Archivo de la etiqueta: nieto

DESCANSA EN PAZ por BENDRISS

No hubo tregua ¿y ahora qué? Se fue y no se despidió. Me fui y solo dije adiós. Allí, donde tú estás, allí desde donde me observas, es allí donde vamos a terminar.

Se te acabó la vida, la mía acaba de empezar. Quisiera quitar tiempo de mi vida y podértelo entregar. Solo por navegar contigo en tu barca una vez más.

Los remos siguen en su sitio, encadenados a tu humilde embarcación pesquera. Yo sigo encadenado a mi condena y como un ancla es el lastre de soportar la espera.

Dije que volvería, lo juré por encima de todo. Dijiste que me esperarías, pero te llevó y me quedé solo. Bendíceme desde allí donde estés, yo rezaré por ti todas las noches.

Dios te acoja en su seno,  protégeme de mis males y de los ajenos, y reza por mi pronta libertad. Tarde o temprano nos volveremos a encontrar.

El infierno me espera, lucharé por no acabar allí. Lucharé contra mis demonios para acabar junto a ti.

Por Bendriss

Anuncios

MI ABUELO por S.A.G.F. (Colaboración CP Cáceres)

images

Ser odiado y desgraciado,

Poco amado y mal hablado,

A veces querido, siempre odiado,

Contradictorio y acertado.

Borracho, maltratador y maltratado,

Buscando sentido a la vida en el alcohol,

Algo que no ha encontrado.

Se fue de este mundo,

Pensando que era temido y respetado

Cuando en su entorno,

Solo era ignorado…

Maltrató a sus seres queridos,

Tanto que acabó sus días solo,

Triste y desesperado,

Muriendo de una cirrosis

Que su cuerpo había infectado.

Éste es el triste recuerdo que de él

En mi mente ha quedado.

Ojalá fuese de otra forma

Pues quizá te habría amado,

Y no hubieras pasado por mi vida

Siendo solo… ignorado.

S.A.G.F.


MI BUEN ABUELO por J.M.V.

images

 

Forjado

Con el hierro de la vida,

Formado

Con profunda disciplina.

Honrado,

Virtuoso

Casi perfecto.

Abuelo,

Eres recto,

El ejemplo,

La salida,

El punto de partida

Espejo

En que me deleito.

Ahora,

cuando todo es vano,

irresponsable

e imperfecto,

cuando el hombre

es un defecto,

sin costumbres

y lleno de errores

humanidad vacía

cayendo en el precipicio,

para guiar

mi vida

sin defecto

y sin vicio

miro por un resquicio

y solo te veo abuelo,

consuelo,

camino,

ejemplo,

y si pudiese

hacerte un templo

te adoraría

por siempre

mi amado

abuelo.

Por J.M.V.


YO VOY A SER ABUELO por J.M.V.

abuelos

Hija, ¡qué alegrías me has dado!

Con tu muy buena notica:

Que en tu vientre ha anidado

Del amor grande delicia.

Niña, vivo pensando

Y con orgullo decirte,

Lo muy feliz que me hiciste

Con la gloriosa noticia.

¡Que ya voy a ser abuelo!

La familia va aumentando

Será grande mi consuelo

Oír niños jugando.

Que tú vas a ser madre

Y yo voy a ser abuelo

Y tu madre la abuelita

De un lindísimo pilluelo.

Que dios te bendiga, amor

E ilumine tu simiente

Y en medio de tanta gente

Nos alegre el corazón.

¡que eres madre tesoro!

Y voy a ser yo el abuelo

Con alegrías y consuelo

Del bebé con mucho amor.

Dios ha oído el clamor

Dios te ha premiado con oro

Canta en el cielo un coro

De abundante bendición.

J.M.V.


CARTA AL ABUELO ANASTASIO por EL LOBO TXAPELA

abuelo1

Querido abuelo, espero que al recibo de la presente te encuentres bien, yo bien gracias a Dios.

Te mandos estas cuatro letras, más que nada, para que no te enfades por lo de la cárcel, si no quería que lo supieras era para que no pasaras mal rato, porque por lo demás, no estaba preocupado, sé que eres un hombre justo y equitativo, que quiere mucho a sus hijos y a sus nietos, y que por lo tanto no me ibas a regañar.

Quiero que sepas que te hago caso en todo, y que aquí tus consejos me son muy útiles, sobre todo aquel que decía que si uno gana cinco, no puede gastar seis, sino cuatro, así que siempre tengo algo de dinerillo.

También quiero agradecerte ese amor por los libros que me contagiaste de pequeño, aquí leo mucho y escribo cosas, algunas no hay por donde cogerlas, pero bueno.

¡Y cómo no! Te agradezco que me inculcaras ese amor tuyo hacia la familia e incluso por los animales, ya sabes que soy un hacha con los canarios, este año Lorenita ya ha juntado la pareja campeona y al jilguero le está buscando novia. Dice que desde que no estoy cantan menos, no creo, ella también los cuida muy bien. Me acuerdo de qué calladitos veíamos aquellos programas de Félix Rodríguez de la Fuente, y aquellos saltos en la nieve, los juegos de invierno creo que eran.

No te pelees con la abuela, no por casas ni por cosas, ni por hijos ni por hijas, ni por nada, u no la hagas caso, lo de que no retuerzas el hocico te lo dice para chincharte, pero sabes que te quiere mucho.

Tanto como te queremos todos, dile la tía Eudosia que la quiero y que no me enfado por que me diga que me pongo jerseys de colores gilipollas, y al tío Eulalio dile que le quiero mucho y que ya entiendo aquello que me dijo de dar la vida solo por los que te corren por las venas.

Como te decía, sigo todos tus consejos y costumbres, aquellas que me enseñaste de chavalín, hasta la de coleccionar!. Solo que aquí colecciono palitos de mover el café, anillas de coca-cola, o bolsitas de guardar medicamentos, no hay muchas opciones más.

Ya sé que estás enfadado por lo de mi madre, yo también la he dicho mil veces que no venga a verme, que después de seis operaciones seguidas ¿a dónde leches va la mujer?

Bueno abuelo, que no te quiero aburrir, que te quiero mucho. Ah! Y lo más importante, que estés tranquilo y no te preocupes, que ya sé que si no fuera porque falleciste en el año 1981, vendrías a verme todos los domingos y me meterías algunos eurillos en el peculio.

Se despide este que te quiere y no te olvida ni un instante, tu nieto, Ángel Luís.

Dedicado a la memoria de Don Anastasio V.H. y a nuestros lectores de avanzada edad, como nuestro amigo Pepe.

Por el Lobo Txapela


20 MINUTOS DE SILENCIO por J.J.H.R.

manos abuelo niño

Soy un hombre encerrado en una prisión, que con los aciertos y errores propios del ser humano ejercí lo mejor que supe de padre, aunque las ocasiones perdidas y mis hijos, ya mayores, hacen que se incline la balanza para reforzar más mi papel de abuelo.

Ahora, justo cuando creí estar haciendo las cosas bien, las fuerzas del imperio legal, se pronuncian en una verdad jurídica que, de momento, ando discutiendo en los tribunales de justicia. Durante la espera, de apariencia eterna, y no quedándome otra, me resigno ante la situación.

Pero no escribo para contar mis penas, sino para homenajear a todos mis nietos y en especial a uno. ¡Verá por qué!.

Se llama Ricardo y es sordomudo de nacimiento. Tanto nos queremos, que juntos creamos un dialecto de signos propio, exclusivo y particular, con el que nos estuvimos comunicando hasta el día de mi detención; hace ya más de dos años.

En una ocasión, cuando mis hijos vinieron a visitarme, y con la frialdad que implica ver a los que quieres al otro lado de un cristal, trajeron a mi nieto Ricardo, porque la separación forzosa a la que nadie se acostumbra y la incomprensión del niño inocente que perdió al abuelo, estaban dando paso a una profunda depresión.

Sucedió entonces, que mientras los adultos observaban la escena, Ricardo y yo nos nutríamos del amor interrumpido sin miramientos, en aras de evitar riesgos a la población por una supuesta peligrosidad que entraña mi persona, a cuenta de haber confundido el camino a seguir. Solo quiero que quede claro que el daño por la represalia, no solo lo sufro yo.

Aquella comunicación supuso un aliciente en mi desgraciada vida, por tener delante a mi nieto, el más débil, aunque ni siquiera le pude besar. Fueron veinte minutos de profunda mirada y absoluto silencio a causa de su discapacidad, que le priva de oír y hablar. Veinte minutos que sus ojos como llama de vela encendida y su mirar profundo aprovechan para que yo entienda un mensaje secreto:

“Abuelo, me duele el corazón”.

Lo siento cariño, siento que un montón de palabras vanas y la hipócrita falsedad sean más poderosas que tú mundo de silencio y sinceridad, pero la vida y los hombres somos así.

Eres frágil y necesitas ser entendido de una manera especial, cuando pueda volver el abuelo, lo hará.

Por J.J.H.R.