Archivo de la etiqueta: esperanza

PENSAMIENTOS DE VIDA por A.H.D.L. (Colaboración C.P. Villanubla)

images

A pesar de tantos inconsolables e interminables años de estar privado de libertad, hoy más que nunca pienso, la libertad es un estado interior, esta reflexión me motivo a crear dos frases:

“No existen muros, barrotes o alambradas que pueda arrebatar nuestra libertad interior”.

“Pueden hacer prisionero tu cuerpo, pero jamás tus sentimientos, tus sueños y esperanzas”.

Escribió Elena Wolf: “no hay cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. Quiero compartir con mis lectores y compañeros de Nómadas una correspondencia persona que ha sido enviada por un fiel e incondicional amiga que me alentó para “no rendirme” en mis peores momentos.

Es un viejo poema escrito por Walt Whitman escritor y poeta norteamericano en el siglo XIX pero sus palabras son de una evidente vigencia actual, futura y de eterna sabiduría de vida:

 

No te rindas, aun estás a tiempo

De alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras,

Enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

Continuar el viaje, perseguir tus sueños

Destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frio queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda,

Y se calle el viento, aun hay fuego en tu alma, aun hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,

Porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas, quitar los cerrojos,

Abandonar las murallas que te protegieron,

Vivir la vida y aceptar el reto, recuperar la risa, ensayar el canto,

Bajar la guardia y extender las manos,

Desplegar las alas e intentar de nuevo,

Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frio queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga,

Y se calle el viento, aun hay fuego en tu alma, aun hay vida en tus sueños.

Porque cada día es comienzo nuevo.

Porque esta es la hora y el mejor momento,

Porque no estás solo, porque yo, te quiero.

A.H.D.L.


FRASES PARA REFLEXIONAR por A.H.D.L. (Colaboración desde C.P. Villanubla)

antropologia filo

A los fieles seguidores de Nómadas, deseo manifestar que llevo cinco años en cautiverio, a mis 72 años (y medio) considero que después de los 70 deberíamos festejar y dar gracias a Dios cada 6 meses. No quiero perder el juicio o arraigar el rencor en mi mente. Estoy viviendo una condición humana sin ningún sentido, cargada de desesperación, frustración, impotencia y vacío.

No deseo darle la espalda a la vida porque ella no es culpable, En toda nuestra vida convivimos con muchas contrariedades, pero también se comparten el amor, el abrazar y la amistad. Reconozco que mi generación está en retirada y la de mis hijos/as y jóvenes lectores en un continuo avance, por estas razones continuo deseoso de publicar en el Blog frases de advertencias o sanos consejos, y compartir mi “añejo saber de vida”, con los lectores de habla hispana en todo el mundo.

Escribiendo estas líneas surge en mis pensamientos una frase en relación a lo antes dicho: “del vacío dejado por algún suceso desafortunado, puede surgir una gran oportunidad”. Mencionando “oportunidad”, es la mía para agradecer al director y a la directiva de Nómadas por continuar publicando mis pensamientos, con una inmensa afectividad. A.H.D.L.

No se debe pronosticar o jurar que te comportarás de manera formal el resto de tu vida.

Solo muy desquiciado o ante una crisis grave, evaluamos lo que se pudo haber evitado.

Hay gente caprichosa que no reconocen sus carencias, pero sermonea la de los demás.

Prudencia y calma, la rapidez en una decisión, te puede precipitar a un gran abismo.

En la vida hay instantes que deseamos regresar atrás. Ante los fracasos o la agonía.

Rectificar es de sabios, solo los torpes o necios, no modifican sus actos o conductas.

Si alguien señala tus defectos constantemente, es que te envidia inconscientemente.

No hay ruta sin un cruce de caminos, está en ti decidir, por dónde tú quieres transitar.

La gente es más proclive de entusiasmarse con milagros, que utilizar el sentido común.

Cuando te enamoras estás en un estado de ensoñación, que anula el razonar con lógica.

Tiempo y vida están sujetos a cambios, tu idea fija de hoy, puede no ser la de mañana.

La soledad es la causa letal de cuerpo y mente, debes salir y abrazar la vida y la libertad.

El que no comprende una mirada o una sonrisa, tampoco entenderá un buen gesto de amor.

Por tratar de seducir y con falsa adulación se puede engañar en la amistad y en el amor.

Para ser feliz no es necesario hallar un lugar.  Tú debes hacer preciso cualquier lugar.

No hacer mal uso de tus conocimientos para manipular a los demás en beneficio propio.

La polémica y los gritos rara vez proporcionan soluciones duraderas a los conflictos.

Hoy se vive obsesionado con cosas materiales y dejamos de lado valores esenciales.

Una sana actitud con tu hijo: dejarlo libre y que el desarrolle su propia capacidad.

Mirar el pasado siempre es necesario y rescatar del olvido un feliz momento vivido.  

A.H.D.L.


VIENE GENTE por E.F.B.

europa-300000

El espectáculo de 2015 está protagonizado, sobre todo por sirios, que huyen de su país y de la bestia negra de una guerra, dirigida por desalmados genocidas que parecen ignorar lo que, en un conflicto bélico, significa la población civil. Lejos de respetarla y mantenerla al margen de la contienda que debería ser en exclusiva militar, el pueblo de Siria está siendo masacrado en el holocausto  más terrible del joven siglo XXI.

Al otro lado del escenario, los actores principales son poderosos gobernantes de la comunidad internacional, que ven como la vieja Europa (revestida de moderna) puede perder el control. Es como el juego tonto de la pelota que nadie quiere tener, con la particularidad de que se trata de personas desesperadas a las que, solo la muerte es capaz de frenar.

Sin embargo, aunque algo tarde, los cabecillas europeos han decidido realizar un reparto de refugiados por distintos países de la Unión. Pero es motivo de vergüenza, que dicha iniciativa, no tuviese un origen genuino en los despachos, y sí partiese de la calle en forma de grito popular. Una vez más para la historia, el pueblo alecciona a los que se supone instruidos para gobernar.

Este sería un momento propicio para que nuestros representantes institucionales demostrasen talla política, proporcional a la grave situación que supone este éxodo de los que legítimamente huyen del terror. Lo que pasa es que afloran torpes-insensibles (mala combinación), que, en lugar de empujar el carro del auxilio humanitario, se dedican a poner piedras en el camino de la libertad.

No es de recibo que se lance ningún tipo de alerta pública en el sentido de que entre las gentes que buscan refugio, pueda o no haber terroristas entrando en Europa con intenciones de matar. Porque no es momento de sembrar más inquietudes, sino de curar a los heridos, quitarles el hambre y allá donde estén a salvo, permitirles descansar. Las cuestiones de seguridad, ya se andarán.

¡A ver si empezamos a medir con una sola vara!, está visto que los grandes males que afectan a la tierra son el grupo de una doble moral contagiosa que antepone materiales a la razón, y poder a humanidad.

lainfo.es-40448-refugiados-sirios

Claro que se pueden colar yihadistas entre los que buscan auxilio, pero… ¡da lo mismo!, si en cualquier caso ya están entre nosotros. ¡O a caso no sabéis de nadie que desde los despachos europeos negocien con las mismas armas que luego nos habrán de matar?. ¡Basta ya de hipocresías!, basta ya de insultos y de engaños ilimitados que atentan contra la lógica y la razón, porque esa es otra forma de terror.

La Comunidad Internacional brilla por su ineptitud ante esta crisis, o lo que sería peor, es el cooperador necesario en este grave crimen contra la humanidad.

Para qué tantos convenios, leyes, reglamentos que por no ser aplicados no sirven para nada. Para qué anteriores guerras que deberían sentar el precedente de lo que no tiene que ser. Para qué tantas horas en despachos impecables con sueldos públicos, si luego tienen que ser el pueblo el que abra sus casas y tome la iniciativa de aliviar el dolor.

¿Hay algún culpable entre los poderosos?… ¡no claro!.

Sé que me voy un poco del hilo y en absoluto es comparable, pero me viene al recuerdo un crimen literario muy antiguo en el que la víctima no fue asesinada por nadie, fue un pueblo, ¡Fuenteovejuna mató al gobernador!

Por E.F.B.


SIN TREGUA NI CUARTEL (NO SURRENDER) por F.J.L.M.

mountain-climbing-e1360956819790

Me resulta curioso notar como, de forma totalmente inconsciente y a medida que se acerca el fin de curso, tiendo a hacer balance del año que acaba, rigiéndome más por el calendario académico que por el natural, a pensar del tiempo trascurrido desde que finalicé los estudios. Además, debo admitir que últimamente ando un poco como el clima y llevo unos días con la cabeza algo redolera porque muchos de mis pensamientos (y también muchos recuerdos) chocan frontalmente con algunas situaciones que suceden a mi alrededor y con otras cuestiones que escucho y leo.

Sin entrar en detalles, esas cosas a las que me refiero tienen como rasgos comunes una terrible sobredosis de conformismo, un preocupante exceso de apatía y una desidia irritante. Antes de continuar vaya por delante que todo cuanto aquí exprese no tiene nada que ver con el “domicilio habitual” del que hoy disfruto. Diría exactamente lo mismo desde mi casa que está en Madrid o perdido en un arrabal de Pernambuco.

El conformismo, la apatía y la desidia indefectiblemente llevan a que una persona se abandone, se rinda, se abstenga de hacer planes, anule toda capacidad para ilusionarse y directamente meta en el congelador cualquier atisbo de pasión que pueda sentir. En resumidas cuentas, la idea es que tal y como están tanto la vida, como el mundo que nos rodea, es mejor y más conveniente dar una tregua a nuestras emociones y mantener a raya nuestros sentimientos ya que “total, ¿para qué?, dejarse llevar no sirve para nada más que generar frustraciones y provocar desengaños”.

Mi primera reacción ante semejante planteamiento solo puede ser (aunque no lo diga y guarde un prudentísimo silencio) directamente pensar: “ni de coña! ¿pero que me estás contando?”. A continuación, y antes de manifestar mi total desacuerdo, haré un esfuerzo por ordenar mis ideas, reflexionar sobre mis argumentos para defenderlas, elegir cuidadosamente mis palabras para exponerlas y tener a mano a algunas experiencias prácticas de lo que manifiesto y sean vividas en primera persona o relatadas por terceros. Con mayor o menor fortuna, eso es exactamente lo que he hecho.

Actualmente tengo la suerte de compartir muchas horas al día con alguien que, cada vez que vuelve de pasar unos días con su chica, sus hijos y su gente, está más convencido de que la vida no solo sigue adelante sino que está llena de oportunidades y ofertas hacia las que no tenemos más que lanzarnos para hacerlas nuestras. Y como puedo asegurar que esta persona no se caracteriza precisamente por su ligereza de ánimo ni por su falta de criterio para enfrentarse a la vida, me creo todo lo que cuenta tanto como me motiva.

Puedo aportar también alguna experiencia personal. Mi caso es el uno de esos que estando frente a un mostrador de facturación un día cualquiera de julio de 1996, cambió a última hora el vuelo que iba a tomar por otro que, aunque despegaría tres horas más tarde, aterrizaría más cerca de su destino final. Aquel avión al que decidí no subirme explotó sobre el océano Atlántico a los cuarenta minutos de despegar. Pero mi vida siguió adelante. Al igual que lo hizo unos años más tarde, cuando vivía con Amaya en el quinto piso de la calle Téllez número 30. Un once de Marzo, mientras ella se duchaba, yo me desperté por el estruendo que causó la puerta de un vagón de tren entrando por la ventana del salón del vecino del tercero.

No es cuestión de perderse en las batallitas del abuelo, lo importante es que aquí sigo, con cuerda para rato y más ganas que ayer aunque menos que mañana. Porque entre lo vivido, lo que me cuentan, lo que veo y lo que me imagino solo soy capaz de llegar a la conclusión fundamental: no es que la vida sea bella, es que la vida ES COJONUDA (y dicho sea de paso, incluso desde donde escribo lo es) y no debemos permitirnos nada inferior a vivirla SIN TREGUA NI CUARTEL.

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, “tregua” tiene como segunda acepción “intermisión, descanso”, “dar cuartel” significa “suspenderse o templarse mucho por algún tiempo” y por último “sin cuartel” equivale a “guerra a muerte”. Me alegra poder decir que esta vez el texto de la RAE no me ha resultado trapacero, regalándome tres definiciones tan perfectas y ajustadas al objeto de m consulta. No hay que añadir más.

Para terminar, permítaseme la licencia de hacerlo con dos breves alusiones para quienes en ellas se puedan y/o quieran identificar. La primera de ellas es para los míos (y también los no tan míos). A ellos solo puede decirles que, aunque yo sepa vivir de otras maneras, mi elección es la de hacerlo arrebatado y convencido de que pensar, soñar, imaginar, desea, ilusionarse y amar es una fantástica manera de pasar por el mundo.

La segunda es para ti que me piensas, te ocupas, y preocupas por mí, incluso mucho más de lo que ante ti misma nunca admitirás, precisamente a ti quiero decir que lo único que me apetece esnifar es cada poro de tu piel y que de lo único que quiero ponerme hasta las cejas es de tu olor y tu risa. Puedes tener bien claro que el hecho de no poder hacerlo ahora, ni que probablemente lo haga nunca, no empobrece ni un ápice la sensación de saberte tan cerca que me basta soñarte o imaginarte para sentirme en paz y completo cada día.

Por F.J.L.M.


ALGO BRILLA por F.I. (colaboración desde C.P. Villanubla)

a4faecae0b-300x225

Sobre una playa de los olvidos

Hay conchas de recuerdos

Desperdigadas.

Restos de los años gastados,

De las palabras y de las caricias

Dibujadas en la arena,

Que las olas han borrado.

Pero algo brilla en el horizonte

De la duda y del dolor,

Algo ilumina la región oscura

Del alma,

La fe la esperanza

Y el amor


¿QUÉ ES REALMENTE LA LIBERTAD? Por SAMOYEDO

205561libertad

La libertad es una derecho fundamental del ser humano ¿pero sabemos realmente lo que significa?. Algunas personas piensan que estar en un centro penitenciario es estar privado de libertad, aunque para mi punto de vista es una equivocación tremenda. Voy a expresar mi punto de vista sobre lo que es y no es la libertad.

Primeramente, comenzaré por lo que yo entiendo que no es tener libertad o no ser libre. Trabajar largas horas con un salario ridículo y pudiendo ver a la familia poco tiempo al día porque hay que comer, pagar gastos, colegio, hipoteca, etc. eso es no tener libertad. Estar oprimido en países dictatoriales, guerras, pobreza, sin recursos alimenticios o falta de agua, eso es no tener libertad. No poder expresar lo que sientes y, sobre todo, cuando pierdes tu personalidad y no puedes ser tú mismo por una dependencia del tipo que sea, alcohol, drogas, ludopatía o una enfermedad, aunque este caso es muy personal y delicado.

Cualquier mera obsesión por algo no te deja ser libre de verdad, por eso mismo digo que la libertad es una palabra muy amplia y extensa porque solo con pensar, leer, imaginar, ya te sientes libre. Prestando ayuda, dando amor a tus semejantes, escuchar y querer a familiares, amigos, novia o novio.

Libertad es sentirse realmente feliz sin ninguna carga en cualquier lugar, con las personas, animales o cosas que te hacen feliz y eres libre para hacerlas. Leer este humilde artículo es libertad, otra cosa es que te guste o no, pero lo hemos hecho libremente porque hemos querido.

Yo siento la libertad cada vez que amanece y veo la sierra de Guadarrama, el cielo, las águilas, halcones y cigüeñas que por aquí vuelan, da igual donde me encuentre porque no veo rejas, ni pabellones, ni muros. Veo la vida y me da igual donde me encuentre porque estoy libre de acosos, presiones, deudas, etc. Tengo algunas obligaciones que realizar y son a mi plena elección, yo elijo lo que quiero hacer: teatro, revista, lectura, desarrollo personal, etc. que con buen grado realizo, aparte de la higiene personal, la ropa que quiero ponerme y tener mi celda limpia, ya que es mi vivienda, lugar de escritura y pensamientos. Ser libre de corazón y de mente es primordial, poder ver a tus seres queridos, escribirles, llamarlos por teléfono, recibir una carta de todos ellos o su visita cada domingo para mi es libertad. Cada día pienso que hay gente con menos libertad que yo en la calle (exceptuando los que están en aislamiento), aunque ¿quién puede saber si se sienten libres?.

Quizá como en cada artículo o letra que escribo deseo plasmar una positividad que yo tengo y quisiera contagiar, porque no hay peor castigo que el de no ser feliz o sentirte realizado. No poder estar con quien amas, tener una vida monótona sin alicientes por los que luchar para sentirse libre de verdad siendo feliz.

La libertad se pierde cuando nos meten en un ataúd y nos entierran, aunque quizá después seamos libres como nunca fuimos, eso va en creencias de cada uno o los problemas grandes que tuviera en la vida.

Lo que verdaderamente está claro es que yo me siento libre desde el primer día como nunca, ya que cada día conozco mejor mis capacidades, mis valores y soy libre de no volver a errar jamás o por lo menos no volver a caer en las cosas que no merecen la pena y que acabaron supuestamente con mi libertad. A veces errar te hace sabio y te hace valorar de verdad lo que amas, quieres o deseas. Si después te esfuerzas por conseguirlo obtendrás la plena felicidad de ser libre, como lo fui yo ayer con mi amiga Carmen, la semana pasada con Bea, etc.

Ser libre es ser tú mismo.

Vive la libertad sin engañarte para ser feliz de verdad.

Cualquier condicionamiento o dependencia te hará perder tu preciada libertad

A todos los que libremente amor de corazón y pensamiento,

Ellos son parte fundamental de mi libertad aquí y pronto fuera,

Porque ahora tengo las herramientas para poder serlo

y ningún pretexto para poder decir que no lo soy ni lo seré.

Todos somos Nómadas y sin libertad no podemos vivir.

Por Samoyedo


LOS REYES DE LA VENTANA por I.R.B.

prision-barrotes

Tras vosotros recios y fríos, está la noche, el día, mi sol, mi luna y el viento, la esperanza tallada a cincelazos no la pierdo.

Tras vosotros veo la lluvia, componiendo en su golpeo partituras “Mozartrianas”, armonías bellas al duelo, que me enfrentan sin consuelo, a ver cómo pasa el tiempo.

Entre mis cortinas, todo negro, alargado el infinito, vuelo descontrolado como un pájaro buscando el nido, acaricio las estrellas por la oscuridad que se pierde en el firmamento.

Silencio, solo respiración, ayudo a mi pensamiento, a la imaginación, fuertes y fríos sois, custodiáis mi cuerpo, pero no mi corazón.

Tras vosotros, la verdadera vida. Esto, un mal sueño, una pesadilla, me convenzo fuertemente de ello, no sois nada, solo hierros.

En vuestra aprehensión me hago más fuerte, esas carcajadas que alimentan mi locura, no hacen sino que mis heridas en alma abiertas, escupan la maldad que veo cada día.

No sois dueños de nada, salvo de una triste ventana, intentáis retenerme incapaces, solemnes, dejáis pasar el tiempo augurando un mal destino, pero no es cierto, todo lo puedo, mis ansias de libertad doblan vuestro férreo elemento, oxidados y muertos.

Tras vosotros me espera la vida, gozosa, es la dicha mía, de abandonaros al tiempo, enterrados en cemento que durante vuestro largo encierro os anima y os alienta.

Que miedo no os tengo, y el respeto a nuestro idilio no debo perder, mantengo ese rencor eterno por cada anochecer penoso, pues entre vosotros reparto el cielo, como renglones en un papel.

Esta noche vuestra compaña no agrada, tras vosotros soy cautivo, tras vosotros sufro mi ahogo, tras vosotros alargo un suspiro y arranco de mis entrañas girones de hiel amarga.

Por I.R.B.