Archivo de la etiqueta: Política

DERECHOS ¡SÍ!. RESPONSABILIDAD Y OBLIGACIONES ¡NO! POR MAIS

Reivindicamos tener derecho a decidir sobre cualquier asunto, norma o ley. Además creemos justificado y con arreglo a derecho el poder vulnerarlas si no se atienden nuestras exigencias. De esta conducta tienen parte de culpa las emergentes castas políticas cuyos líderes hacen gala de una manifiesta incapacidad para adquirir compromisos y de una grave irresponsabilidad al proclamar populistas y demagógicas propuestas que son creadas por determinados sectores de la ciudadanía, las cuales, piensan que sí se puede tener derecho a utilizar cuantos medios consideren oportunos para imponer sus demandas incluido el uso de la fuerza y la violencia.

En una sociedad democrática, además de los derechos, están las obligaciones y las responsabilidades que delimitan las reglas del juego, no siendo posible una solidaria convivencia si de forma constante se pretende añadir o cambiar a nuestra conveniencia las reglas del mismo, intentando aprovechar las coyunturas sociales, políticas o económicas para favorecer las expectativas de unas concretas minorías y sus intereses, en contra de las mayoritarias decisiones expresadas democráticamente en las urnas. Tenemos derecho a decidir, pero esto no significa que podamos saltarnos las normas y las leyes cuando nos venga en gana. Esta forma de interpretar los derechos y las libertades, es demagógica, infantil e insolidaria.

Las formaciones políticas, sindicales y sociales españolas, disponen de un amplio abanico de mecanismos legales para emprender cuantas reivindicaciones consideren oportununas, incluidas las de exigir la actualización parcial o total, e incluso la derogación de todas aquellas normas o leyes que puedan parecer poco o nada justificadas, de difícil comprensión e ininteligibles para gran parte de los ciudadanos. Por ello, estas formaciones tienen la responsable obligación de transmitir a la ciudadanía, de forma entendible, comprensible y antidemagógica, el mensaje de guardar un absoluto respeto y acatamiento a las decisiones que por mayoría ciudadana se han tomado y elegido. Solo así, estarán legitimadas para alzarse como representantes de los ciudadanos. Por el contrario, si un partido político, organización sindical o social, así como cualquiera de sus integrantes, proclamasen o ejerciesen el incumplimiento de las leyes, han de asumir las consecuencias judiciales y penales derivadas de sus conductas. Siendo así, que no debemos permitir que ningún miembro de la casta política o sindical española – los cuales ya gozan de numerosos e insostenibles privilegios – pretendan su exoneración judicial en caso de actuar ilegalmente.

En este punto y con la intención de clarificar mi reflexión, incluyo parte de un artículo que puede leer en un dominical de la prensa escrita. Siento no recordar el nombre del autor, pero sí recuerdo el título – La Escalera – más o menos dice así:

  • Hace unos años se realizó un experimento para determinar las diferencias existentes entre las normas y leyes instauradas y comprendidas por los ciudadanos y los heredados y no comprendidos.
  • Se eligió a una familia jerarquizada de cinco chimpancés. Los enjaularon en lo que se podría denominar un hotel de lujo para primates: la mejor comida y los mejores cuidados físicos y habitacionales. Sólo una norma: no se podía coger la fruta que estaba en lo alto de una escalera.
  • El incumplimiento de la norma por parte de alguno de los miembros de esta familia, implicaba que todos era mojados con agua muy fría. Para evitar la gélida ducha, el grupo impuso una norma propia. Quien intentara coger la fruta de esa escalera, era linchado por todos los integrantes de la familia.
  • Pasado un tiempo, los científicos sacaron a uno de estos chimpancés y metieron a uno nuevo que desconocía la norma y ley de los antiguos. El pobrecillo, aprendió a base linchamiento, que ni tan siquiera podía acercarse a la escalera, aunque desconocía por qué, pues él no era conocedor de la amenaza de ducha helada para todos.
  • Poco a poco, todos los miembros de la antigua familia fueron sustituidos por otros nuevos. Todos tenían las mismas comodidades que sus antecesores y además mantenían la única norma: se linchaba a todo aquel que se acercase a la escalera. Pero ahora, ninguno sabía por qué.
  • Con este experimento, los científicos constataron que una sociedad inteligente puede heredar una ley o norma que den por buena, aunque nadie o muy pocos, sepan el porqué de la misma.

 

Hoy día tenemos que acatar leyes y normas sin poder cuestionarlas, pero los ciudadanos tenemos derechos, incluido el de poder reivindicar democrática y electoralmente la necesidad de reformar, actualizar o derogar alguna de esas leyes para que guarden mayor consonancia con los tiempos actuales, pues la actual realidad nos dice que en muchos casos las circunstancias sociales, políticas y económicas, que justificaron su implantación, han cambiado, siendo muchas de ellas anticuadas, delimitadoras e ineficaces; en la mayoría de los casos, habiendo quedado como meras herramientas destinadas a favorecer el blindaje de los desfasados derechos,  infinitos privilegios, inexplicables exoneraciones judiciales, e innumerables prácticas corruptas en una cada vez mayor, cantidad de miembros de la clase política, los cuales, únicamente parecen interesados en diseñar leyes y normas que solo les beneficien y representen a ellos, y que en muchos casos anulan en gran medida la actuación y las demandas de la ciudadanía, la cual, indefensa, ha de asistir y contemplar sus execrables prácticas con demasiada asiduidad.

La ciudadanía tiene la obligación de respetar las leyes y normas en vigor, pero también tenemos la responsabilidad de ejercer nuestro derecho a decidir sobre todo aquello que consideremos beneficioso o perjudicial y, además, podemos exigir la reforma o actualización de todas aquellas normas y leyes que no están debidamente adaptadas a nuestras verdaderas necesidades, y más aún, si tal y como sucede hoy día en España, somos mayoría los ciudadanos que además de no haberlas elegido, ni votado, tenemos que acatarlas y cumplirlas a pesar de no comprender del todo su actual contextualización social, no su verdadero sentido jurídico y gubernamental. Ejemplo de ello, pudiera ser La Constitución Española, el privilegiado aforamiento judicial y penal de los cargos políticos con representatividad gubernamental en la desfasada estructura administrativa y política central y autonómica española y la inexplicable permanencia y mantenimiento en pleno siglo XXI de un Estado Parlamentario con grandes parecidos constitucionales a un Estado Federal, el cual está encabezado por una monarquía parlamentaria con limitadas funciones y atribuciones.

Tal y como se puede apreciar, tenemos que ejercer de una vez, la responsable obligación de ser verdaderos conocedores de si aquello sobre lo que pensamos querer decidir, es una idea y deseo, nacidos en nuestro inmaduro e individual criterio democrático, o no es más, que algo convenientemente inculcado en nosotros, por esas clases políticas que, a tenor de lo visto, solo parecen estar interesadas en medrar social, económica y políticamente, siéndoles irrelevantes las verdaderas necesidades de la ciudadanía a quien dicen representar.

Es hora de que tomemos decisiones encaminadas a ser parte activa en la creación de un verdadero establecimiento de normas, conductas y leyes que sean compresibles, entendibles, elegidas y refrendadas, además de acatadas por todos sin excepción. Buscando siempre el mayor beneficio posible para la gran mayoría de ciudadanos. Es de esta manera como se puede lograr un progreso social y democrático del que disfrutaríamos todos los ciudadanos y las futuras generaciones, las cuales han de tener el legítimo derecho a ser partícipes de una estructura social, política, económica y judicial en la que ellos sean los verdaderos creadores y protagonistas de esa sociedad en la que desean vivir, siendo la clase política la encargada de obedecer las demandas de los ciudadanos que pagan sus desorbitados salarios.

Por todo ello, hemos de ser extremadamente cuidadosos en no dejarnos manipular. Pues tal vez, estamos “decidiendo” sobre lo que otros quieren que decidamos y de ser así, no somos tan libres como pensamos, ni decidimos sobre lo que en realidad necesitamos.

M.A.I.S.

 

Anuncios

LA MUJER COMO OBJETO SEXUAL por M.A.I.S.

tvguide

El pasado 21 de enero, y con motivo de la toma de posesión del gobierno de los Estados Unidos por Donald Trump, se celebraron en ese país varias manifestaciones en las que se protestaba, entre otras cosas, contra la sexista visión que tan deplorable sujeto tiene de la mujer, de la cual, entre otras “lindezas” tiende a definirla como un “objeto sexual”. Visión esta, que con el mayor respeto para ambos, tal vez, le sea inspirada al contemplar a su propia esposa.

Pues bien, aquí en España, muchas alzaron su voz contra tal personaje y esas ultra-conservadoras y sexistas manera de ver a la mujer. Pero claro, entre estas voces no podían faltar los de siempre, y en algunos casos, los que criticaban tal manera de visualizar a la mujer, tendrían que dejar de murarse el populista ombligo y antes de emitir sus anodinos comentarios, sería bueno que modificasen sus incoherentes discursos. No hombre, no Podemos ir en contra de la discriminación sexista de la mujer, y a la vez, encontrarnos con la asquerosa “anécdota” de salir en la prensa catalogando como “una mera cuestión superficial y enmarcada dentro de una informal conversación” el grave hecho de discriminar a una mujer para ocupar un puesto de trabajo en una de esas populistas formaciones políticas, por la “pecadora” e “imprudente” aspiración de querer ser madre. Por cierto, esta formación política ya ha sido noticia al denunciar públicamente muchas de sus componentes femeninas diversas prácticas discriminatorias. Pero hombre, cómo una persona como tú, de tan grande y sesuda cabeza, puede caer en semejante simpleza, permíteme que te aconseje que a pesar de ser fruto de un rosario de virtudes, seas más prudente.

Por desgracias, la práctica de la incoherencia y la discriminación es anormalmente normal en casi todos los ámbitos políticos, empresariales, públicos y privados y  en una gran mayoría de las organizaciones sociales y sindicales de este nuestro país. Pues sí, amigos míos, son numerosas las experiencias vividas por muchas mujeres en las que se han visto: admitidas, rechazadas, ninguneadas, vilipendiadas e incluso, insultadas en su dignidad, en directa consonancia, no por su preparación para desempeñar tal o cual función, sino por su aspecto físico, su capacidad de supeditación, o la existencia del digno deseo o anhelo de ser madre.

Todos estamos de acuerdo que es normal que el hombre se sienta atraído hacia la mujer y viceversa. Además, cada cual tenemos nuestras preferencias, conceptos de belleza y particulares razonamientos por los que nos regimos a la hora de sentirnos atraídos hacia una persona del sexo opuesto, sin que por ello, tengan que existir motivos tan obtusos como para catalogar a nadie como un objeto sexual. Pues parece lógico pensar, que tenemos la suficiente capacidad intelectual como para saber separar el sexo de las demás facetas que convergen en el desarrollo de nuestra vida social, familiar y laboral.

Jamás he creído en esa falacia que pretende hacer compatibles los conceptos: discriminación y positivo, pues considero que lo únicamente aceptable es luchar y tomar medidas legales y efectivas contra toda forma de discriminación, para así, instaurar de manera definitiva y sin dar lugar a la duda eso que todos pensamos e identificamos como una verdadera libertad democrática en la que existe una real igualdad para todos los ciudadanos, en la que no hay cabida para las discriminaciones por: raza, sexo, color, creencias e ideologías.

Todos los hombres tendríamos que pararnos a pensar en el hecho de que somos hijos de una mujer, y por lo tanto, hemos de guardar un especial celo para con la preservación y reconocimiento de sus derechos, virtudes y más que amplios beneficios que sus abnegados y poco valorados esfuerzos y trabajos aportan a todos nosotros y a toda la sociedad en general.

Por otro lado, pienso que es en las propias filas femeninas donde ellas – las mujeres. Tienen a sus mayores enemigas, las cuales no tienen el más mínimo reparo en potenciar, fomentar y divulgar la imagen de la mujer como un objeto sexual si con ello ganan dinero y “fama” o un trabajo bien remunerado como “presentadora” florero en cualquier cadena televisiva. Prueba de ello, lo podemos ver diariamente en muchos “programas” y series de televisión. De igual manera, podemos contemplar esa denigración hacia la mujer tratándola como un objeto sexual, y todo ello, realizado con la cómplice colaboración de algunas féminas, en la publicidad y en esos “maravillosos y excitantes” concursos de “belleza”, “catálogos de ropa interior” y en diversos soportes divulgativos. Todo esto, contribuye y mucho, a la degradación de una gran mayoría de mujeres, las cuales dedican mucho tiempo de su vida personal a crear una armonía familiar y social compatible con su trabajo.

Todos tenemos la responsable obligación de trabajar para eliminar estas y otras actitudes que denigran, restan derechos y discriminan a la mujer. Pero con absoluta independencia de ello, han de ser las propias mujeres las que tienen que poner con más énfasis el foco de muchas de sus críticas en sus iguales, examinando y evaluando las consecuencias de los actos llevados a cabo por algunas personas del sexo femenino, tratando con ello de poder reconducir tales tendencias sexistas, que dicho sea de paso, cuentan para su expansión con toda una maquinaria destinada a ganar dinero sexualizando a la mujer en el sentido peyorativo del término, la cual, en muchas ocasiones tiene la colaboración y asesoramiento profesional de algunas mujeres que ocupan puestos de referencia en importantes agencias de publicidad, prensa, marketing y varios gabinetes asesorativos de psicología.

Por todo ello, tal vez, antes de pronunciarnos sobre lo que dice o hace tan mediocre personaje estadounidense, tendríamos que adecentar nuestra casa revisando y modificando si es preciso las actuales tendencias y asquerosas conductas sexistas y discriminatorias que, hoy día, se potencian y expanden mediáticamente en España. Así, a lo mejor, podemos dedicarnos a criticar la casa de un vecino tan lejano.

M.A.I.S.


LA INFLUENCIA DE LA ENERGÍA por A.R.E

15503

De todos es sabido el grave conflicto vivido en Ucrania y también la inestabilidad que sufre Grecia económicamente. Según mi opinión, tras varios años de control alemán en Grecia no solo por un tema económico sino que muy detrás se esconde un tema quizás aún más importante que es el control de la energía.

Alemania se encarga de mantener el control económico en Grecia vendiéndoles armamento que quizá jamás se use, como son varios submarinos, etc. También inyectando dinero a través de bancos alemanes y así aumentando la deuda pública del país griego.

Grecia decide salir del control alemán y europeo e intenta negociar con Rusia la posible salida al mar Mediterráneo de un oleoducto que podrías hacer temblar los cimientos de los mercados energéticos. Recordando que Rusia tiene como principal activo, en líneas generales, la energía, y no puede (o le cuesta), expandirse por encontrarse con varias fronteras. Mientras que el nuevo ministro de Grecia intenta cumplir lo que prometió a sus ciudadanos “salir de la UE”.

La presión empieza a ser más fuerte, pues el pueblo griego sufre las consecuencias de una lucha del mercado energético. La inestabilidad puede llegar a límites como por ejemplo: no poder cobrar las pensiones o no poder retirar tu propio dinero del banco. En definitiva, la quiebra técnica del país.

¿Esperaba el nuevo gobierno griego negociar?, pues dentro de mi humilde opinión sí. El viernes, justo antes de que Grecia dijese que no aceptaría las medidas impuestas por la UE y Alemania se celebró una gran reunión entre los presidentes de ambos países: Grecia y Rusia. Se negociaba el tipo de apoyo que podía prestar Rusia a Grecia siempre con el oleoducto por el medio. Aquí empieza la gran negociación, y quien acaba sufriendo este mal asunto son siempre los ciudadanos.

Negociación en la que después entrará un tercer país, siempre el más fuerte: EEUU, que ejerce mucha influencia sobre la OPEP y los mercados energéticos. Comienza una bajada de precios del crudo hasta niveles increíbles y deja a Rusia, hoy por hoy, con sus activos de energía por el suelo. Esto empieza a volverse contra el presidente griego, y al verse Rusia muy atacado económicamente no puede ejercer la fuerza y el apoyo esperado a  Grecia.

Este tipo de guerra en silencio son las guerras de la era moderna, podemos transpolar este malentendido al conflicto entre Rusia y Ucrania (y detrás de estos conflictos siempre los mismos jugadores: territorios, gaseoductos, etc.). Los que sufren, los ciudadanos. También existen grandes conflictos entre Turquía y Rusia ¿quién está detrás? Los mismos, EEUU.

Existen fotografías citadas en algunos periódicos de caravanas de más de 12000 camiones cisterna en la frontera con Turquía entrando crudo. Este crudo no es ruso y eso no gusta, por lo tanto aparecen nuevos conflictos.

¿Cuántas guerras, muertes y demás injusticias son por culpa de la energía? Cuentos de muertos y personas que sufren como el que escribe este artículo. La energía es poder.

A.R.E.


ENCALLADOS UNOS; ENCENAGADOS OTROS por M.A.I.S.

450533106_9847dc8e72

Amanecía en “Perogrullo del Cadalso”, tranquilo pueblo costero situado a 176km del famoso “Pico Congreso”. Sus habitantes acostumbrados a las vicisitudes propias de vivir del mar, esperaban la llegada a puerto de la flotilla de pesqueros que, con las capturas obtenidas tras una larga noche y enconado esfuerzo, contribuirían en la economía de un gran número de ciudadanos del pueblo. Todo, parecía transcurrir dentro de la “anormal normalidad” y en la única taberna del pueblo, los parroquianos hacían pronósticos sobre la cuantía y calidad de las capturas que pronto sería desembarcadas.

En la lejanía, los pesqueros orientaban el rumbo hacia la bocana del puerto. Habían de darse prisa, era la época en la que la “marea baja” venía acompañada de una “marejadilla” que dificultaba las maniobras de amarre a los embarcaderos de descarga. A ello, habría que unirse el grave incidente ocurrido, casi un año atrás, cuando un buque mercante quedó encallado en uno de los grandes bancos de arena existentes frente al puerto. Cuestión esta que entorpecía aún más si cabe, la entrada y salida de mercancías, principalmente de ingresos y trabajo, para los pacientes habitantes de “Perogrullo del Cadalso”.

De pronto, sonaron las campanas de la iglesia. Era el toque de alarma. Varios ciudadanos se agolpaban en la plaza, donde Pascual, asiduo paseante playero exclamaba: “¡Qué vuelven! Los he visto y en verdad os digo que los `bien criaos´ se dirigen de nuevo a la entrada del puerto”. Mientras unos corrían hacia la playa a comprobar lo dicho por Pascual, en la plaza, quedó una mayoría de ciudadanos que, de forma unánime, pedían explicaciones a los representantes políticos. Las preguntas principales eran: ¿cómo es posible que esto volviese a suceder? Y ¿qué hacéis vosotros, politicuchos, para solucionar esta situación?

“Tranquilos, amigos tranquilos”, exclamó el a Alcalde. Todos sabéis de la cantidad de reuniones que hemos mantenido los distintos grupos políticos para encontrar una salida favorable a esta situación y, parece que esta vez, los “bien criaos” han sustituido al más tozudo y encabezonado en hacer fracasar todo tipo de acuerdo y por lo que hemos podido entender, ahora, acuden con la intención de solucionar el problema. Por todo ello, una vez más, os pedimos paciencia y colaboración.

“¡Sí, ya estamos otra vez, la misma palabrería de siempre y la misma ausencia de soluciones!”, dijo uno de los presentes. “¡Más vale que sea así, pues yo, no pienso ir a desencallarlos otra vez!”, se escuchó a otro de los habitantes. “No, no señor Carota, no pienso poner el hombre para que luego los “bien criaos” se chuleen de nosotros”.

Allí se encontraba Amadeus, escritor alemán y amigo de Braulio el bibliotecario. “¿Qué sucede Braulio?, preguntó. Éste le respondió: “escucha amigo mío: los “bien criaos” son un grupo de “ballenatos” pertenecientes a la subespecie “politicon Hispanus”. Hace unos años, solo dos de ellos se disputaban el mando de este psicodélico grupo. Uno, tiende a ir hacia lo que él denomina la izquierda, y es conocido como “Sanchuz”, y el otro viene del atlántico, es de origen galaico y atiende al nombre de “Pepus Marianum”. Pero ahora se les han unido dos más: “Ciudadanus”, que viene del mediterráneo catalán y “Pablucus”, quien ha llegado muy bien cebado gracias a las temporadas que pasó alimentándose en los bancos de Krill existentes en Venezuela y el Golfo Pérsico”

“Tal y como tú conoces .continuaba Braulio-, hace muchos siglos la genérica especie “Cetáceus Políticus” llegó a un acuerdo con la ciudadanía mundial. Ellos trabajarían en favor de representar y ayudar a los ciudadanos y éstos, quedaban obligados a proporcionarles sustento, cobijo, privilegios, cuidados y cuantos caprichos y trinques pudieran ocurrírseles. Al parecer, y según cuentan los más ancianos del lugar, el acuerdo fue consensuado y aprobado por las dos partes, aunque en ocasiones, cada vez más frecuentes, los “Cetaceus Políticus”, incumplen su parte del acuerdo, obligando a pasar penurias de todo tipo a la ciudadanía. Este comportamiento, como es lógico, causa indignación”.

“¿Pero… por qué tanto revuelo aquí, en Perogrullo del Cadalso?” preguntó de nuevo Amadeus.

El bibliotecario prosiguió: “normalmente, cada cuatro años los ciudadanos suponen que son ellos quienes eligen un líder de entre los componentes del grupo “Politicon Hispanus” y en él recae la responsabilidad de cumplir aquel antiquísimo acuerdo. Hace por ahora casi un año que los electores fueron a “elegir” a un jefe de grupo, pero no quedó lo suficientemente claro quién debía ser tal responsable y los “bien criaos” y sus “rémoras”, se retiraron a negociar. En esto sucedió que un buque mercante quedó encallado en uno de los grandes bancos de arena existentes frente al puerto y entonces, los ciudadanos solicitaron la ayuda de los “Politicon Hispanus” que tan ricamente pasaban el tiempo en alta mar, siendo muy bien alimentados por los pescadores a la vez que veían satisfechos todos sus caprichos, causando con ello una considerable merma en los ya diezmados recursos de los ciudadanos de “Perogrullo del Cadalso. Pues bien “los bien criaos”, emprendieron de nuevo la marcha “mar adentro”, dejando encallado el buque que dificultaba la buena marcha de la economía para los ciudadanos, quienes se quedaron tal y como puedes verles, encenagados. Además, durante todo este tiempo han tenido que continuar alimentando a los “ballenatos” y a sus “rémoras” mientras todos ellos se enzarzan en sus propias disputas, encaminadas a satisfacer sus propios intereses”.

“Pero ahora, tal y como ha dicho el Sr. Carota, alcalde de “Perogrullo del Cadalso”, el “Politicon Sánchuz” ha sido sustituido por otro que parece ser más dialogante y, a pesar de todo, podría llegarse a un acuerdo con “Pepus”, motivo de éste, por el que tal vez, han regresado con la intención de intentar sacar a flore el mercante encallado. Ahora bien, la población no se fía, pues ya son dos las veces en que los “Perogrulleros” se han quedado “encenagados”, mientras los “bien criaos” continúan disfrutando de sus privilegios”.

La explicación de Braulio, quedó interrumpida por los hombres y mujeres que, atemorizados, regresaban de la playa. El alcalde, Sr. Carota, con ayuda de un vocero, les invitó a subir al balcón del ayuntamiento donde pudieron decir lo que fuera menester. Rápida y democráticamente se eligió un portavoz que explicase en lo posible la inexplicable situación. Éste, comenzó diciendo: “Ciudadanos y ciudadanas, tal y como ha sucedido otras veces, se dirigen a la bocana del puerto, son cuatro, uno de ellos, es nuevo y claro, les acompañan sus legiones y hordas de rémoras. Además, parecen estar muy alegres, en sus desplazamientos dan saltos, hacen piruetas y parecen sonreír. Los expertos dicen  no saber a ciencia cierta si su alegría se debe a que esta vez vienen en nuestra ayuda, o si por el contrario lo que sucede es que como ya conocen el paño y son sabedores de que el pueblo es de ilimitada paciencia y por ello, sustento no ha de faltares, puede ser más que posible que se hallan viciado en tal extremo que su único objetivo sea vivir del cuento. De ser esta última la verdadera causa de su alegría que Dios nos coja confesados, pues ello significaría que en si enviciamiento es tal la ceguera que siendo conocedores de la protección internacional de la que gozan hubieran llegado al acuerdo de continuar sin hacer nada por nosotros. Esto es horrible, en caso de ser así, los perogrulleros-cadalsianos, quedaríamos obligados por las leyes nacionales e internacionales a proporcionar a “los bien criaos” el sustento económico y alimentario, el cobijo y demás caprichos que pudieran ocurrírseles. Dios mío la que se nos vendría encima, pues entre los cuatro Politicom y sus rémoras suman cientos. Cómo podremos alimentar a “los bien criaos”, mientras nuestros recursos se agotan al permanecer encallado el buque en los bancos de arena”.

Cuando el portavoz terminó, el silencio se podía cortar en la plaza, las caras de las gentes mostraban confusión, extrema palidez y apatía. Entonces se alzó la voz del Sr. Carota, alcalde del pueblo. “Conciudadanos, no dejéis que vuestro ánimo decaiga, las informaciones que tenemos indican que esta vez sí, sí nos ayudarán y cumplirán su parte del acuerdo social que con nosotros tienen. Parece ser que aunque hay algún “Politicon Hispanus” que se resiste, los otros tres tienen verdadera intención de ponerse manos a la obra. Confiemos una vez más en la buena voluntad de todos para intentar solucionar el problema presente”.

Muchos abandonaban la plaza. En verdad no les quedaba más remedio que esperar. Ojala “los bien criaos” viniesen en su ayuda pues tan solo faltaban tres semanas para que las mareas incrementaran la superficie de los bancos de arena frente al puerto. Y en el hipotético caso de que “los ballenatoss” no llegasen a un acuerdo sobre quien o quienes han de responsabilizarse de intentar sacar a flote el buque encallado, los ciudadanos quedarían encenagados, sufriendo las consecuencias económicas y laborales, además del ridículo internacional que causaría la irresponsable aptitud de los “Politicon Hispanus” quienes una vez más, dejarían claro que su verdadera intención es la de obtener y disfrutar de todo tipo de privilegios los cuales han de ser satisfechos por los ciudadanos.

Y así, en esta atmósfera de dudas e incertidumbre poco a poco la noche se apoderaba de las calles de “Perogrullo del Cadalso”, sus ciudadanos tan solo esperaban que un nuevo amanecer les sonriera y que de una vez por todas “los bien criaos” se pusieran manos a la obra. Desde luego, contarían con la ayuda de la ciudadanía pues en ella siempre habían encontrado su colaboración “los Politicon Hispanus”.

M.A.I.S.

 


UNIDOS PODEMOS… CAERNOS por M.A.I.S.

11220_10

Esta, es la reciente historia de una alianza de dos grupos de escaladores. Ambos , desean alcanzar la cima del “Pico Congreso”. Uno de ellos, el más antiguo, hace décadas que permanece entre el estancamiento y el descenso. El segundo, es de reciente creación y aunque sus componentes puedan parecer nuevos en esto de la escalada, algunos de ellos, pertenecieron al primer grupo no hace mucho tiempo.

Estos “nuevos escaladores”, desde su inicio como grupo, aspiran a conquistar la coma del “Pico Congreso” por la cara izquierda y por ello, creyeron que sería necesario analizar el apoyo que  pudiera tener su nueva idea de escalada. Formaron un grupo que realizase un trabajo de campo destinado a facilitarles ideas, material y apoyo mediático y económico. Pensaron implementar una plataforma de salida a la que denominaron “grupo 15 de Montaña” y acamparon a pleno Sol a unos cientos de metros del ansiado Pico.

Comenzaron su representación haciendo creer al público que su idea era improvisada, espontánea y libertadora y de esta manera tomaron el pulso y la temperatura a los diferentes sectores sociales del valle. Recurrieron a todo tipo de figuras y figurantes, que gustosos decían estar ilusionados con esta nueva forma de escalar. También se organizaron campañas más o menos transparentes, legales y democráticas, las cuales difundían con diferentes puntos de vista y análisis, desde múltiples medios audiovisuales. Con ello, lograron ilusionar a determinados sectores de la sociedad y con el paso del tiempo, el Grupo 15 de Montaña vendió con éxito la idea de “Podemos lograrlo” y al grito unánime de “sí, se puede” comenzaron a soltar lastre y fue así que en su caminar fueron vaciando sus mochilas de objetos inservibles y las llenaron de determinados privilegios y beneficios destinados al logro de su empresa, además precedieron a eliminar a determinados grupos de excursionistas, los cuales les sirvieron como lanzadera propagandística, pero que ahora más que ayudar, podrían ser un estorbo a sus verdaderas pretensiones.

El tiempo apremiaba y una vez separado el trigo de la paja, se organizaron para aprontar la nueva campaña de reparto de las licencias para poder escalar en los “rocódromos” de diversos municipios y comunidades. Esto les permitiría practicar las técnicas de escalada, además de darse a conocer y examinar de cerca a sus oponentes teniendo acceso a información crucial sobre ellos.

Pasado el primer trámite y después de haber logrado varias licencias de escalada en algunos rocódromos, partieron llenos de fervor, ilusión y sobre todo con ese ansia viva de éxito y poder que caracteriza a los jóvenes y “primerizos escaladores” y fue así que se lanzaron a esa difícil empresa de escalar el “Pico Congreso”.  Competían con grupos de expertos y aun así, lograron un fulgurante ascenso para alcanzar la puerta de entrada a las diferentes rutas con conducían a la cima de la montaña. Llegó un momento en que no podían subir más, así que decidieron quedarse allí. Estancando la entrada y con ello impidieron que otros pudieran alcanzar la cima, así lograron que esta campaña fuera anulada, forzando una nueva competición.

Así alcanzaron la posibilidad de llevar a cabo nuevos planes y como parte de su estrategia decidieron que favorecería a sus intereses contar con aquel grupo de escaladores denominados “Unidos por la vía de la izquierda”, los cuales permanecían en descenso y estancamiento alternativamente desde décadas, debiendo además, importantes cantidades de dinero por la compra de materiales, y organización de campañas llevadas a cabo para mantenerse como fuerza en el sector de la escalada.

Se pusieron manos a la obra y tirando de “amigos” y contactos que tenían influencia en el grupo del “perpetuo descenso y atascos” lograron seducirles, haciéndoles creer que juntos  podrían ver cumplido su sueño de pernoctar durante mucho, mucho tiempo en la cima del “Pico Congreso”.

Por llegó el día señalado para la nueva intentona. Diversos sectores sociales aguardaban expectantes, se difundían pronósticos que apuntaban a que la nueva unión de “novatos y atascados” realizaría un ascenso sin parangón. La gente se perdía entre datos, ventiscas, apoyos, subidas y bajadas de los grupos. Resumiendo, parecía la tormenta del año, la cual no permitía vislumbrar la posición exacta de cada grupo de escaladores.

Fue al caer la noche cuando llegó la noticia. Uno de los grupos más antiguos había optado por seguir la ruta de la derecha y pudo alcanzar la mayor altitud, aunque sin poder llegar a la cima, ya que se quedaron sin cuerda a escasos metros de su objetivo. Otro grupo, igualmente de los más antiguos, tomó la ruta de la izquierda y se encontraron algunas decenas de metros por debajo del antes mencionado, igualmente el problema en la falta de cordaje y clavijas paró el ascenso.

Nada se sabía del grupo de nueva formación, pues se encontraban en la zona de nubarrones. Entonces llegó la noticia de que un tercer grupo había elegido de la difusa y mal delimitada ruta del centro y logró una determinada altitud que le permitía observar a los grupos de las rutas de la izquierda y la derecha. También tenían problemas de inmovilización por falta de material y además habían perdido ocho metros de cuerda en el incierto ascenso.

Horas después, cuando cesó la tormenta y se difuminaron los nubarrones, los observadores localizaron a los miembros de la nueva alianza. Se les podía ver a unas decenas de metros de la puerta de la entrada a las rutas de escalada. Al contrario de la vez anterior, los grupos más veteranos les habrán flanqueado por derecha, izquierda e incluso uno más les pasó por el centro. Y ahí estaban ellos, mirándose los unos a los otros, haciendo visible la confusión que en todos reinaba. Se habían unido para alcanzar la cima y ahora, eran un grupo mayor de estancados, en el ambiente, se percibía un cierto tufillo a reproche.

Al día siguiente, en el grupo 15 de Montaña se alzaban voces culpando del descenso y posterior estancamiento a la unión con los del Perpetuo descenso y atasco. La situación no era fácil, aunque existía una posibilidad. Si solos habían logrado mayor altitud en la primera tentativa, y cuando se unieron con los del Perpetuo descenso fracasaron, lo justo sería quedarse con la infraestructura, los materiales, los contactos y apoyos de los Unidos por la vía de la Izquierda y formar un único grupo de escalada. Para ello habían de soltar lastre de nuevo, deshacerse de las siglas de ese grupo de estancados, de algunos de sus líderes y sherpas y absorber a los que se doblegasen a sus dictámenes.

Para terminar, esta agridulce historia, solo resta decir que tal vez, el batacazo del 15 de Montaña no fue tan imprevisto. Quien sabe, puede que todo formase parte de una magistral maniobra de este grupo, el cual solo verdaderamente pretendía absorber al contrincante que le impedía instalarse en un determinado punto del “Pico Congreso”, esperando ahí, el momento más propicio para forzar una nueva intentona para alcanzar la ansiada cima.

Ahora bien, han de tener cuidado, pues en los grupos de escalada con mayor experiencia y antigüedad, hay personas que saben muy bien organizar campañas, emboscadas y encrucijadas donde hacer que se pierdan los nuevos asaltantes a la cima del “Pico Congreso”. Por ello, precaución, nuevos escaladores, a veces el ascenso en cordada puede resultar fatal. Sobre todo si el líder o guía no sabe elegir bien dónde, cómo y cuándo se ha de instalar la clavija por donde deslizar la cuerda que facilita la escalada.

Son días inciertos, la ciudadanía espera que los grupos de escaladores con mayor experiencia y solera, colaboren en alcanzar un acuerdo que facilite alcanzar la cima del “Pico Congreso”, pues solo así, podrán todos los habitantes del valle conocer que hay más allá. Tener nuevas esperanzas que les permitan avanzar y así lograr una mayor colaboración en alcanzar la prosperidad de todos y cada uno de aquellos que se sienten orgullosos de haber colaborado en la difícil empresa de vivir en paz, tranquilidad y democrática unidad.

M.A.I.S.


NO VOLVERÉIS A ENGAÑAR por J.B.J.

DgWrO53 

Patria abatida,

corazanes olvidan

hambruna temida,

que lejos nos ha quedado,

esa riqueza inventada.

Dinero manchado, escondido,

que iluminó un país engañado

dónde está ese dinero ahora,

dónde está esa riqueza.

Bancos podridos, malvados

deshumanizados.

Muerto está el político de vocación

pues ahora más atento está

a su fondo de inversión.

Fácil es decir ahora,

que hay que apretarse el cinturón,

cuando el que lo manda,

tirantes lleva en el pantalón.

Gente dejad de llorar,

de lamentar,

que como capitán de los castigadores,

un mensaje os voy a dar.

Bondad, felicidad, amor

eso no os lo pueden quitar,

y a ellos les gritaremos:

¡Que mucho pueden mandar

que a mi pueblo no volveréis a engañar!

J.B.J.


PODEMOS SER: BELLOS, AMOROSOS Y VASALLOS por M.A.I.S.

567737e1bd2dd

“Se puede engañar al pueblo por un tiempo, pero no se le puede engañar todo el tiempo” (Abraham Lincom).

En las últimas semanas los “vasallos de Pablemos” están viviendo una cascada de “dimisiones” y purgas dignas de un partido de corte estalinista, en el que se instaura el “vasallaje al Señor Feudal”. Mientras “Iñiguin” está como… desaparecido y nos podemos sensibilizar con las ñoñas cartas de “Pablito” evocando la belleza y el amor, a la vez que se hace pública la condena a Rita Maestre como autora de un delito contra “el sentimiento religioso”.

La hoy condenada y todavía portavoz del Ayuntamiento de Madrid, en rueda de prensa, ha manifestado su intención de no dimitir, además de recurrir la sentencia, que fue calificada por Manuela Carmena como “un atentado contra el Estado de Derecho”. De igual manera, teresa Rodríguez, secretaria general del “feudo pablista” en Andalucía, en un alarde de “talante democrático y nivel cultural”, tacho el auto judicial como “una caza de brujas”, alegando que “hay muchas cosas que repensar sobre la Constitución”, pues – según ella – Rita, es una persona que “respeta los Derechos Humanos”.

Escuchando estas declaraciones, se hace inevitable recordar las palabras de Pablo Iglesias (el fundador del PSOE) quien en una de sus compare-indecencias en el Congreso de los Diputados de la Segunda República dijo: “respetaremos la ley, siempre y cuando nos sea favorable y cuando no lo sea… pues no”.

Además, están las mitineras declaraciones y propuestas que el pasado 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer), vociferaron algunos “podemitas” y en primer lugar Doña Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, quien instó a dos militares a que abandonasen el “museo de la educación” de este municipio español, pues según el ideario de “pablemos”, las Fuerzas Armadas españolas no son adecuadas en tal evento. Continuando con el épico día, los miembros y miembras de este “parti-circo” y sus colegas de “Juntos por el Sí”, propusieron que se cambiara el nombre del Congreso de los Diputados, pues en su corto entender, éste, discrimina a las mujeres. Yo me pregunto… ¿cómo podríamos llamarlo?…ah ya sé!: hombres, mujeres y al contrario. Y para terminar el día con alegría, uno de los voceros de éste “psicodélico grupo”, propuso que se penalizara el “piropo” en los bares de copas nocturnos de Madrid, aduciendo que denigra a la mujer y coarta sus libertades.

En verdad os digo “pródigos vasallos” que resulta difícil entender qué política e ideario tenéis en vuestro “tingrado” cuya deformada formación se sustenta en un ininteligible conglomerado de: tamborileras callejeras, anarquistas titiriteros, mareas y resacas de todo tipo, tuerce-tuercas, t radicalizados de esa ultra-izquierda gasolinera pasquinera propia de finales de los 70 y principios de los 80.  No es de extrañar la descomposición que se está produciendo en vuestra “parti-verbena” y de ello podría deducirse que se hace necesaria una reconfiguración de las actuales “hordas podemitas”.

Muchachada de “Pablemos” hay que ser coherentes. ¿Qué derechos y libertades defendéis? Parece que no termináis de entender y asimilar el obsoleto ideario fundamental del comunismo con el que se os adoctrinó en el instituto. Bueno… a lo mejor sí, pero al igual que otros que os precedieron y tal como os enseñaron los líderes del Sindicato de Estudiantes Feudales de la facultad, lo habéis interpretado y adaptado a vuestras verdaderas voluntades y aprovechando la ocasión, habéis irrumpido en la vida socio-política española con ese característico afán “descastado” típico del populismo del más rancio abolengo.

Pero no majetes, ya no cuela, vuestros derechos terminan donde empiezan los derechos del resto de ciudadanos. Así son las reglas del juego en los países donde el Estado de Derecho, la libertad de conciencia y el sentimiento religioso están protegidos por una verdadera democracia y libertad que de igual manera protege a todos los ciudadanos, incluidos aquellos que no piensan como vosotros; brillando por su ausencia en esos “paraísos comunistas revolucionarios” que oprimen al pueblo, cuando no lo encarcelan o ejecutan, si protestan, cuestiones estas que parecen gustaros en demasía.

Ya que vosotros “descastados” con aspiraciones a “encastarse” os dedicáis a proponer medidas, bandos y “soluciones” a todo trapo ¿por qué no las internacionalizáis y condenáis las políticas totalitarias de esos gobiernos que presuntamente os proporcionan cientos de miles de euros mientras lapidan a mujeres, condenan a muerte a los homosexuales y donde los derechos son para los hombres, quedando las denigrantes obligaciones para las mujeres?. De la misma manera podríais “asesorar” a cierto dictadorzuelo “colega vuestro” para que de una vez, deje de utilizar todos los medios anticonstitucionales a su alcance para mantener en la poltrona mientras se pasa por el forro los derechos humanos, civiles y democráticos. Pidiéndole que se preocupe por las verdaderas necesidades y penurias que diariamente sufren los ciudadanos de ese país que “gobierna”.

En lo concerniente a la defensa de la mujer, podríamos organizar una de esas tamborradas callejeras que tanto os gustan y pedir la retirada de los programuchos en los que paradójicamente colaboran “insignes cerebritos femeninos” que además de denigrar la imagen de las mujeres, buscan engordar fácil y rápidamente sus cuentas bancarias, mientras procuran alcanzar la “fama” en los estercoleros nocturnos de Madrid y Barcelona.

Por otro lado, las féminas “podemitas” en vez de estar tan ocupadas idolatrando al “macho alfa” podrían pedir la abolición de esos “concursos de belleza” que en muchos casos no son más que lanzaderas para proporcionar personal a determinadas “agencias de publicidad” y que también se dedican al fructífero negocio de suministrar señoras y señoritas de “compañía”. Además de poner el grito en el cielo en contra de las campañas publicitarias y los anuncios (Ejemplo: Victoria´s Secret) donde explícitamente se trata a la mujer como mercancía sexual.

Llegados a este punto deciros que lamentaría y mucho que os tomaseis estas líneas como un síntoma de animadversión hacia vosotros y vuestro “tinglado-ideológico- circense” nada más lejos de mi intención. Pues la verdad, sentirían vuestra desaparición, ya que habéis traído una andanada de carcajadas y diversión que difícilmente podrían superar los Simpson. Gracias a vuestras charlatanería y sandeces varias, los ciudadanos – que aun sin pagar entrada, sí, mantenemos vía impuestos, vuestras estructuras – podemos reírnos con las desnortadas propuestas, luchas intestinales y las “pedorretas iñigueras” propias de unos “pequeñuelos vasallos” que han nacido con casi 50 años de retraso, tanto político como socio-económico.

Por cierto, ahora que estamos de buen rollito con esos de la belleza y el amor, podríais mandar una “horda de chicas monas” a desnudarse a una mezquita al grito de “el Islam no nos deja…comernos las almejas“ pues por lo que tengo entendido, en estos lugares de culto sí que se discrimina y denigra a la mujer. Venga majetes echarle un par id allí a faltar al respeto y saltaros el sentimiento religioso de estas personas, mandad allí a algunas féminas de vuestro “gallinero”. Ah perdonad, ya no estáis en el gallinero, os bajó Sánchez, ¡qué majete verdad!.

Bueno simpáticos, buen rollito, paz, belleza, libertad de expresión, amor y aunque hacéis un flaco favor a la izquierda de este país, solo que resta deciros que espero con inusitada impaciencia vuestras próximas “payasadas podemitas”. Confiando en que no me decepcionaréis y hasta entonces, a más ver “pequeñuelos vasallos alborotadores”.

M.A.I.S.