Archivo de la etiqueta: machismo

SER O PARECER (MEJOR Y) por F.L.N.

5630e169c46188410b8b45a5

En un experimento sociológico (muy de moda últimamente) recién publicado en una web, la actriz, una chica normal y hasta normalizada diría yo, más sexy que guapa – pero para nada provocativa – aunque visiblemente perjudicada por el alcohol, lleva una botella camuflada en una bolsa de papel en una mano y teléfono móvil en la otra. Deambula a plena luz del día, por una céntrica plaza abarrotada de gente, pero parece invisible, excepto para los que ven en ella una ocasión ideal para aprovecharse de ella y vete a saber qué más; pero nada bueno se podría intuir.

Daba igual la ciudad, el país, o el continente que fuera; según los autores del experimento, el resultado fue el mismo en líneas generales. Es decir, que aparte de la minoría – nada despreciable – descaradamente malintencionada, una mayoría realmente abundante, omitieron socorrerla, argumentando que suya era la culpa.

De lo que pude ver, gracias a un reportaje de la tele sobre el experimento en cuestión, me impresionó más la metamorfosis de los “involuntarios” participantes, en su comportamiento ante su “presa”, con el fin de consumar su fechoría.

¿Cómo podemos ser tan distintos cuando nadie nos ve? (o cuando eso creemos, que fue el caso).

Otro experimento menos impactante, fue la encuesta realizada en entornos universitarios de varios países; donde los participantes – sin saber que estaban siendo encuestados – debían responder si serían capaces de cometer una violación, si por ello no tuvieran consecuencia legal alguna, no debieran responder ante nadie. Casi la mitad (el 43%) respondieron afirmativamente.

Es evidente que la valoración de los resultados de esa clase de pruebas requiere cierta prudencia. Hasta es razonable dudar si respondieron con sinceridad todos los participantes o si son realmente representativos.

Ahora bien, que el sentido del bien, o sea, el concepto de justicia, solo sea la legalidad es (como poco) inquietante; pero que así piense una buena parte de la élite intelectual futura, asusta seriamente.

A pesar de evidenciarnos continuamente la vida, que las apariencias suelen ser a menudo muy engañosas, la verdad es que sigue siendo preferible parecer sin ser, que lo contrario.

De allí creo la importancia de una buena, calculada y preparadísima entrevista (léase juicio, casting, clasificación, test, etc.) que decidiera la suerte de cada uno.

F.L.E.

la foto

Dibujo de C.R.C.

Anuncios

IGUALDAD por E.F.B.

am_79214_6056414_976362

Es cierto que el ser humano es animal de costumbres, pero no es menos cierto que también es el precursor de la transmisión de la cultura que conduce al progreso de la sociedad.

Soy un preso y desgraciadamente estoy acostumbrado a lidiar con los protagonistas vivos del gran abanico criminal. También soy persona inquieta, y tal condición, me impulsa de manera continua a querer y hacer por saber, saber para conocer y sobre todo, para comprender.

Hace ya muchos años, la patria, la del oscuro régimen anterior, apoyada por líderes de una malísima interpretación de lo cristiano, llamaban a la mujer a que no se fijase en las modernidades de países extranjeros y como “buenas españolas”, “ocupasen su lugar”. Dicho lugar no era otro que la sumisión y la obediencia a su varón sin condiciones. Tal llamamiento habría de ser acatado sin reticencia, bajo pena de que la llamaran puta y sufriera el rechazo de toda la comunidad.

Afortunadamente y con la muerte del dictador, el cruel régimen de los 40 años ya se terminó. Sin embargo, la cultura del macho superior pareciera haber encallado en este país. Tan es así, que todavía muchas mujeres creen pertenecer a su hombre-propietario, éste, quien aún no es consciente, que sobre seres humanos no existe el derecho de propiedad.

Del Código Penal, desaparecieron los artículos que justificaban el homicidio de la esposa en defensa del honor de un “hombre de bien”; para matar a una mujer legalmente, bastaba una infidelidad.

Pasa el tiempo y ni la cultura prehistórica sirve para transmitirnos el conocimiento de unos a otros, porque a tenor de los continuos sucesos de violencia de género, nada parece indicar que no fuese así.

Tengo la suerte de cabalgar entre dos siglos muy significativos para la historia de la humanidad y no me gustaría morirme sin asistir antes al entierro de esta lacra social.

La España en blanco y negro tiene que ser necesariamente parte del pasado irrepetible y para que eso suceda, es imprescindible romper con las feas costumbres que para muchos todavía son cultura nacional.

Para el que quiera ser culto, la enseñanza es gratis, aunque algunas políticas, quizá retrógradas, no aseguren una buena educación. En cualquier caso, está la calle, está la gente, que en sí misma es pilar fundamental de la comunicación para que progrese el enriquecimiento cultural, y sobre el caso que me ocupa, bastaría un simple diccionario para entender el significado de la palabra igualdad.

Dije que soy preso y no juez, pero no puedo evitar incomodarme cuando comparto mi hábitat con los actores de determinado tipo criminal, aun así, no tengo inconveniente en expresar a cualquiera este pensamiento igualitario.

Es una cuestión de principios que debe ir acompañada de otra máxima, esta es, que la mujer no pertenece al hombre, como el hombre nunca perteneció a la mujer.

Por E.F.B.


LOS GRITOS DE LAS ÁNIMAS por I.R.B.

import_12154338_1

Inseguro y vacilante, camina temeroso. Se siente grande como una montaña que nadie puede alcanzar. Solo en su interior orgullosos de su hazaña. Una vez más ha llevado a cabo su gran ogra, pinta su lienzo con fuertes brochazos en tonos morados, rojos y negros. Esa música que escucha al maltratar con sus trazos, le hace sentirse poderoso, ahí nadie le puede, está seguro de su victoria.

Un artista que busca su fama en silencio, solo quiere que su éxito lo conozca una persona, sabiendo que la crítica siempre será favorable, ya se ha preocupado él de su triunfal artículo en la prensa o algún canal de televisión. Eres un cobarde, una escoria como hombre un deshecho. Pagas tu frustración con tremendas palizas a la que un día te juró amor eterno, sientes tanto miedo al mundo, que aterrorizas a tu familia para sentirte capitán de una barco que nunca has sabido gobernar. Sin personalidad, sin identidad como humano, así eres tú.

No descansarás hasta que el nombre de ese ángel salga en las necrológicas del periódico y el tuyo como una bestia más, que corrompe el mundo,. Sí, saldrás en algún canal de televisión y generarás desprecio, tus hijos intentarán olvidar tu diabólico nombre, odiándote hasta el final de los tiempos. Ahora agachas la cabeza, te escondes en el anonimato y tienes el valor de encomendarte a Dios, no importa pues siempre llevarás escrito en tu cara, tus ojos habla de ocultos días de torturas y decías que la querías.

Paga y paga, con todo el peso que conlleva tu condena de espíritu y alma, piensa que por mucho que corras, cuando mires atrás, siempre estará ahí, esa condena no termina, es tuya. Dale gracias a quien tengas que dárselas por poder seguir caminando, aunque si realmente quiere tu olvido, por una vez sé valiente y termina, pero termina contigo.

Dedicado a todas las mujeres que sufren maltrato y a las que su vida fue arrebatada.

Por I.R.B.