Archivo de la etiqueta: Revista Nómadas

SALVAJE HUMANIDAD por E.F.B.

LEON.jpg

Tengo que confesarlo: a medida que me hago más mayor, se incrementan en mi persona los índices de sensibilidad que contribuyen al sufrimiento. Cada día me noto más afectado por comportamientos de mis congéneres que, indiscutiblemente, nacen de una soberana estupidez; y lo que es peor, viendo cómo actúa una considerable parte del grupo, temo, que en algún momento yo mismo pueda ser uno de los actores en la comparsa de la gilipollez; si es que no lo soy ya.

Cuando veo esas imágenes de “ultras” de los equipos de fútbol europeos faltando al respeto a todo el que se pone por delante, destrozando el mobiliario urbano de ciudades en las que van dejando su vandálica huella y a las que, además, imprimen en su memoria una falsa imagen de lo que significan sus países de procedencia, no puedo por menos que verme invadido de incomprensión.

Soy un seguidor insaciable de los documentales sobre naturaleza, y deben ser miles, los de animales salvajes que colecciono con interés en los archivos de mi mente. He visto escenas escalofriantes de cuando, por ejemplo: el predador le da alcance a su presa extenuada y con dolorosos ataques va inutilizando las defensas de su víctima, clavando sus fauces en la carne vida que desgarra sin piedad. O las peleas feroces entre leones por asuntos territoriales en los que la supervivencia juega el papel fundamental. Es apasionante entender las motivaciones, que mueven a estos animales – que no hacen nada porque sí- a convertirse en “asesinos” justificados por la propia ley natural.

Sin embargo, las variantes del comportamiento humano parecen cada vez más inescrutables; cada vez se entienden menos los motivos por los que actúan algunas “jaurías” de bípedos pertenecientes al grupo de la humanidad.

Casi siempre intento mostrar respeto hacia cualquiera que se piense o actúe de modo diferente a como lo pueda hacer yo, entre otras cosas porque no soy dueño ni tan siquiera accionista de la verdad universal. No me considero tampoco discriminatorio con quienes defienden actos o ideas distintas a las mías, a pesar de aparentar contradicción cuando me esclavizan mis propias palabras, sobre todo en reuniones acaloradas en las que meto mucho la pata al esgrimir mi poco cuidado lenguaje coloquial. Pero se me hace cuesta arriba respetar a quienes, en el siglo XXI, aún pretenden imponer sus criterios a fuerza de brutalidad.

La raza humana destaca sobremanera por ser transmisora del conocimiento conquistado a través de milenios, y que sirve –o debería servir- para determinar la grandeza de una especie en cuyas acciones se encontrarían las claves del imprescindible equilibrio natural. Sin embargo, no paramos de comportarnos como unos “bichos” maquiavélicos, destructores y dañinos hasta el “no va más”. Para las religiones que contemplan finales apocalípticas, sin duda, el hombre representa la semilla indiscutible de una segura consecución.

Ya sé que este tipo de discursos es muy antiguo, como también sé que sigo ignorando cuál es la solución. Pero no dejo de sobrecogerme ante sucesos como la reciente “matanza de Orlando”, el drama continuo de molles de refugiados que huyendo de la muerte se ven atrapados por la misma sin piedad, las peleas entre “hinchas” del fútbol antes y después de la sana competición; por no extenderme en lo que sería la “enciclopedia de desaciertos humanos” jamás escrita y cuyas páginas viajarían más allá de la eternidad.

En definitiva, supongo que deberé seguir indagando en uno de los mayores misterios de la historia de la vida en la tierra. Desde luego no voy a renunciar a ver los telediarios porque soy de los que necesitan saber cómo está el mundo, pero la opción de los documentales sobre animales salvajes estará antes en mi lista de favoritos; decimos de ellos que son menos inteligentes que nosotros, pero, a veces, cuando me miran – sobre todo el caso del león – sus ojos parecieran transmitir el siguiente mensaje: “eso está por ver”.

Así que seguiré intentando aprender del resto de especies inferiores por si sucediese que tanta elevación interaminal afecta a la presión sanguínea y es por eso que no somos como deberíamos ser. Quién sabe si en el mundo de las fieras hallo iluminación a tan desazonadora oscuridad. Porque de verdad, no comprendo hacia dónde camina… ¿cuáles son los designios de mi propia raza? Y no solo es que no lo comprenda, además, me pregunto: ¿existe una manera humana de poderlo comprender?.

E.F.B.  

Anuncios

Nº 53 REVISTA NÓMADAS

la foto

 

Ya disponible el nº 53 de la Revista Nómadas. Muy pronto por los Módulos del CP Madrid V y otros Centros Penitenciarios. Si deseas un ejemplar no dudes en solicitarlo.

 


VE LA LUZ EL NÚMERO 49 DE LA REVISTA NÓMADAS

La Revista Nómadas vuelve al formato papel en su número 49, aquí os dejamos el archivo para consultarla a través de la red, pincha en la foto para verlo.

PortadaNómadas49

 

 

REVISTA NOMADAS OCTUBRE 13 DEFINITIVA


MILLONES DE AÑOS, EN 70 MINUTOS por E.F.B, A.E.J., J.R. y N.R.

historia5

Nuestra reseña de la Obra “Historia de España en 70 Minutos”:

Los presos también vamos al teatro; o sería mejor decir el teatro ha estado en la cárcel, porque realmente ha sido así.

El triple Ernesto Filardi (autor, actor y director) junto a una simpática y profesional Luna Paredes y un Javi Ródenas, que se sale, estuvieron interpretando la obra “HISTORIA DE ESPAÑA EN 70 MINUTOS” en el Módulo socio-cultural de la prisión de Soto del Real, en Madrid. Un grupo importante de internos pudimos asistir a esta representación teatral que queremos calificar de magistral.

Tres actores, un amplio escenario, cuatro cacharros de attrezzo, y 70 minutos por delante en los que concentraron infinidad de hechos relevantes que han conformado la historia de España y, sin duda, la historia de la Humanidad. Emocionante viaje por el tiempo, sin paradas, desde la Prehistoria, hasta el momento actual.

Creo que nuestras carcajadas y aplausos os dijeron todo sobre lo que nos pareció, y aunque os digamos esto, desde aquí, tener por seguro que dejamos cosas en el tintero. ¡De verdad! Trepidante y sin estrés, ironía y atrevimiento, con grandes dosis de sentido del humor.

¡Qué ocurrencia poner un teléfono antiguo en las cuevas de Altamira, que vienen de más atrás!

Una y mil gracias de parte de todos los que os pudimos disfrutar. Nos llevamos doble lección, una de historia muy entretenida, y la otra que habla de lo mucho que se puede hacer, con muy poco.

Y algo importante que no debéis olvidar, habéis conseguido que los que estamos acostumbrados a pagar las infracciones cometidas en nuestra vida, pudiéramos cachondearnos de la propia inquisición, además de reírnos de los buenos y malos de la historia, con la más absoluta impunidad.

 historia de españa 70 minutos

Coloquio posterior:

E.F.B.: En su obra realizan un interesante recorrido por la historia de España, una historia a veces muy controvertida, llena de polémicas ¿Han sentido presiones, por parte de algún sector social, que haya podido ver desvirtuadas o mal enfocadas determinadas ideas políticas?

No, en el proceso de elaboración del guion nos hemos sentido muy libres, si acaso es cierto que podemos ejercer cierta “auto censura” en algunos aspectos. Como habéis podido comprobar la obra no aborda los acontecimientos más recientes de nuestra historia, porque quizá sí ahí podríamos ahondar en temas relativamente recientes y en los que podría generarse más polémica.

En líneas generales nos sentimos muy satisfechos de la acogida que la obra tiene entre personas de muy distintos orígenes e ideologías, aunque puedan existir aspectos controvertidos en la historia de España, siempre las reacciones del público han sido muy positivas y acogedoras.

J.R. ¿Es la primera vez que acudís a actuar a un Centro Penitenciario? Y en caso afirmativo ¿percibís diferencias entre el público de fuera y el de dentro?

Si, y la verdad es que no existen grandes diferencias. Uno cuando le hablan de la cárcel empieza a imaginarse las típicas cosas que se ven en las películas americanas y la realidad que nos hemos encontrado ha sido absolutamente diferente. Hemos apreciado que sois personas como cualquier otra y, en todo caso, habéis reaccionado como público fabulosamente a los diferentes momentos cómicos que la obra presenta. Me atrevería a decir que vuestras reacciones han sido más satisfactorias y cálidas que en muchos públicos del exterior.

Uno cuando viene a realizar este tipo de colaboración lo hace desinteresadamente y sin esperar un reporte económico por ello, y la verdad es que encontrarnos con un público así, que participa, que sonríe, al que se le ve disfrutar en todo momento, te devuelve unas sensaciones que no pueden cuantificarse económicamente, no pueden pagarse con dinero. Además saber que con esta pequeña aportación os hacemos pasar un rato entretenido, de cierta evasión, nos resulta enormemente gratificante.

Siempre hay momentos a lo largo de la obra en los que uno puede temer las reacciones del público ante un tema controvertido, en concreto a lo largo de la interpretación de hoy podía haber momentos en los que alguien podría haberse dado por aludido y, sin embargo, habéis afrontado todos los temas con mucho humor.

 

historia21

A.E.J. Nosotros pertenecemos al Blog de Nómadas, que es una actividad que realiza la Fundación Secretariado Gitano. A mí me ha llamado la atención que en toda la obra en la que narráis la historia de España no aparezca un solo gitano, ¿podrías explicarnos por qué?

Tienes toda la razón, máxime cuando los gitanos llevarán en nuestro país aproximadamente unos 400 o 500 años. Lamentablemente cuando uno se plantea escribir una obra sobre la historia de España, y se documenta para poder realizar un guion ajustado a la realidad no encuentra muchas referencias a estos colectivos, y se da cuenta que, han sido invisibilizados a lo largo de toda nuestra historia. No se les ha permitido ser protagonistas ni representativos.

Ocurre lo mismo con otros colectivo mal llamados “minorías”, como podría ser el caso de las mujeres. En la obra realizamos un recorrido por la historia de España desde la prehistoria hasta la transición y, sin embargo, hay escasísimos personajes femeninos a lo largo de todo el guion, y los que están es porque han llegado a puestos de enorme trascendencia como por ejemplo la Reina Isabel II ¿significa ésto que las mujeres no han sido importantes en la historia de España? No. Lo que significa es que nuestra historia ha sido contada, desgraciadamente, omitiendo sus aportaciones y su papel trascendente.

sto que ocurre con las mujeres, sucede también con los gitanos, con las personas homosexuales o con otros colectivos invisibles en nuestra historia. En nuestra mano está ahora reconocer el papel de estos colectivos y ofrecerles el lugar en la historia que se merecen, no nos parece mala idea la posibilidad de incorporar un personaje gitano en el futuro.

¿Les está afectando la crisis?

Efectivamente es inevitable, pues la crisis nos afecta a todos. En el mundo del teatro especialmente desde la subida del IVA cultural. Sin embargo consideramos que las dificultades están para enfrentarse a ellas, además, los que nos dedicamos al teatro sabemos perfectamente que somos un sector permanentemente en crisis, por eso la situación actual tampoco nos sorprende tanto, estamos, por así decirlo, acostumbrados a trabajar en un contexto de dificultades.

Pensad que el teatro existe desde la antigua Grecia, ¡si no han conseguido acabar con ello desde entonces, ahora tampoco lo conseguirán!     

imagesCA0OI837

Todos los integrantes del Blog de Nómadas agradecemos a Ernesto Filardi, Luna Paredes y Javi Ródenas su predisposición para participar en esta iniciativa

Blog de Ernesto Filardi: http://ernestofilardi.com/sobre-mi/