Archivo de la etiqueta: homenaje

TRIBUTO A MI PADRE por I.R.B.

quiero ser como papa

Belicosa nuestra convivencia, yo, el sabelotodo ciego y sordo a los vaticinios de aquel gran sabio que no pudo ver como sus palabras llenas de certeza, estaban justo donde él las había grabado.

No es tarde el homenaje que hoy brindo a su figura y enseñanzas, pues mi dolor ocultó su recuerdo únicamente para que mi alma fuera quien lo disfrutara.

Lamento haberme dado cuenta tan tarde de tus saberes, que dentro de su sencillez simplemente eran las verdades de la vida. En cada mirada mandaba un mensaje directo, un pensamiento, estoy seguro que podía leer mi mente, pues jamás se equivocaba con la frase que requería el momento.

Su baja estatura, acompañada de un andar vacilón, hacían de él, surgir una especial chispa, de personalidad fuente y ruda, soberbio en ocasiones pues su paciencia se colmaba frente a mis repetidas fechorías.

Recuerdo perpetuo en mi sentido, que desde el poyete de la escalera como halcón en la montaña, sus ojos no me perdían nunca de vista, con esa curiosa forma de mirar, era como en otras ocasiones, fuese de momento la última vez.

Loco, egoísta e ignorante fui en tantas ocasiones, que hoy mando mi perdón al cielo, con el pesar de no poder demostrarte que lo comprendía todo, porque la estupidez de mi ego no me dejaba ver más allá, como padre y maestro no hubo mejor en tu ciencia, educación y respeto eran tus banderas que yo manchaba haciendo de tus aplicaciones, burdas formas que no eran propias de nuestro techo.

Sé que me sigues guardando y continúas acertando en tus refranes arreglados a mi futuro, no te equivocabas, yo moriré echándote de menos y mirando al cielo, buscándote en el poyete de alguna nube que tal vez algún día rompa a llorar.

Ahora solo puedo luchar para que cada lágrima que derramaste por mí, se convierta en otro consejo tuyo llevado a cabo en mis acciones de cada día, puedo prometerte que no quedarán en vano.

La vida hace al hombre, decías, pero hay que portarse como tal, para que la vida te acompañe. Como te dije en nuestro último dúa, esto es un hasta pronto, padre te sigo escuchando y echándote de menos, te querré siempre, perdóname por todo el daño que pude hacerte.

Te ama y quiere, tu hijo.

Por I.R.B.

Anuncios