Archivo de la etiqueta: virtud

FRASES SOBRE LA BELLEZA por A.H.D.L. (Colaboración desde CP Villanubla)

gotasdef

La belleza es un acuerdo entre el contenido y la forma H.J. Ibsen

La belleza es el esplendor de la verdad. Paltón

Sabio es aquel que constantemente se maravilla. Andre Gide.

La belleza de las cosas existe en el espíritu del que la contempla. D. Hume.

Solo lo hermoso es cierto, nada es cierto sin belleza. A. de Musset.

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla. Confucio.

La belleza es muy superior al genio. No necesita explicación. Oscar Wilde.

Aunque le arranques pétalos no quitarás su belleza a la flor. R. Tagore

Si quitas de los corazones en amor a lo bello, quitarás todo el encanto de vivir. J. Rousseau

La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien pueda amarla y adorarla. H. Hesse.

La belleza es una carta de recomendación que nos gana de antemano los corazones. Schopenhauer.

Mira dos veces para ver lo exacto, mira solo una vez para ver lo hermoso. Frederic Amiel.

La belleza, sin necesidad de valedores, persuade por sí misma los ojos del hombre. Shakespeare.

Si cada año estuvieras ciego por un día, gozarías los restantes trescientos sesenta y cuatro. I. Asimov.

La belleza es verdad y la verdad, belleza, pero no todos pueden verla. John Kyats.

Encuentra bello todo lo que puedas, la mayoría no encuentra nada suficientemente bello. Van Gogh.

Cuando las cosas no van bien, nada como cerrar los ojos y evocar intensamente una cosa bella. A. Maurois.

La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa son elementos característicos de la belleza. CH. Baudelaire.

A.H.D.L.

Anuncios

LA AMISTAD MUERE SI NO SE CULTIVA por J.M.M.J.

imagenes-de-amistad-4

¡Tiene importancia hoy día la amistad!

¡Es un valor, une a las personas, es socialmente útil!.

Quien ve en la sociedad solamente egoísmo, utilitarismo, no tiene dudas y responde con plena convicción que no hay lugar para ella, y la considera un noble sentimiento de otros tiempos.

No quiero unirme a los panegiristas del pasado, con el futuro, y siempre insatisfechos con el presente.

El bien y el mal no son categorías para asignar una al pasado, y la otra al presente, constituyen la dialéctica de la vida y la elección que determina la calidad de nuestro comportamiento moral en todos los tiempos.

Aristóteles convencido de que “la buena voluntad puede volcarse también en personas desconocidas”. Por tanto, el amor alcanza su plenitud cuando se hace deber, superando su particularidad y carácter emocional.

Por consiguiente, el cumplimiento de la justicia pertenece a la naturaleza de la amistad.

Cicerón decía “es de capital importancia que el que es superior se considere igual que el inferior”.

Creo que una de las necesidades que satisface la amistad es la de tener alguien a quien hacer partícipe de nuestro interior. Por tanto, estoy convencido de que aunque alguien tuviera la posibilidad de contemplar desde lo alto del cielo la belleza del universo, no experimentaría ninguna alegría si le faltara una persona a quien comunicarla. Pienso que el odio y el amor tienen necesidad de ser comunicados para sentirse realizados.

Si se basa en lo útil, la amistad estará destinada a ser precaria como lo es la utilidad, “si amas al amigo/a no por lo que es, sino por lo útil y agradable, la amistad es caduca, porque lo útil y lo agradable cambian según las circunstancias”. Si falta el motivo por el que era amigo/a, muere también la amistad.

No tenemos necesidad de recurrir a un profeta acreditado para tener la certeza de que solo dejaremos de amarnos cuando termine nuestra existencia. La amistad no debería envejecer jamás y sí debería tener siempre el frescor del bien, el de la familia y el de tus hijas. No debería conocer desgaste y sí reforzarse con el paso de los años, por consiguiente, debe ejercitarse, o de lo contrario se atrofia.

Pienso que “aunque estas lejos de mi tengo presente tu ausencia”. La amistad no es un hecho físico, sino moral, la amistad no cultivada está condenada a terminar por muerte natural.

Cuando muere la amistad hay que saber soportar con dignidad su pérdida, si su fin es dramático, las peleas, los insultos, las acusaciones de responsabilidad, no la harán renacer, está claro, pero harán más amarga la decisión de su pérdida.

El corazón del hombre tiene reservas inagotables y puede hacer nacer otras amistades, tal vez más hermosas que la perdida.

Si pierdes una amistad, conserva su recuerdo pues con ella se va parte de ti.

Por J.M.M.J.