Archivo de la etiqueta: españa

LA AMISTAD MUERE SI NO SE CULTIVA por J.M.M.J.

imagenes-de-amistad-4

¡Tiene importancia hoy día la amistad!

¡Es un valor, une a las personas, es socialmente útil!.

Quien ve en la sociedad solamente egoísmo, utilitarismo, no tiene dudas y responde con plena convicción que no hay lugar para ella, y la considera un noble sentimiento de otros tiempos.

No quiero unirme a los panegiristas del pasado, con el futuro, y siempre insatisfechos con el presente.

El bien y el mal no son categorías para asignar una al pasado, y la otra al presente, constituyen la dialéctica de la vida y la elección que determina la calidad de nuestro comportamiento moral en todos los tiempos.

Aristóteles convencido de que “la buena voluntad puede volcarse también en personas desconocidas”. Por tanto, el amor alcanza su plenitud cuando se hace deber, superando su particularidad y carácter emocional.

Por consiguiente, el cumplimiento de la justicia pertenece a la naturaleza de la amistad.

Cicerón decía “es de capital importancia que el que es superior se considere igual que el inferior”.

Creo que una de las necesidades que satisface la amistad es la de tener alguien a quien hacer partícipe de nuestro interior. Por tanto, estoy convencido de que aunque alguien tuviera la posibilidad de contemplar desde lo alto del cielo la belleza del universo, no experimentaría ninguna alegría si le faltara una persona a quien comunicarla. Pienso que el odio y el amor tienen necesidad de ser comunicados para sentirse realizados.

Si se basa en lo útil, la amistad estará destinada a ser precaria como lo es la utilidad, “si amas al amigo/a no por lo que es, sino por lo útil y agradable, la amistad es caduca, porque lo útil y lo agradable cambian según las circunstancias”. Si falta el motivo por el que era amigo/a, muere también la amistad.

No tenemos necesidad de recurrir a un profeta acreditado para tener la certeza de que solo dejaremos de amarnos cuando termine nuestra existencia. La amistad no debería envejecer jamás y sí debería tener siempre el frescor del bien, el de la familia y el de tus hijas. No debería conocer desgaste y sí reforzarse con el paso de los años, por consiguiente, debe ejercitarse, o de lo contrario se atrofia.

Pienso que “aunque estas lejos de mi tengo presente tu ausencia”. La amistad no es un hecho físico, sino moral, la amistad no cultivada está condenada a terminar por muerte natural.

Cuando muere la amistad hay que saber soportar con dignidad su pérdida, si su fin es dramático, las peleas, los insultos, las acusaciones de responsabilidad, no la harán renacer, está claro, pero harán más amarga la decisión de su pérdida.

El corazón del hombre tiene reservas inagotables y puede hacer nacer otras amistades, tal vez más hermosas que la perdida.

Si pierdes una amistad, conserva su recuerdo pues con ella se va parte de ti.

Por J.M.M.J.


¿HASTA CUANDO? Por J.C.P.

envidia-de-los-otros

Envidia , odio, complejos, venganza y arbitrariedad. Creo que este es el orden que rige y fluye por las venas de un país llamado España. Sería muy fácil si cada uno se conformara con lo que tiene y ha podido conseguir a través de sus capacidades y esfuerzo, haberlo logrado, para sí mismo, y por sí mismo, sin pretender lo del vecino por ninguna razón.

Después de haber viajado mucho, y haber podido intercambiar opiniones con muchas otras culturas desde occidente hasta el lejano oriente podría confirmar, siempre bajo mi punto de vista, que el país donde se acumulan y entremezclan más todos los calificativos del principio de este texto es en España, siempre hablando de forma generalizada.

Este es un país en el que se respira envidia por lo que posee el vecino, y no solo me refiero a las cosas materiales. Un lugar muy adecuado para comprobar todo lo que digo es una prisión. Aquí cuentas en muy poco espacio con todos los elementos necesarios para poder comprobar lo que estoy explicando. Únicamente se necesitaría para corroborarlo científicamente poder realizar las encuestas necesarias a los distintos grupos de población que aquí convivimos, y estoy seguro que podría confirmar mis teorías o si mejor quieren, sospechas.

Contamos con una representación de la estructura del Estado, o sea el poder Ejecutivo, también contamos con representación del poder judicial (JVP), y por último con una muestra de diferentes sociedades, culturas y estratos sociales. El colectivo, bajo mi punto de vista, es perfecto ya que se pueden analizar los grupos de individuos que pertenecen a la sociedad española, se pueden analizar a los grupos de individuos de las diferentes nacionalidades y culturas que aquí conviven, y por último el comportamiento del poder legislativo y judicial respecto a cada grupo de individuos integrados en el colectivo de la prisión. De esta forma podríamos obtener una muestra representativa del comportamiento social en el cual se integran los diferentes individuos escogidos para el estudio y poder confirmar la teoría o sospecha de lo expuesto al principio del escrito.

Como quiera que va a ser del todo imposible encuestar a la dirección, el equipo técnico, los mandos intermedios e internos, así como la representación del poder judicial (JVP) existentes y necesarios para poder realizar el estudio con una base científica, será mejor que lo dejemos en una mera sospecha y mantengamos la caja de pandora cerrada de momento.

Aún así y todo me gustaría realizar una reflexión acerca del cáncer que correo a la sociedad española, la envidia, enfermedad que no la deja avanzar y, por supuesto, no lograr las metas de convivencia y paz social para poder vivir en armonía y la felicidad con lo que cada uno tiene, sin fijarse en lo del otro.

Envidia, “tristeza o pesar del bien ajeno”, también se puede definir como “emulación, deseo de algo que no se posee”. Si nos fijamos bien, la envidia genera tristeza y pesar, que unida al deseo nos lleva a tener complejos, seguido de odio hacia las personas que poseen lo que desean, y eso va unido a la frustración de no poder conseguirlo por sus propias aptitudes y esfuerzos, todo esto generará deseos de venganza, ansiedad y malos sentimientos y todo ello acabará en la más absoluta arbitrariedad a la hora de aplicar las leyes, los reglamentos, decisiones administrativas y demás elementos que componen el estado de derecho.

En el ámbito privado o personal, la frustración se convertirá en odio latente que a la menor oportunidad se tornará en agresividad hacia los demás, o hacia todo aquello a lo que acusarás de ser el culpable de tu fracaso.

Debido a todo lo anterior y para intentar calmar la frustración y el odio generado, los gobernantes crean programas públicos para contentar a la parte de población afectada. Muchas personas con la sola queja de que la sociedad no hace sino tratarle mal por la falta de oportunidades y con lo cual gastarán cantidades ingentes de energía en sus quejas, todas ellas derivadas de los sentimientos negativos que les generan sus pensamientos. El envidioso no hace sino envidiar “tener envidia es dolerse del bien ajeno” y ese dolor desencadena todo lo demás ¿no sería más sano esforzarse por conseguir lo que uno desea por sus propios medios?, sinceramente creo que sí, y también confirmarse con lo que uno pueda conseguir en base a sus capacidades y aptitudes. Claro está que los colectivos desfavorecidos de verdad, incapacitados por cualquier causa quedan al margen y además ya dije al principio que era un escrito generalista. Hay que olvidar el pasado, centrarse en lo que uno es y, sobre todo, olvidar el pasado, que lo pasado pasó, pero yo me pregunto ¿hasta cuándo? Seguirás envidiando…

Por J.C.P.


COMO LAS MARACAS DE MACHÍN por SAMOYEDO

MACHN_~1

Hoy voy a escribir a ritmo de salsa un artículo donde será mejor bailar, que acabar tomando algún fármaco, y es que hoy en día parece que todo está del revés. Comenzaré con la muerte del fiscal en Argentina, yo no sé en qué escuelas estudian los políticos, pero deben ser muy distintas a donde yo he estudiado, pues deben hacerles creer que todos los que no estamos en ese mundo somos gilipollas, máxime si creen o pretenden hacer creer que un fiscal que tiene que ir a declarar por la tapadera de un atentado se suicida un día antes. Lo peor de todo es que se creen que cuela, y lo dicen con una naturalidad fascinante al puro estilo de la mafia… fue un accidente.

Un accidente como el del encuentro de Zapatero con Pablo Iglesias ¡qué cosas!. Este hombre (Pablo Iglesias) se contradice hasta en el apellido y hace milagros. Resucita a un muerto políticamente hablando y nos lo vuelve a poner en el telediario para una buena ingesta de la comida del mediodía.

Medio día era la condena que quería que cumpliéramos la señora Botella en la cárcel, las noches no se contarían y serían tan solo los días… uno cada dos, ¡cuatro digo yo!, ¿entonces si te juzgan con 34 años tienes 17 judicialmente hablando para que te condenen? Serías menor, porque tiene que existir el principio de la proporcionalidad en toda la ley.

Ley que quiere imponer el Estado Islámico en todo el mundo, comenzando por España, pues perteneció a sus abuelos, ¡y digo yo! ¿por qué este señor no nos lo muestra en un vídeo, bailando una jota aragonesa?. Su abuela debía bailarlas muy bien cuando andaba por tierras de Aragón con su abuelo, fabricante de anís del mono, porque la Asturiana era de Don Pelayo y tenían competencia desleal y mal rollo entre ellos.

Podía dar el discurso con la copita en la mano, muy de costumbre hispana, aunque serían ellos quienes la trajeran a nuestra, su tierra. Tierra que se calienta con el calentamiento hueval de todos los mortales cuando vemos al pequeño Nicolás, a los supuestos hijos del Rey Juan Carlos I, la trama Gürtel, ERES de Andalucía, caso… (mejor me callo) y que el sol salga por Antequera, porque en este siglo el prozac se va a quedar corto.

Antes era complicado decirle a un niño lo de los Reyes Magos o ¿de dónde viene un bebé?, pero es que ahora hay que saber álgebra para poderles descifrar todo lo que sucede en el mundo y no se nos queden tontos. Mientras exista la Play Station los padres estáis a salvo, yo espero no tener que explicarlo ningún día, aunque lo correcto sería decir… el mundo está como las maracas de machín, ahora vas y lo cascas.

Bienaventurados los que entiendan a nuestros mandatarios porque ellos sí que tienen ganado el cielo o ciela, como diría Bibiana Aído.

Por Samoyedo.


NO CAMBIAMOS, GÉNETICA?, SOCIEDAD?, VALORES? por J.C.P.

dibujo20120916-miguel_unamuno

El otro día leyendo un suplemento del periódico El País, me llamó la atención un texto de Miguel de Unamuno del año 1894 sobre un ensayo de varios de los que el autor había escrito. En concreto ese versaba sobre la situación política y social de la España de 1894.

No sabría qué decir, o como calificar a Unamuno, si como genial escritor, o como ser adivino. A continuación reproduzco el texto sin haber cambiado del mismo ni una coma:

Atraviesa la sociedad española honda crisis. Nos gobiernan, ya la voluntariedad del arranque, ya el abandono fatalista. Perpetúese el férreo peso de la ley social de bien parecer y de las mentiras a que se doblegan, por mucho se encabriten, los individuos que sin aquella, sienten falta de tierra en la que asentar el pie.

A la sombra de individualismo egoísta y excluyente acompaña la falta de personalidad. En esta sociedad compuesta de camarillas que se aborrecen sin conocerse, es desconsolador el atomismo salvaje del que no se sabe salir si no es para organizarse con comités, comisiones, subcomisiones y otras zarandajas.

Extiéndese y se dilata por toda nuestra sociedad una enorme monotonía que se resuelve en atonía, uniformidad mate, ingente ramplonería. Todo por empeñarse en disociar lo asociado y formular lo informulable.

Es cada día mayor la ignorancia. Sobre esta miseria espiritual se extiende el pólipo político. En una politiquilla al menudeo suplanta la ingeniosidad al saber sólido. La pequeñez de la política extiende su virus por todas las demás expansiones del alma nacional. Los viejos partidos, amojamados en su ordenamiento de corteza, se arrastran desecados. Sudan los más populares por organizar almas hueras de ideas, hacer formas donde no hay sustancia, cohesionar átomos incoherentes y nos recetan dieta.

En España, el pueblo es masa electoral y contribuible. Todo aquí es cerrado y estrecho, de lo que nos ofrece típico ejemplo la prensa periódica, es esta una balsa de agua encharcada, vive de sí misma. En cada redacción se tiene presente, no al público, sino a las demás redacciones. Los periodistas escriben unos para otros, no conocen al público ni creen en él. Estúdiese la prensa con sus flaquezas todas, y se verá fiel trasunto de nuestra sociedad.

Fue cumpliéndose la europeización de España, pero trabajosamente. Tuvimos nuestras contiendas civiles, llegó luego el esfuerzo del 68 y el 74, y pasado él hemos caído rendidos, en pleno colapso. En tanto, reaparece la Inquisición, nunca domada, a despecho de la libertad oficial. Es un espectáculo deprimente el estado mental y moral de nuestra sociedad. Es una pobre conciencia colectiva homogénea y rasa. Pesa sobre nosotros una atmósfera de bochorno; debajo de una costra de gravedad formal se extiende una ramplonería comprimida, una enorme trivialidad y vulgachería. No hay corrientes vivas internas en nuestra vida intelectual y moral; esto es un pantano de agua estancada, no corriente de manantial. Alguna que otra pedrada agita su superficie, y a lo sumo revuelve el légamo del fondo y enturbia con fango. Bajo una atmósfera soporífera se extiende un páramo espiritual de una aridez que espanta. Y no es nuestro mal tanto la pobreza cuanto el empeño de aparentar lo que no hay. ¡Y mucho cuidado con decir la verdad! Al que la declare sin ambages ni rodeos, acúsanle de pesimismo. Quieren mantener la ridícula comedia de un pueblo que finge engañarse respecto a su estado.

He aquí la palabra terrible: no hay juventud. Habrá jóvenes, pero juventud falta. Y es que la tienen comprimida. ¿Es que se sabe distinguir el brote nuevo? Se ha ejercido con implacable saña la tarea de despachurrar a los retoños tiernos, sin discernir el tierno tallo de la broza, y no se han tocado los tumores y excrecencias de las viejas encinas ungidas e intangibles. ¡Cuántos jóvenes muertos en flor en esta sociedad que sólo ve lo hecho, ciega para lo que se está haciendo! ¡Muertos todos los que no se han alistado en alguna de las masonerías, la blanca, la negra, la gris, la roja, la azul!… Los jóvenes tardan en dejar el arrimo de las faldas maternas, en separarse de la placenta familiar. Para escapar a la eliminación ponen en juego sus facultades camaleónicas hasta tomar el color del fondo ambiente. Las fuerzas más frescas y juveniles se agotan en establecerse, en la lucha por el destino. Se ahoga a la juventud sin comprenderla”.


SÍ SE PUEDE por J.M.B.D.

untitled

El pasado 27 de noviembre, en la sección de Cartas al Director del diario El País salió publicada, y elegida como carta destacada por el propio diario, una reflexión que por su fuerza y mensaje de esperanza creo que es merecedora de ser “retuiteada” y, de esta forma, expandida para que su contenido sirva a todos los que ahora mismo se estarán debatiendo entre la impotencia de verse sumidos en un particular pozo de angustia y la cada vez más débil esperanza de creer en el mensaje de que sí se puede, frente a los que ya tiraron la toalla y se han abandonado a la suerte de subsistir de los despojos de nuestro cada vez más recortado sistema de protección social.

Bajo el título de NUNCA ME LO CREÍ, Norah Piñeiro desde Barcelona nos dice lo siguiente:

“Después de un año y medio, con más de 547 días y sus infinitas horas, he conseguido un trabajo decente, con un contrato que cumple con las leyes morales y en una institución que, como mínimo, puedo admirar.

Sin recursos, subsidio o paro, estuve vagando por la Barcelona más áspera, de empresa en empresas, presentándome a interminables procesos de selección, siendo escrutada hasta la médula por impávidos agentes llamados especialistas en recursos humanos, registrándome a todos los portales de empleo, apuntándome a casi todos los talleres de reinvención profesional, dando de alta todas las alertas de empleo que encajaban conmigo en la provincia, hablando con cientos de personas que me decían que tal vez podrían mover mi currículo en su empresa.

Me alejé de mi familia, abrumada por mi reiterada imposibilidad de conseguir un puesto que me permitiese subsistir de modo autónomo. Mi pareja, a la que conocí y con quien compartí mi descubrimiento de esta gloriosa ciudad, no pudo soportar cómo me sumí en la tristeza.

Quería compartir mi experiencia para que alguien más sepa que todo se acaba, que todos los infiernos tienen fin. Yo me resquebrajé por dentro por sentirme inútil.

Pero nunca me lo creí. A pesar de lo que nos hacen creer.

He vuelto a la superficie”

(Norah Piñeiro, Barcelona).

Desde la sombra de una prisión y con parecidos fantasmas que sobrevuelan nuestras cabezas respecto de un futuro incierto, son muchos los que como Norah tiemblan de desesperación y dan por perdida una batalla que aún no ha comenzado: la de su reintegración social en general y la de hacerlo a través de un trabajo honrado, tan difícil de encontrar, en particular.

Pero la constancia, la fe en nosotros mismos y las ganas de volver a la vida harán sin duda todos veamos finalizar nuestro infierno particular. Que nadie se rinda, que cada uno se agarre a esa tabla de salvación que son la familia y los amigos y quien crea que los ha perdido o los perdió antes de entrar aquí, que les llame, acudid a ellos, porque os sorprenderá su capacidad de perdonar y sus ganas de ayudaros. No estáis solos.

Haced como Norah, no os lo creáis y veréis que sí se puede.

Por J.M.B.D.

 


NUEVOS TIEMPOS por J.L.I.C.

españistan3

País es el nuestro

De políticas oscuras

Y fuerzas titánicas

Donde no luce el sol;

País, de nieblas,

Penurias y escasez;

De pobres desesperados.

Las brumas

Acarician al desfavorecido,

La gula y regocijo

Patrimonio del poderoso,

Ansioso e insalubre.

Las lenguas protestan

Ya disconformes

De promesas y engaños.

Rugen los estómagos vacíos,

Los sin techo

Y las calderas coléricas

Están ya al rojo vivo.

Tiempos son

Que paguen tributo

Los que la ilusión,

Los sueños y la bolsa

Roban al pueblo,

Al que pasa hambre y frío.

Por J.L.I.C.


GRITO A LA HONRADEZ por J.L.I.C.

imagen

¡Pablo, Pablo, Pablo…!

La que has liado.

El pobre grita tu nombre,

La clase media

Y los de derechas, desencantados,

Como el de un heroico soldado.

Pánico y terror has sembrado

Entre las “castas”

Que, desde siempre,

El poder han regentado.

Dice la derecha:

“¡Viene el diablo!”

Y con la izquierda

Ten mucho cuidado;

No tardarán mucho

En echarte el lazo.

Se fiel, digno y honrado,

A los que te votarán y,

A los que te han votado,

Que los escaños

No son regalo.

Limpia las cloacas

Del Estado;

Trabajo al obrero y,

Fin a los desahucios,

Que bien se merece España

Un líder y,

Un gobierno honrado.

Por J.L.I.C.


PARODIA A MIS LIBROS FAVORITOS por SAMOYEDO

love-books

La isla del tesoro.

Hace muchos años Stevenson escribió, entre otros, La Isla del Tesorero. Uno de mis libros favoritos y que ahora veo que profetizó  con él. Stevenson se refería proféticamente y metafóricamente a España y su tesoro público que innumerables piratas desvalijan.

En un galeón llamado Generalitat navegaba Jordi Pujol junto a su estirpe y saquearon durante treinta años a este maravilloso país para esconder ese gran tesoro en Port Andorra, Islas Caimán, y otras islas manejadas por piratas como Flynn o Barba roja.

El temible Pujol abordó el galeón de la Sagrada Familia y fue capturado, en su interrogatorio él se defendió diciendo que España les robó a ellos y a los países catalanes, pero más allá de tal ultraje y manipulación estaban presentes sus súbditos y engañado pueblo, prisionero de la palabra de un líder que se confundió de libro y debía estar en el Rey Midas.

Peter Pan.

En el País de Nunca Jamás o actualmente Andalucía, se mentía más que se hablaba y de ahí su enorme “nunca jamás robaremos dinero del contribuyente”, ¡por favor!. Con el dinero de los más desfavorecidos se enriquecían el Capitán Garfio y toda su junta, cogían dinero a mansalva y hacía creer que creaban barcos mercantes que daban trabajo, conseguían esquivar al temible cocodrilo, peor por allí estaba Campanilla, llamada Jueza Alaya, que velaba por sacar a la luz este entramado de los eres.

Miguel Strogoff

El gran correo del Zar Juan Carlos I fue enviado por este para llevar una carta al juez castro que se hallaba en la Siberia Mallorquina y contenía gran información sobre el caso Noos, donde su yerno uno su influencia para destronarlo. El correo del Zar corrió como un valiente al servicio de su Zar, pero quisieron cegarlo por medio del Jefe y Fiscal tártaro. Tras un duro viaje Miguel consiguió llevar el mensaje al juez castro, pronto sabremos cómo acabará esta historia y comenzaremos la del Principito, pero eso será otro día…

El Cid Campeador.

Allá por tierras levantinas un héroe muerto a lomos de su caballo Babieca y con su espada Tizona logró hacer huir a los moros y ganar una batalla. De poco sirvió eso, pues todo lo ganado en esa tierra donde había una Barraca se lo llevaron los Gurtel, un pueblo recién creado con grandes cabezas pensantes y bastante poder.

Ese pueblo tejió una tela de araña inmensa, que ni siquiera Spiderman hubiera podido hacer, era mucho más grande de la de sus vecinos de Marbella.

Pudiera contar con más libros, pero me extendería. Al final Lope de Vega será el que lleve razón y España se vuelva una Fuenteovejuna algún día. Seguiremos contando historias de la literatura, que a mi por lo menos me fascina. En la próxima edición, el Principito y los Tres Cerditos.

Por Samoyedo


ESPAÑA A MEDIAS por J.L.I.C.

pais_de_pandereta_4407_645x

Media España desocupada;

España entera rebosante,

De corrupción, paro y hambre.

¿Media España decís?

Más creo yo que son más;

Hombres, mujeres y niños

Y ancianos mendigan

Por un pedazo de pan

¿Media España desocupada?

Creo yo, son más

Más otros tantos presos

Que por no cumplir las normas

De las que imponen

Los que a manos llenas roban

Y cometen tropelías y excesos;

Sí, presos;

Bien digo;

Qué delito cometieron

Para que su familia comiese

Y desahucio y con pies descalzos

A la calle no les llevase.

El pueblo llora

Y se muere de hambre

Mientras las Castas del Poder.

Se enriquecen

Con nuestro sudor y sangre.

¿Que España crece?

¿Qué España va bien?

No se rían del Pueblo,

Que eso, no está bien.

Por J.L.I.C.