, no pasaba nada, los dos sabíamos que nos quedaban muchos momentos por vivir juntos.

Querido Manolo y queridos Antonios, ahora ya solo quedo yo, de momento. Espero tardar mucho todavía en veros de nuevo, pero tengo la seguridad de que cuando llegue el caso ahí estaréis esperándome, y nos haremos una jam en algún sitio del infierno donde Bowie, Lou Reed, Querouak, y todos los malditos hijos bastardos del rock brindaremos por la carretera y los momentos de amor y música.

Queridos Manolo y Antonios, sois unos mamones, y los cuatro sabemos por qué, pero podéis estar seguros de que será nuestro secreto. Pensar en vosotros hoy me ha hecho sentir Libre, así con mayúsculas. Un millón de besos.

Tibu, amigo, bajista y manager de M. Tena


UN HOMENAJE AL DOLOR DEL AMOR por SAMOYEDO

153388297

Hoy quiero homenajear al dolor, pero ¿a qué dolor?, al dolor de los dolores, al dolor del corazón.

El dolor del corazón no es un dolor físico, es un dolor emocional, espiritual y psíquico que se nos clava en lo más profundo de nuestro alma, haciéndonos padecer un sufrimiento terrible que incluso nos puede conducir a una gran depresión, o un suicidio en algunos casos. ¿qué nos produce tal dolor?. A mi humilde entender ese dolor nos lo produce el amor, ¡Sí! No os quedéis extrañados, el amor por alguien es algo poderoso que va en escalas, cada cual más intensa y afectiva, es un vínculo que todo ser viviente tiene, siente y padece desde que nace hasta que muere y que puede ser igual de fuerte en diversos tipos, llámese familiar, de pareja o amistoso, incluso el que desprendemos a una mascota.

Diciendo todo esto ahora paso a explicarme y explicaros la cadena de unión más fuerte que existe y de mayor fragilidad en la tierra.

El primer eslabón es el de padres e hijos ¿Qué mayor dolor puede causar la muerte de los padres o de los hijos?, ¡Ninguno!, ese dolor debe ser horrible, y terrible aunque gracias a Dios yo no lo he sufrido, ni lo puedo imaginar, pues mis padres viven y de momento no tengo hijos. Pero viendo experiencias ajenas se puede suponer que no hay peor mal o daño.

En el segundo escalón están los hermanos y a continuación abuelos, tíos, primos, etc, aunque en muchos casos la amistad de un amigo o amiga pueda rebasar esas barreras de nuestro árbol genealógico y se coloque en un lugar privilegiado. El amor o la unión de la familia es la cadena más poderosa, pero lo más frágil a la vez, aunque como dicen, la sangre tira y colocaré a cada cual en su lugar.

En un grado inimaginable está el amor sentimental de una pareja, novia o esposa, muy distinto al de la familia aunque después sea partícipe de ésta, colaborando con la cadena de la vida, teniendo hijos conjuntamente y produciendo nuevamente otra cadena nueva (padres, hijos, abuelos, nietos, etc.).

¿Qué amor puede ser más maravilloso que el de una pareja de enamorados que cree viajar por el espacio lleno de felicidad? Pero… ¿y cuando se rompe ese amor o se pierde?, parece que te falta algo, que estas solo y ni tu familia te puede ayudar en esos momentos, es un dolor inimaginable aunque sea tan solo una ruptura, esa 4es la magia del amor y el dolor del desamor, en mi caso un dolor añadido pues tengo la obligación de decirle a mi futura pareja que he pasado por prisión y eso suponga un rechazo.

Todavía no ha llegado el momento, pero he de estar preparado porque me ha de llegar y puede causar estigma y dolor aunque lo comprenderé. Creo que lo más necesario ahora es saber siempre por dónde he pasado y las consecuencias que me puede causar, aun que lo más importante es que me daré cuenta de que esos vínculos familiares y amistosos que jamás me rechazaron estarán por siempre ahí y el amor vendrá solo a mi vida, y si es verdadero no me rechazará, ¡eso si!, siempre siendo sincero, sin ocultar nada, pues mi vida es así y he de aceptarla.

Mi homenaje hoy es para todos los que están, los que se han ido y los que llegarán. Abuelos, tíos amigos que ya no viven aunque siguen vivos dentro de mi corazón.

Aprovecho y dedico este artículo a la madre fallecida de un compañero de la Revista y del módulo, quiero reflejar mi pesar a él y a su familia. No creo que haya cosa peor que perder a un ser querido como una madre estando en prisión. Descanse en paz la madre de J.M.J.

Por Samoyedo