Archivo de la etiqueta: españa

UN MARTILLEO INCESANTE por I.G.G.

ob_449dbf_mariano-rajoy-web

En primer lugar, quería pedir disculpas, porque este escrito no tenga las estadísticas exactas, pues fue una noticia pillada al vuelo. Acababa de llegar de informática y me puse a ver la tele, el caso es que estaba compareciendo el Presidente del Gobierno, diciendo que la cúpula del Partido Popular, estaba siendo objeto de un “martilleo incesante” de acusaciones por corrupción.

Y aquí es donde empezaron a dar datos. Durante la legislatura del Sr. D. Mariano Rajoy había 150 casos abiertos sobre corrupción, 1166 detenidos y otros muchos datos que lamento no haber podido retener.

Pero lo que sí puedo dar es una respuesta a nuestro Presidente del Gobierno, desde mi punto de vista no existe un martilleo incesante en contra de la cúpula del PP sobre la corrupción Sr. Presidente, ese martilleo incesante que usted denuncia del que la cúpula de su partido está siendo objeto, es solo el grito del pueblo reclamando respuestas y, sobre todo, culpables, que como siempre se salen por la tangente.

Ah! Otra cosa Sr. Rajoy, ¿cuántos de esos 1166 detenidos están en prisión? Yo creo que no llega ni a 166, pero esa es solo mi humilde opinión frente al amplio abanico de sarta de mentiras que será contestado.

En fin Sr. Presidente, deje de defender tanto a la cúpula de su partido y ocúpese más del grito y el aliento del pueblo español que ya está más que harto de pagar a base de impuestos el martilleo incesante al que le tiene sometido todos los presuntos ladrones que se encuentran en la cúpula de su partido.

Por I.G.G.


UN CUENTO ETERNO por EL LOBO TXAPELA

rudolf-ernst-les-captives

Khalid camina firme hacia la jofaina, quiere lavarse antes de vestirse para continuar camino. Cerca del lugar donde el príncipe va a purificar su cuerpo, se encuentra posado en un viejo tronco, colocado ahí para tal menester, Afar su fiel halcón.

Este es un lugar de asustarse por el chapoteo del agua, mira a su amo con total aprobación, en posición de respeto, pero siempre ojo avizor.

Ella mira a su amado tumbada entre pieles y almohadas de gran precio, desnuda, recién visitada en todo su cuerpo, en formas y lugares impropios de una mujer de su tiempo, pero el sexo y el amor, el amor y el sexo son atemporales para una mujer inteligente como ella.

Inteligente hasta el punto de sabe que al hombre que se está ajustando su turbante y se va a ceñir su alfanje, no volverá a verlo jamás.

Las tropas árabes acaban de perder Al-Andalus, traicionadas por propios y ajenos, y ella, castellana, y él, caudillo Bereber, no volverán a retozar entre pieles de león y guepardo, ni a comer dulces dátiles bebiendo vino de las mejores cosechas de la península. A él, rey del desierto, solo le queda eso; un largo camino de arena a lomos de su caballo negro, un caballo alto, macizo en sus cuartos traseros, que corre por las dunas sin padecer, como si llevara herraduras de oro y alas bajo su silla de cuerpo y madera noble. A ella, reina de la belleza, solo la queda desandar un sendero de vergüenza y deshonra, y quizá, una hoguera a su medida llena de troncos de encina, avivada al principio con trocitos de sarmiento. De esta forma el amable olor de estas maderas ardiendo, se tornará nauseabundo después, haciendo que toda la comarca huela a carne humana quemada, o lo que es casi peor; a intolerancia, a equivocación, a ignorancia por los siglos de los siglos.

Antes de llegar a las naves que lo devolverán a su tierra navegando tristemente con el sabor de la derrota entre los labios, Khalid el grande atisba una columna de humo en la lejanía y se para, tira de la rienda, da la vuelta a su montura y comienza a adivinar en el cielo, en lugar de humo, la figura de su amor, y distingue su sonrisa, pero también distingue sus bellos ojos incapaces de contener dos lágrimas de diamante, tan brillantes como la empuñadura de su espada, y por último, observa una mano que se despide de él, agitándose lentamente a izquierda y derecha.

El emir desmonta, traga saliva y da una palmada en la grupa del noble animal para que este corra en dirección a la libertad. Agita el brazo que lleva forrado con un guante centenario provocando que Afar vuele a otras tierras donde haya paz y entendimiento, donde las razas y los pueblos puedan convivir sin importar el credo ni el color de la piel, donde unos y otros se regalen conocimientos y sabiduría, y donde aprecien la magia del mestizaje.

Khalid el grande desenvaina su arma y la hunde en sus entrañas con tanta fuerza que con un golpe basta, ahora no es Khalid el grande, ahora es Khalid el muerto, un muerto sin sentido, como los que todavía hoy en día abandonan este mundo víctimas o verdugos de las creencias más dispares, dispares pero compatibles.

Es mentira que más de seiscientos años después María siga ardiendo en el infierno, o que Khalid esté en el paraíso disfrutando de un harem de vírgenes, si así lo desea, seguro que ambos están juntos y felices en el otro mundo.

Por El Lobo Txapela


VUELO MORTAL por E.F.B.

Banderas-homenaje-accidente_aereo-Germanwings-victimas-Los_Alpes_MDSVID20150326_0173_7

Seguro que hay otros casos, pero a algunos, la condición de ser presos no nos hace insensibles ni, por supuesto, nos impide empatizar con los que sufren, pudiendo sentir el dolor ajeno.

Está claro que la tragedia aérea de los Alpes ha conmocionado (como antes lo hicieran otras= a muchas personas que pudieran sentirse reflejadas en cualquiera de los casos de cada una de las víctimas que viajaban en ese desgraciado avión.

El pueblo francés en su conjunto, y sus autoridades en particular, han demostrado una eficacia y un “saber hacer” en momentos tan críticos, que merecen el apoyo y el reconocimiento obtenido de la comunidad internacional.

Han sido víctimas que involuntariamente repartieron el dolor por un número importante de países, y cuyos familiares perdieron en ese vuelo maldito, buena parte de su integridad.

Cuando se produjo el suceso, las especulaciones permitían señalar (con la razonable duda) a un sinfín de circunstancias como las causantes de la magna catástrofe; sin embargo, una apresurada “caja negra” quería  despejar el doloroso ambiente de incertidumbre, como contraprestación a lo inhóspito, de un terreno en el que aquellas almas abandonaron sus cuerpos para siempre.

Los equipos de psicólogos que en todo momento apoyaron a las familias desplazadas al lugar de los hechos, también experimentarían un importante revés, cuando la fiscalía francesa informaba de los primeros resultados obtenidos en la investigación y que apuntaban a un posible acto voluntario por parte de uno de los pilotos que “había querido estrellar el avión”. Pero los protagonistas de tantas historias rotas ya nada podían aportar.

Por el contrario y en su representación, unos familiares desolados, dieron clara muestra de dignidad y entereza en su resignación.

Si al final (en unas hipotéticas conclusiones definitivas) resultase que las cosas sucedieron como las circunstancias parecen señalar, ¡digo yo!, que de poco serviría criminalizar el acto de alguien que ya no puede responder.

Se trataría de un caso con precedentes y de fatales consecuencias donde no cabe la retroactividad, ahora la pelota está en manos de los responsables de aviación civil que sin duda tomarán cartas en el asunto.

Adolescentes llenos de ilusiones, bebés en brazos de jóvenes madres, abuelos y abuelas, que disfrutaban de los suyos, hombres y mujeres a los que la muerte no dejó continuar para llegar al final del trayecto.

En definitiva, 150 víctimas mortales cuyas vidas se vieron truncadas en un bello paraje que ahora familiares y amigos tendrán que recordar con tristeza e incomprensión.

Y todo ello como consecuencia del posible acto de suicido extendido a otras 149 personas que tuvieron la desgracia de coincidir con el joven piloto en el día y hora de la decisión fatal.

Solo queda lugar para la pena y el dolor, sin que nada pueda reclamarse a quien con los demás desapareció para siempre.

Los componentes de Nómadas queremos mostrar nuestras sinceras condolencias a todos los familiares y amigos de los que ya no están en este Mundo, deseando además, que tengan un descanso eterno los 150 infortunados, sin excepción.

Por E.F.B.


LA AMISTAD MUERE SI NO SE CULTIVA por J.M.M.J.

imagenes-de-amistad-4

¡Tiene importancia hoy día la amistad!

¡Es un valor, une a las personas, es socialmente útil!.

Quien ve en la sociedad solamente egoísmo, utilitarismo, no tiene dudas y responde con plena convicción que no hay lugar para ella, y la considera un noble sentimiento de otros tiempos.

No quiero unirme a los panegiristas del pasado, con el futuro, y siempre insatisfechos con el presente.

El bien y el mal no son categorías para asignar una al pasado, y la otra al presente, constituyen la dialéctica de la vida y la elección que determina la calidad de nuestro comportamiento moral en todos los tiempos.

Aristóteles convencido de que “la buena voluntad puede volcarse también en personas desconocidas”. Por tanto, el amor alcanza su plenitud cuando se hace deber, superando su particularidad y carácter emocional.

Por consiguiente, el cumplimiento de la justicia pertenece a la naturaleza de la amistad.

Cicerón decía “es de capital importancia que el que es superior se considere igual que el inferior”.

Creo que una de las necesidades que satisface la amistad es la de tener alguien a quien hacer partícipe de nuestro interior. Por tanto, estoy convencido de que aunque alguien tuviera la posibilidad de contemplar desde lo alto del cielo la belleza del universo, no experimentaría ninguna alegría si le faltara una persona a quien comunicarla. Pienso que el odio y el amor tienen necesidad de ser comunicados para sentirse realizados.

Si se basa en lo útil, la amistad estará destinada a ser precaria como lo es la utilidad, “si amas al amigo/a no por lo que es, sino por lo útil y agradable, la amistad es caduca, porque lo útil y lo agradable cambian según las circunstancias”. Si falta el motivo por el que era amigo/a, muere también la amistad.

No tenemos necesidad de recurrir a un profeta acreditado para tener la certeza de que solo dejaremos de amarnos cuando termine nuestra existencia. La amistad no debería envejecer jamás y sí debería tener siempre el frescor del bien, el de la familia y el de tus hijas. No debería conocer desgaste y sí reforzarse con el paso de los años, por consiguiente, debe ejercitarse, o de lo contrario se atrofia.

Pienso que “aunque estas lejos de mi tengo presente tu ausencia”. La amistad no es un hecho físico, sino moral, la amistad no cultivada está condenada a terminar por muerte natural.

Cuando muere la amistad hay que saber soportar con dignidad su pérdida, si su fin es dramático, las peleas, los insultos, las acusaciones de responsabilidad, no la harán renacer, está claro, pero harán más amarga la decisión de su pérdida.

El corazón del hombre tiene reservas inagotables y puede hacer nacer otras amistades, tal vez más hermosas que la perdida.

Si pierdes una amistad, conserva su recuerdo pues con ella se va parte de ti.

Por J.M.M.J.


¿HASTA CUANDO? Por J.C.P.

envidia-de-los-otros

Envidia , odio, complejos, venganza y arbitrariedad. Creo que este es el orden que rige y fluye por las venas de un país llamado España. Sería muy fácil si cada uno se conformara con lo que tiene y ha podido conseguir a través de sus capacidades y esfuerzo, haberlo logrado, para sí mismo, y por sí mismo, sin pretender lo del vecino por ninguna razón.

Después de haber viajado mucho, y haber podido intercambiar opiniones con muchas otras culturas desde occidente hasta el lejano oriente podría confirmar, siempre bajo mi punto de vista, que el país donde se acumulan y entremezclan más todos los calificativos del principio de este texto es en España, siempre hablando de forma generalizada.

Este es un país en el que se respira envidia por lo que posee el vecino, y no solo me refiero a las cosas materiales. Un lugar muy adecuado para comprobar todo lo que digo es una prisión. Aquí cuentas en muy poco espacio con todos los elementos necesarios para poder comprobar lo que estoy explicando. Únicamente se necesitaría para corroborarlo científicamente poder realizar las encuestas necesarias a los distintos grupos de población que aquí convivimos, y estoy seguro que podría confirmar mis teorías o si mejor quieren, sospechas.

Contamos con una representación de la estructura del Estado, o sea el poder Ejecutivo, también contamos con representación del poder judicial (JVP), y por último con una muestra de diferentes sociedades, culturas y estratos sociales. El colectivo, bajo mi punto de vista, es perfecto ya que se pueden analizar los grupos de individuos que pertenecen a la sociedad española, se pueden analizar a los grupos de individuos de las diferentes nacionalidades y culturas que aquí conviven, y por último el comportamiento del poder legislativo y judicial respecto a cada grupo de individuos integrados en el colectivo de la prisión. De esta forma podríamos obtener una muestra representativa del comportamiento social en el cual se integran los diferentes individuos escogidos para el estudio y poder confirmar la teoría o sospecha de lo expuesto al principio del escrito.

Como quiera que va a ser del todo imposible encuestar a la dirección, el equipo técnico, los mandos intermedios e internos, así como la representación del poder judicial (JVP) existentes y necesarios para poder realizar el estudio con una base científica, será mejor que lo dejemos en una mera sospecha y mantengamos la caja de pandora cerrada de momento.

Aún así y todo me gustaría realizar una reflexión acerca del cáncer que correo a la sociedad española, la envidia, enfermedad que no la deja avanzar y, por supuesto, no lograr las metas de convivencia y paz social para poder vivir en armonía y la felicidad con lo que cada uno tiene, sin fijarse en lo del otro.

Envidia, “tristeza o pesar del bien ajeno”, también se puede definir como “emulación, deseo de algo que no se posee”. Si nos fijamos bien, la envidia genera tristeza y pesar, que unida al deseo nos lleva a tener complejos, seguido de odio hacia las personas que poseen lo que desean, y eso va unido a la frustración de no poder conseguirlo por sus propias aptitudes y esfuerzos, todo esto generará deseos de venganza, ansiedad y malos sentimientos y todo ello acabará en la más absoluta arbitrariedad a la hora de aplicar las leyes, los reglamentos, decisiones administrativas y demás elementos que componen el estado de derecho.

En el ámbito privado o personal, la frustración se convertirá en odio latente que a la menor oportunidad se tornará en agresividad hacia los demás, o hacia todo aquello a lo que acusarás de ser el culpable de tu fracaso.

Debido a todo lo anterior y para intentar calmar la frustración y el odio generado, los gobernantes crean programas públicos para contentar a la parte de población afectada. Muchas personas con la sola queja de que la sociedad no hace sino tratarle mal por la falta de oportunidades y con lo cual gastarán cantidades ingentes de energía en sus quejas, todas ellas derivadas de los sentimientos negativos que les generan sus pensamientos. El envidioso no hace sino envidiar “tener envidia es dolerse del bien ajeno” y ese dolor desencadena todo lo demás ¿no sería más sano esforzarse por conseguir lo que uno desea por sus propios medios?, sinceramente creo que sí, y también confirmarse con lo que uno pueda conseguir en base a sus capacidades y aptitudes. Claro está que los colectivos desfavorecidos de verdad, incapacitados por cualquier causa quedan al margen y además ya dije al principio que era un escrito generalista. Hay que olvidar el pasado, centrarse en lo que uno es y, sobre todo, olvidar el pasado, que lo pasado pasó, pero yo me pregunto ¿hasta cuándo? Seguirás envidiando…

Por J.C.P.


COMO LAS MARACAS DE MACHÍN por SAMOYEDO

MACHN_~1

Hoy voy a escribir a ritmo de salsa un artículo donde será mejor bailar, que acabar tomando algún fármaco, y es que hoy en día parece que todo está del revés. Comenzaré con la muerte del fiscal en Argentina, yo no sé en qué escuelas estudian los políticos, pero deben ser muy distintas a donde yo he estudiado, pues deben hacerles creer que todos los que no estamos en ese mundo somos gilipollas, máxime si creen o pretenden hacer creer que un fiscal que tiene que ir a declarar por la tapadera de un atentado se suicida un día antes. Lo peor de todo es que se creen que cuela, y lo dicen con una naturalidad fascinante al puro estilo de la mafia… fue un accidente.

Un accidente como el del encuentro de Zapatero con Pablo Iglesias ¡qué cosas!. Este hombre (Pablo Iglesias) se contradice hasta en el apellido y hace milagros. Resucita a un muerto políticamente hablando y nos lo vuelve a poner en el telediario para una buena ingesta de la comida del mediodía.

Medio día era la condena que quería que cumpliéramos la señora Botella en la cárcel, las noches no se contarían y serían tan solo los días… uno cada dos, ¡cuatro digo yo!, ¿entonces si te juzgan con 34 años tienes 17 judicialmente hablando para que te condenen? Serías menor, porque tiene que existir el principio de la proporcionalidad en toda la ley.

Ley que quiere imponer el Estado Islámico en todo el mundo, comenzando por España, pues perteneció a sus abuelos, ¡y digo yo! ¿por qué este señor no nos lo muestra en un vídeo, bailando una jota aragonesa?. Su abuela debía bailarlas muy bien cuando andaba por tierras de Aragón con su abuelo, fabricante de anís del mono, porque la Asturiana era de Don Pelayo y tenían competencia desleal y mal rollo entre ellos.

Podía dar el discurso con la copita en la mano, muy de costumbre hispana, aunque serían ellos quienes la trajeran a nuestra, su tierra. Tierra que se calienta con el calentamiento hueval de todos los mortales cuando vemos al pequeño Nicolás, a los supuestos hijos del Rey Juan Carlos I, la trama Gürtel, ERES de Andalucía, caso… (mejor me callo) y que el sol salga por Antequera, porque en este siglo el prozac se va a quedar corto.

Antes era complicado decirle a un niño lo de los Reyes Magos o ¿de dónde viene un bebé?, pero es que ahora hay que saber álgebra para poderles descifrar todo lo que sucede en el mundo y no se nos queden tontos. Mientras exista la Play Station los padres estáis a salvo, yo espero no tener que explicarlo ningún día, aunque lo correcto sería decir… el mundo está como las maracas de machín, ahora vas y lo cascas.

Bienaventurados los que entiendan a nuestros mandatarios porque ellos sí que tienen ganado el cielo o ciela, como diría Bibiana Aído.

Por Samoyedo.