Archivo de la etiqueta: salud

LA MEDICINA: SENCILLA PERO NO FÁCIL por J.R.R.

medicina-ortomolecular1

La historia de la medicina coincide con la historia de la humanidad. Desde que el hombre existe ha estado siempre sometido a las agresiones del ambiente circundante, a las enfermedades propias y en última instancia a la muerte.

Es muy probable que en el mismo inicio de la existencia humana sobre la Tierra, unos hombres estuvieron más dotados que otros para hallar y aplicar tales remedios o incluso que algunos sintieron dentro de sí una llamada que podríamos llamar vocación hacia la ayuda a los demás que sufrían a su lado. Podremos suponer que junto al primer ser humano lacerado por el dolor de una herida hubo otro que le ayudó a tumbarse, le limpió quizá con la lengua como lo habría visto hacer a los animales de su entorno y le dirigió una palabra o gruñido de consuelo.

También los grandes reptiles padecieron enfermedades muy similares a los que luego atacarían al hombre como se ha comprobado por las alternaciones visibles en los huesos y dientes de aquellos grandes reptiles, es decir, los elementos patógenos, capaces de producir enfermedad, han permanecido aparentemente inalterables a lo largo de millones de años, mientras que el resto de los seres vivos parece ser que han ido evolucionando.

Desde ese primer médico hasta hoy las cosas han cambiado mucho, es evidente, pero lo han hecho en más formas, en la manera de curar y aliviar, que es a su vez el último fundamento de la medicina en todos los tiempos.

A quien hoy se queja de un dolor es posible que en el hospital se le someta a una resonancia nuclear magnética y luego, para curarle, a una sofisticada terapia quirúrgica, desde luego que no le van a lamer la zona herida. Pero el sentimiento que ha llevado a ese paciente hasta el centro sanitario y el que mueve al médico o al equipo que lo atiende a poner en juego todos sus conocimientos teóricos y todas las técnicas a su alcance, no son muy diferentes de los empleados por sus antepasados.

La medicina es sencilla, entiendo como sencillo en este caso que no es sinónimo de fácil, al menos lo es en general su aplicación práctica, entendiendo por sencillo el sinónimo de exenta de complicaciones innecesarias para su función: sencillo pero no fácil, es el arco de medio punto en arquitectura, sencillo pero no fácil es el canto gregoriano y también lo son el teorema de Pitágoras o la música de Mozart.

Desde luego la enfermedad, el dolor físico, el malestar, han acompañado al hombre a lo largo de toda su existencia y junto a ellos como culminación la muerte a cuya presencia nunca se acostumbra el ser humano y se pregunta sobre su por qué y sobre el misterio insondable que hay tras ella.

En conclusión, “la medicina es de los hombres y para los hombres”.

J.R.R.

 


LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LA CUESTIONABLE CREDIBILIDAD DE SU INFORMACIÓN por M.A.I.S.

o-caso-nadia-teles-facebook

Aunque parece existir gran diversidad de cadenas televisivas, radiofónicas y de prensa escrita, en realidad la mayoría de ellas forman parte de tres grandes grupos: uno de ellos, público, y los otros dos, privados. Mención aparte merecen las cadenas autonómicas que financiándose con dinero público, no son más que meros gabinetes de prensa del gobierno de turno, siendo un pozo sin donde en pérdidas económicas que carece de la más mínima calidad programática, además de ser un auténtico pesebre de empleo para afiliados y simpatizantes del grupo político que las gobierna. Peo todas tienen una cosa en común, gracias a ellas, los ciudadanos estamos abocados a contrastar una y otra vez mucha de la información que nos suministran para poder tener, en el mejor de los casos, una mediana idea de lo que sucede en nuestro entorno nacional y en el resto del mundo.

Me surge, entonces, la  primera pregunta ¿cómo es posible que suceda esto?. A mi modesto y lego modo de ver, solo podría explicarse si tenemos en cuenta que los medios de comunicación españoles, están conformados por una amalgama de ingredientes entre los que se encuentran: la insuficiente verificación de los datos, prevaleciendo la rapidez para ser los primeros en difundir la noticia, para así captar lo más pronto posible la codiciada audiencia. Por otro lado, está la “mercenaria” línea ideológica, del medio de comunicación, que en directa consonancia con sus intereses: selecciona, manipula, sobre acentúa o minimiza la importancia de la información, además de elegir la franja horaria en la que se difunde, con el objetivo de perjudicar o beneficiar a tal o cual grupo político. Por último, nos topamos con una cada vez más normalizada falta de profesionalidad y exceso ideológico de muchos periodistas, que suelen darnos su subjetiva opinión a la misma vez que nos facilitan la noticia, restando con ello, el objetivo contexto y contenido de la información. A todo esto, hay que añadir el emergente número de personajes afines a este o aquel partido político, que ejercen su “mercenario” pseudo periodismo en función de los beneficios que puedan obtener.

Gracias a estas aptitudes, se produce ese fenómeno por el cual es posible escuchar una noticia en un medio de comunicación a las 6 de la mañana, que a las 6:15 ya tiene notorias diferencias en otra, de diferente línea ideológico-política, y lo peor, es que con el transcurrir de las horas o los días y dependiendo del grupo informativo, las diferencias pueden llegar a ser contradictorias con lo dicho anteriormente en el mismo medio, incluso puede suceder que si la información es contraria a los intereses del grupo mediático, ésta, desaparece por arte de magia de su parrilla informativa. Por supuesto, la mediocridad existente en el sector se hace extensible a todos los aspectos y actividades sociales, deportivas y económicas, gracias a que en nuestro país y en absoluto régimen de monopolio disponemos de los programas de adoctrinamiento políticos y en todos esos que son denominados: deportivos, gastronómicos, sociales y musicales.

Hoy día en España, no existe cadena que se precie, la cual no disponga de uno de esos “programas sociales”: mañaneros, de media tarde o semi nocturnos, en los que trabajan o colaboran los más insignes y defenestrados periodistas que, conducidas por alguna de esas mediáticas estrellas, femeninas o masculinas, se dedican a difundir una información previamente seleccionada, triturada, asimilada, digerida y carente de cualquier nutriente cerebral, la cual es inoculada a una adormecida audiencia que fervorosa y compulsivamente aclama a su referente social y mediática figura. Ejemplo de ello, podría mencionarse el reciente caso que les ha estallado en las narices y en su dura cara:

Naturalmente me refiero al de una niña que supuestamente sufre una de esas raras enfermedades y cuyos padres – por lo visto – han utilizado para realizar una presunta estafa económica, la cual y siempre según los bien informados periodistas: el pasado día 7 de diciembre ascendía a 150.000 euros, el día 8 a 300.000 y el día 9 del mismo mes, la cuantía de esta especie de tómbola pecuniaria se fijaba en un millón de euros. Por cierto, todo ello ha sido posible gracias a la inestimable y negligente colaboración de la práctica totalidad de los medios de comunicación quienes les brindaron a estos presuntos estafadores: su apoyo, su cobertura y la necesaria publicidad mediática, sin la cual estas personas no habrían podido llevar a cabo el presunto delito que se investiga en la actualidad. Los medios informativos, sus responsables – irresponsables – y los divulgadores de medio pelo, n tan siquiera se molestaron en documentarse e informarse sobre este personaje, el cual ya fue condenado a cuatro años de prisión por un delito de estafa en el año 2000, tampoco se dignaron a contrastar y verificar la información que con tanta pasión difundían.

En este punto me surge la segunda pregunta, dirigida a las agencias que tan pomposamente presumen de informar y defender al espectador y a los consumidores. ¿Podría responsabilizarse y emprender acciones judiciales contra los grupos de comunicación y sus profesionales periodistas y colaboradores, en caso de que estos hubieran incurrido en una grave negligencia, en la que no se verificasen ni los datos, ni las informaciones previas y la cual ha causado un perjuicio económico a un gran número de personas que, confiando en lo dicho por esos “profesionales de la prensa” han donado bienintencionada y solidariamente su dinero, el cual han perdido, mientras las cadenas informativas, sus mediáticas estrellas y los defenestrados colaboradores han obtenido beneficios, gracias a la publicidad generada en los programas sin cuya aparente colaboración necesaria, estos presuntos delincuentes no habrían podido tener: voz, cobertura y publicidad para lograr tener un inicial éxito en su presunta estafa? ¿podría hacerse esto? A lo mejor me responden ja, ja, ja.

Ahora, todos estos grupos y sus figuras, referentes sociales, pretenden justificarse y formando una piña corporativa, invocan el bien social que pretendían llevar a cabo. Y aún en contra de lo dictaminado por el juez instructor del caso, quien ha ordenado que especialistas forenses certifiquen si la niña padece o no esa rara enfermedad, en muchos de estos medios a día de hoy, continúan dale que te pego con la indecente y desvergonzada pretensión de minimizar su aparente y repugnante negligencia y su patente falta de profesionalidad, y mantienen la siguiente manipulación informativa: “Detenidos los padres de ¿, por aprovecharse de la enfermedad de su hija para recaudar ¿? De euros, que según el juez instructor no han destinado a la cura de su hija”. Pero seamos serios hombre, el juez no sabe con certeza si la niña padece esta enfermedad y ustedes erre que erre, dando por cierta la existencia de la misma.

Admítanlo ustedes, se la han colado pero a base de bien, evidenciando su ansia de protagonismo, su incapacidad, su falta de profesionalidad, de ética y rigor informativo, todo lo cual les condujo a esta negligencia. ¿Pero dónde se han dejado ustedes la investigación, la veracidad y credibilidad en la información de la que tiene que hacer bandera un verdadero profesional del periodismo? ¿dónde?.

Déjense de distorsionar la verdad, casi mejor, hagan eso que se les da tan bien, “dejar pasar la tormenta, aprovechando las navidades y que esa metedura de pata se difumine con otra que seguro no tardaremos en ver”. Pero por favor, la próxima vez, explíquense mejor. Pues de continuar así, los ciudadanos vamos a tener que realizar un curso acelerado de hermenéutica periodística para poder interpretar sus sagradas informaciones, el cual, tal vez, nos permita comprender el contexto de sus nefastas negligencias y manipuladoras “artes” en divulgar la información, pudiendo así, encontrar sentido a su falta de profesionalidad.

Un cordial saludo a todos los amigos de Nómadas y Feliz Navidad.

M.A.I.S.


EL RECHAZO POR SISTEMA de M.A.I.S.M.

transgenicos543

Según los expertos, entre el 2050 y el 2060 la población humana alcanzará los 9.000 millones de habitantes. Para satisfacer las demandas alimenticias se tendrán que cambiar los actuales sistemas de producción agrícola, ganadera y pesquero. Ello requerirá del uso de la biotecnología como la encargada de incrementar la cantidad y calidad nutricional de los productos destinados al consumo humano. Por tanto, será necesario fomentar la utilización de transgénicos los cuales permitan crear especies vegetales resistentes a los ciclos climáticos y con capacidad para sobrevivir en zonas donde las sequías y otros fenómenos naturales dificultan hoy día su cultivo. De igual manera se tendrán que obtener nutrientes específicos para los suelos de siembra.

Son muchas las personas que por falta de información o por información errónea dicen estar en contra de los productos trans. De las argumentaciones dadas por ellas podría deducirse que parecen pensar que un transgénico es algo creado con una tecnología demoníaca de la cual surge algo fruto de la alquimia. Pero ¿qué es un transgénico?.

Sencillamente, es un organismo al que se le inserta en su genoma un fragmento de ADN de otro organismo con el único fin de aportarle una nueva capacidad para la mejora de su: calidad nutricional, su cantidad y resistencia. Con los trans sucede igual que con cualquiera otra novedad tecnológica, de inicio se la mira con recelo y poco después se instala en los hábitos de consumo haciéndose incluso imprescindible. Hoy día estamos utilizando productos derivados de transgénicos como el algodón, el cual en Europa es adquirido para elaborar desde ropa a todo tipo de consumibles de higiene íntima. Igualmente son muchos los fármacos que se obtienen con derivados de transgénicos, gracias a ello han pasado a estar al alcance de una gran mayoría de personas, las cuales tenían problemas para obtenerlos debido a su coste económico.

Si no fuera por los transgénicos tendríamos escasez de ciertos alimentos, pues gracias a ellos, se producen más y mejores cosechas de algunos cereales destinados a la alimentación base del ganado. Esto permite cubrir la desmesurada demanda de todo tipo de carne, motivada por la muy extendida y errónea creencia de ser una eficaz manera de obtener proteínas.  De hecho, en pocos años las costumbres alimentarias de la humanidad sufrirán grandes cambios, siendo el consumo de pescado la principal y más efectiva fuente de obtención de muy buena proteína. Este cambio, mucho más saludable a la vez que más barato y menos contaminante, llevará aparejada una necesaria modificación en la forma de abastecer a los consumidores, la cual pasa por la agricultura marina reemplazando ésta a las cada vez menos productivas artes tradicionales de pesca.

Para lograr esta reconversión productiva, será necesaria la utilización de transgénicos, a la vez que tendrá que modificarse las leyes europeas con respecto a la utilización, siempre y producción de estos derivados procedentes de la biotecnología. Hoy día, las industrias europeas los adquieren en grandes cantidades de otras partes, donde su siembra, producción y elaboración sí que están permitidas, para posteriormente elaborar productos que se consumen aquí en Europa, entre ellos: cosméticos, geles y champús de baño, productos de higiene íntima, de limpieza e industriales. Igualmente existen alimentos como el arroz con determinadas propiedades nutricionales –provitaminas- y trigo modificado para poder ser consumido por los celiacos y aunque aún se mira con recelo a los transgénicos, la sociedad terminará por aceptarlos dejando de lado esas absurdas creencias que fomentan su rechazo, pues su consumo y utilización aportan muchas ventajas y beneficios al ser humano, incluso las mejoras en los procedimientos de lucha contra la contaminación que ocasionan las actuales formas de procesamiento, manufactura y distribución de los productos alimentarios y de higiene de hoy día.

Por otro lado, resulta curioso el hecho de que se rechace los trans, con la argumentación de que causas un perjuicio a la salud – cosa errónea- y por el contrario consumimos y engullimos toneladas de bollería industrial y comida rápida de todo tipo las cuales son procesadas con grasas animales y/o saturadas, cuestión esta que además decimos conocer como muy perjudicial para la salud, dejando de lado o consumiendo  en muy bajas cantidades: frutas, verduras, pescado, legumbres y cereales, alimentos estos que cuentan con avaladas certificaciones en la prevención de dolencias cardiovasculares, estomatológicas y dermatológicas.

Parece que tenemos muy arraigado el “rechazo por sistema”, más que por conocimiento. Y lo que conocemos como beneficioso lo sustituimos por lo perjudicial.

Por M.A.I.S.M.


GRACIAS por J.B.

gracias_multilingue

Hola quiero pedirles, agradecimiento a los hermanos Juan de Dios y a la Sra. Emilia, al hermano Guando y Don Andrés, Jesús, Juanjo, Vicente, Gustavo, a la enfermera que lleva el botiquín de los primeros auxilios y todo el personal que trabaja aquí. Si no fuera por ustedes no habría podido seguir; por su ayuda estoy caminando de nuevo, incluso me han detectado un tumor y ya me han operado para que pueda seguir recuperándome día a día.

Gracias por toda su linda ayuda que me prestaron.

J.B.


¿SE PUEDEN CONTAR LOS AMIGOS CON LOS DEDOS DE UNA MANO? Por el TÍO JESÚS

?????????????????????????????????

Qué buena pregunta. Hace un año, por supuesto que sí los podía contar, con mis tres dedos y medio, más el tonto, de la mano derecha. Hoy en día me faltan dedos, contando mis manos y mis pies. Ha sido tal el montón de compañeros que me han dado y siguen dando cada día su dirección para tomar un café, cuando se pueda. Pero yo entiendo que no me han brindado su casa, sino su corazón.

Así, por tanto, tengo que agradecer al Reiki, que ha cambiado mi vida, estoy muy contento  de seguir ofreciendo sesiones a todos los compañeros que me lo piden o necesitan, y todavía hay algún despistado que me dice que está interesado en probar, pero que no puede pagarme. Me río un poco, pero acto seguido le digo que es totalmente altruista, y que ofrezco sesiones a todo tipo de personas, sin importar su edad, religión o cualquier otro tipo de condición.

A mi parecer y humilde consideración, percibo que el Reiki no tiene interés para educadores, junta de tratamiento, y demás organismos penitenciarios, porque no tiene ninguna puntuación entre las actividades. Repito, yo creo que sí tiene un impacto, porque tanto en lo físico como en lo mental, los compañeros de Reiki hemos bajado muchísimo la agresividad y rogaría a todos los estamentos oficiales que tengan en cuenta y promocionen los valores de esta actividad.

Para justificar todo lo que recojo en mis escritos, cuentos con los testimonios de todos los compañeros que pasan por las sesiones de Reiki y que tras ellas me dan por escrito sus impresiones. He podido analizar las últimas, de las que extraigo las siguientes conclusiones que os resumo a continuación:

44 testimonios han sido los recogidos, entre ellos, como antes comentaba, de compañeros de todo tipo de procedencia, edad, creencias y condiciones. Igualmente, el tipo de dolencias que motivaban su participación en las sesiones de Reiki eran muy diversas, desde lesiones de años de duración, leves o más graves, hasta dolores inespecíficos o puntuales. Tras una o varias sesiones, la mayoría de ellos refieren una solución total o parcial de sus dolencias o molestias, mientras que el porcentaje de personas que no detectan ningún cambio, por cualquier cuestión, sigue siendo muy pequeño.

El Tío Jesús


UN SEGUNDO por EL TÍO JESÚS

sprialing-clock

En un segundo nacemos.

En un segundo morimos.

Un segundo es tan efímero.

El segundo que estamos viviendo es el presente, sin embargo un segundo, tras otro es un presente continuo.

Un segundo atrás ya es pasado.

El segundo próximo ya es futuro.

En cada segundo siempre tenemos dos opciones o más ¿derecha o izquierda, paso adelante, quedarse quieto, o atrás?

Y en cada segundo, paso o acción, nos vamos forjando nuestro presente y futuro, para lo bueno o lo malo.

Ahora voy a enumerar tres segundos de mi vida. Vosotros les daréis la importancia que queráis, pero para contar el primer segundo, voy a hacer una pequeña introducción.

Dicen que los niños no entienden muchos cosas pero yo con 6 años (siendo el segundo hijo, mi hermano mayor me llevaba 18 meses), veía a mi padre muy angustiado y preocupado, le dije papá yo estoy aquí, pero me dijo “vamos a hacer la prueba” que para mí fue la primera putada en mi vida. Cogió la cabra más borde y me dijo que la ordeñara, cuando estaba preparado la soltó, y yo sin soltar las ubres salí arrastrado dando un montón de vueltas por el corral, poniéndome perdido. Cuando se cansó, la llevé arrastrando de las ubres hasta donde estaba el pozal y, por supuesto, la ordeñé. Al terminar, mi padre me pidió perdón y me abrazó.

A partir de ese día empecé a ayudar a mi padre, alternando con mi hermano, levantándonos a las 6 de la mañana. Con 7 años le dije a mi padre que quería ayudarle más y ahorrar dinero, ya que tenía que repostar tres veces en casa para vender la leche, y él nos había comprado una bicicleta, una mini BH, que yo quería utilizar para ahorrarle un viaje y repartir a las vecinas más cercanas. Mi padre se sorprendió, pero me hizo las correspondientes pruebas de medidas de capacidad, de pulso y de matemáticas que pasé notablemente.

1º SEGUNDO: Un día de invierno que había 20cm de nieve, hice el reparto, por seguridad andando, al poco de empezar, vi en la nieve un pajarillo, parecía muerto. Le recogí, no se movía, pero un instinto o qué sé yo me llevó a guardármelo. Me abrí el abrigo y lo metí con mi mano derecha a la altura del corazón y me fui directo a casa, con la mano izquierda llevaba el cántaro de leche y los dos medidores de 1 litro y de medio. Al llegar a casa mi madre se extrañó y me preguntó, yo, sacando la mano derecha del abrigo, le enseñé el pajarillo y mi madre dijo “pero si está muerto”. En eso dio una pequeña sacudida, y preparamos una camilla con ropa cerca de la estufa. Al volver, cogí un poco de leche y una galleta y haciendo una papilla conseguí introducirle dos o tres veces un poco de alimento, pero era muy tarde así que cogí mi bocadillo y me fui comiéndomelo de camino a la escuela.

Cuando volví a casa me quedé sorprendido, el pajarillo estaba espabilado, me lo pasó mi madre para que jugara con él. Resultó ser una graja a la que pusimos de nombre Tula, y le sacamos sus cosas al patio. Nunca nos esperamos su reacción, porque siempre fue libre, pero nunca nos abandonó. Yo al venir de la escuela la llamaba y ella contestaba y venía a mi mano, aunque a veces desaparecía temporadas. De vieja murió en mis manos.

2º SEGUNDO: Un año después, más o menos, ya me preocupaba yo, quitándole faena a mi madre, de darle de comer y beber agua a las parideras (ganado que va a parir). Observé un parto, no iba bien, pues el cordero no sacaba la cabeza, iba atravesado. Yo esto nunca lo había visto y sin saber lo que hacía, hice lo que había que hacer, hacer de comadrón salvándose la oveja y la cría. Cuando se lo conté a mi padre, puso cara extraña pero se lo creyó y me felicitó.

3º SEGUNDO: Ya va a hacer 15 años. Finales de agosto primeros de septiembre en la feria de Almansa. Íbamos paseando con la familia a la altura de una atracción denominada “El Dragón”, una mini montaña rusa cuando mi exmujer gritó: “Y ese niño”, señalando la atracción. Vi un niño de unos 4 años en la plataforma de acceso. Sin pensármelo dos veces subí las escalerillas y me lancé en plancha por debajo de la cadena y me di con las dos espinillas en el último escalón, aun así me volví a tirar hacia la plataforma y cogiendo al niño que ya estaba en la orilla, rodé hacia fuera. Al estar el niño a salvo en mis brazos, me di cuenta de lo que había hecho y lo que me dolían las espinillas y los codos. Entonces paró la atracción por el griterío de la gente y cuando iba bajando el dueño me recriminó: “oye, es que no puedes tener más cuidado con tu hijo”. Yo le contesté que mis cuatro hijos (dos de mi exmujer) estaban con su madre y que el niño no era mío a lo que me contestó, “Ah no”. Fueron sus últimas palabras, por consiguiente ningún reconocimiento ni agradecimiento.

Fuimos a protección civil y cruz roja ya que estaban juntos, dejamos allí al niño y a mí me curaron las heridas. Al rato estábamos tomando unos refrescos y nos localizaron los padres, que resultaron ser unos feriantes de un puesto de sartenes y menaje. Nos dijeron que les pidiéramos lo que quisieran. No era mi intención pedirles nada, pero entonces se me encendió la bombilla y les dije que solo quería una cosa, tras su insistencia y la sorpresa de mi familia, pedí solo una fotografía. Todos nos dimos un gran baño de abrazos. Por desgracia, ya hace varios años que no está la foto conmigo, pero siempre tuvo un buen lugar con las fotos de familia.

El Tío Jesús


¿QUÉ ES EL REIKI? (PARTE II) por el TÍO JESÚS

Tumbled stones - Healing Reiki

Reiki, es una técnica milenaria japonesa, de relajación y sanación, tanto física como mental, con las energías del Universo canalizadas a través de las manos.

Quiero dar las gracias de antemano a los trabajadores del Secretariado Gitano, a Teresa, a Raquel y Dani, junto con los compañeros del centro, de la Revista Nómadas por haber publicado mi anterior artículo “no hay mal que por bien venga”. Por haberme desinhibido a mí mismo, ya que yo era una persona muy cerrada, y todo lo achacaba a ser Tauro. También dar las gracias a los compañeros del “taller de silencio”, y en especial a las hermanas Carmen y Alicia, ya que en poco tiempo he aprendido a concentrarme, ya que anteriormente, aunque daba las sesiones de Reiki a gusto, era un suplicio para mí, porque me resultaba muy difícil controlar mi cuerpo y parecía que iba a explotar (Julián, mi maestro de Reiki se asustó al verme dar una sesión), y gracias al libro que me dejó Alicia “Cómo lograr el milagro de vivir despierto” de Thich Nhat Hanh, en dicho taller de silencio, con apenas un mes al concetrarme veo el aura de los compañeros.

También gracias a Alejandro, compañero de Reiki, que las veces que ha guiado mi meditación he conseguido ver imágenes que no imaginaba, como los mismos sueños estando despierto, aunque no tuvieran sentido.

Para poder seguir acreditando mi relato anterior, quiero seguir aportando testimonios de compañeros de diferentes módulos, edades, procedencias y religiones que me han entregado tras las sesiones:

J.M.M. que ya disfruta de su libertad, tenía un zumbido en el oído (como una fresadora), el cual ahora casi apenas percibe o casi sanó.

F.J.H. su dolencia era en la rodilla y tras dos sesiones de sanación no encontró mejoría.

E.M.P.A. Le dolía la espalda y tras varias sesiones no se pudo solucionar el problema, pero después de cada sesión si notaba una leve mejoría pasajera.

V.G.C. tras una clase de gimnasia de mantenimiento se quedó sin poder levantarse por un agudo dolor lumbar que le llegaba hasta la pierna (ciática). Tras la sesión de Reiki el alivio fue instantáneo pudiendo caminar esa misma tarde sin ningún impedimento.

D.A.N. Ingresó en prisión con una costilla rota, pasando tres días sin poder dormir del dolor. Tras una sesión de diez minutos el dolor desapareció.

C.A.C.D. Tras una dolencia en la clavícula por jugar al fútbol y tres sesiones de Reiki el dolor desapareció.

J.A.A.G. Sitió mejoría de su inflamación en la cadera tras dos sesiones.

J.J.G.R. Al mismo momento de la sesión sintió un alivio rápido de su rodilla u dedo.

M.A.V.M. encontró alivio a sus dolencias de migrañas, un dolor que le llevaba acompañando varios años.

El Tío Jesús