Archivo de la etiqueta: Crisis

HEMOS EMPOBRECIDO LA POBREZA por E.F.H.

Aunque el título parezca fuera de sitio, no lo es. La realidad es que verdaderamente en esta época de crisis: los ricos han aumentado sus riquezas, mientras “hemos empobrecido la pobreza”.

Hemos normalizado institucionalmente que la gente lo pase mal.

La pobreza, no podemos entender como se ha excluido del debate público en España. Aunque sí haya personas que lo puedan entender, pues las palabras: pobreza, desigualdad y exclusión, entre otras, son palabras muy molestas, incómodas, desagradables e inoportunas.

Podemos poner un ejemplo que podríamos ver en las calles de nuestras ciudades. Los vemos caminar por ellas y nos cambiamos de acera. Y todo esto ocurría y ocurre cuando los pececitos volvieron a casa y fueron metidos en la pecera con agua limpia en la que nadamos los demás cuando pagamos el IRPF.

Es horrible la ligereza con la que se roba y se falta a la sociedad y a la verdad.

Todo eso, que se lo pregunten a Cáritas ya las ONGs, si realmente es así o no.

Aunque queramos ocultarlo, es imposible. Lo estamos viendo diariamente en nuestras calles, en los que no pueden pagar y son desalojado de sus viviendas, los que no pueden pagar sus recibos de electricidad, agua, etc.

¿Cómo vamos a solucionar esto? Yo le veo muy difícil solución, tal como se siguen desarrollando los acontecimientos.

A lo mejor tomando el toro por los cuernos algo podríamos paliar y esas palabras “pobreza, desigualdad, y exclusión” irían perdiendo fuerza como palabras molestas, incómodas, desagradables e inoportunas.

Al menos debemos hacer el intento.

E.F.H.

Anuncios

VIENE GENTE por E.F.B.

europa-300000

El espectáculo de 2015 está protagonizado, sobre todo por sirios, que huyen de su país y de la bestia negra de una guerra, dirigida por desalmados genocidas que parecen ignorar lo que, en un conflicto bélico, significa la población civil. Lejos de respetarla y mantenerla al margen de la contienda que debería ser en exclusiva militar, el pueblo de Siria está siendo masacrado en el holocausto  más terrible del joven siglo XXI.

Al otro lado del escenario, los actores principales son poderosos gobernantes de la comunidad internacional, que ven como la vieja Europa (revestida de moderna) puede perder el control. Es como el juego tonto de la pelota que nadie quiere tener, con la particularidad de que se trata de personas desesperadas a las que, solo la muerte es capaz de frenar.

Sin embargo, aunque algo tarde, los cabecillas europeos han decidido realizar un reparto de refugiados por distintos países de la Unión. Pero es motivo de vergüenza, que dicha iniciativa, no tuviese un origen genuino en los despachos, y sí partiese de la calle en forma de grito popular. Una vez más para la historia, el pueblo alecciona a los que se supone instruidos para gobernar.

Este sería un momento propicio para que nuestros representantes institucionales demostrasen talla política, proporcional a la grave situación que supone este éxodo de los que legítimamente huyen del terror. Lo que pasa es que afloran torpes-insensibles (mala combinación), que, en lugar de empujar el carro del auxilio humanitario, se dedican a poner piedras en el camino de la libertad.

No es de recibo que se lance ningún tipo de alerta pública en el sentido de que entre las gentes que buscan refugio, pueda o no haber terroristas entrando en Europa con intenciones de matar. Porque no es momento de sembrar más inquietudes, sino de curar a los heridos, quitarles el hambre y allá donde estén a salvo, permitirles descansar. Las cuestiones de seguridad, ya se andarán.

¡A ver si empezamos a medir con una sola vara!, está visto que los grandes males que afectan a la tierra son el grupo de una doble moral contagiosa que antepone materiales a la razón, y poder a humanidad.

lainfo.es-40448-refugiados-sirios

Claro que se pueden colar yihadistas entre los que buscan auxilio, pero… ¡da lo mismo!, si en cualquier caso ya están entre nosotros. ¡O a caso no sabéis de nadie que desde los despachos europeos negocien con las mismas armas que luego nos habrán de matar?. ¡Basta ya de hipocresías!, basta ya de insultos y de engaños ilimitados que atentan contra la lógica y la razón, porque esa es otra forma de terror.

La Comunidad Internacional brilla por su ineptitud ante esta crisis, o lo que sería peor, es el cooperador necesario en este grave crimen contra la humanidad.

Para qué tantos convenios, leyes, reglamentos que por no ser aplicados no sirven para nada. Para qué anteriores guerras que deberían sentar el precedente de lo que no tiene que ser. Para qué tantas horas en despachos impecables con sueldos públicos, si luego tienen que ser el pueblo el que abra sus casas y tome la iniciativa de aliviar el dolor.

¿Hay algún culpable entre los poderosos?… ¡no claro!.

Sé que me voy un poco del hilo y en absoluto es comparable, pero me viene al recuerdo un crimen literario muy antiguo en el que la víctima no fue asesinada por nadie, fue un pueblo, ¡Fuenteovejuna mató al gobernador!

Por E.F.B.


UN MARTILLEO INCESANTE por I.G.G.

ob_449dbf_mariano-rajoy-web

En primer lugar, quería pedir disculpas, porque este escrito no tenga las estadísticas exactas, pues fue una noticia pillada al vuelo. Acababa de llegar de informática y me puse a ver la tele, el caso es que estaba compareciendo el Presidente del Gobierno, diciendo que la cúpula del Partido Popular, estaba siendo objeto de un “martilleo incesante” de acusaciones por corrupción.

Y aquí es donde empezaron a dar datos. Durante la legislatura del Sr. D. Mariano Rajoy había 150 casos abiertos sobre corrupción, 1166 detenidos y otros muchos datos que lamento no haber podido retener.

Pero lo que sí puedo dar es una respuesta a nuestro Presidente del Gobierno, desde mi punto de vista no existe un martilleo incesante en contra de la cúpula del PP sobre la corrupción Sr. Presidente, ese martilleo incesante que usted denuncia del que la cúpula de su partido está siendo objeto, es solo el grito del pueblo reclamando respuestas y, sobre todo, culpables, que como siempre se salen por la tangente.

Ah! Otra cosa Sr. Rajoy, ¿cuántos de esos 1166 detenidos están en prisión? Yo creo que no llega ni a 166, pero esa es solo mi humilde opinión frente al amplio abanico de sarta de mentiras que será contestado.

En fin Sr. Presidente, deje de defender tanto a la cúpula de su partido y ocúpese más del grito y el aliento del pueblo español que ya está más que harto de pagar a base de impuestos el martilleo incesante al que le tiene sometido todos los presuntos ladrones que se encuentran en la cúpula de su partido.

Por I.G.G.


LOS DESTERRADOS NO OS OLVIDAN por EL LOBO TXAPELA

ciudadanos-calle-G

Cualquiera pensaría que los presos bastante tienen con pensar en sí mismos, pero esto es una caja de sorpresas, más que de sorpresas, de sentimientos en una dirección y en otra.

La situación afuera es un poquito desoladora, por no decir que “la cosa está que jode”. Este hecho que nos atañe a todos en mayor o menor medida hace que “los malos”, como nos llaman a los de aquí dentro, pensemos además de en nosotros en los del otro lado del muro, y mucho. ¿por qué? Muy sencillo, el que no tiene un miembro de su familia en el paro, tiene a tres. Otros tienen trabajo y siguen siendo muy pobres, otros ni vivienda, ni trabajo, ni promesas con que seguir engañándose, así que además de pensar en nosotros mismos por instinto de supervivencia, pensamos en vosotros por pura solidaridad y por puro amor al ser humano.

Hay un grupo de montadores que no hacen otra cosa que trabajar. Hacen el doble de kilómetros en la mitad del tiempo en que deberían. Trabajan contra el reloj, hoy Santiago de Compostela, mañana Bilbao, pasado París o Bélgica o Valencia, qué más da.

Tornillo va y tuerca viene van dándole forma a grandes superficies, supermercados, exposiciones, etc. No solo luchan contra el reloj y la carretera, sino también contra el 30, 60, 90 o como se hace ahora: a tres meses, a seis y a nueve o vete a saber, también conocido como tarde, mal y nunca. Me estoy refiriendo a las formas de pago, o de cobro según se mire.

En fin, que este grupito que a mí me toca de cerca lo está pasando mal, pero no se rinden y siguen trabajando, qué remedio.

Pasando todas estas calamidades y habiendo estado en París el día del atentado contra Charlie Hebdo, a escasos metros de donde las “papas” quemaban de verdad, estos hombres todavía tienen la presencia de ánimo de coger sus móviles, sus tablets, etc. entrar en nuestro Blog y seguir fielmente las publicaciones de Nómadas, empatizando con todos nosotros y nuestras tribulaciones, quedando profundamente satisfechos y emocionados con lo que humildemente escribimos.

Por todo esto, y por mucho más, como les decía en mis primeros párrafos, nos solidarizamos con ellos y con todos los que sufren en la calle debido a su situación.

Les deseamos mucha suerte, a mi hermano Marcos y a sus compañeros y a todos los que como ellos y nosotros se crecen ante la adversidad y siguen con sus trabajos aunque no cobren, siguen con sus vidas aunque esto no sea vida, y aún así sacan tiempo para leer a Nómadas o para pegarse un atracón de kilómetros casi sin descansar para ir a ver a su hermano o cualquier otro familiar a la cárcel.

Una vez más le doy una muestra de lo desconocido acerca de los cautivos. Estamos hechos de carne y hueso. En muchos casos nuestra condición de reos despierta en nosotros unos ojos críticos y realistas, comenzando por uno mismo y continuando con el lado que está en libertad, quiero decir con esto que las injusticias y las malas condiciones de ahí afuera no pasan desapercibidas aquí en palacio.

En la medida en que sabemos del exterior lloramos con el mundo sus penas y reímos sus alegrías, queremos el bien de la sociedad, aunque muchos nos hayan desterrado de ella.

Dedicado a mi hermano Marcos y sus compañeros.

Por El Lobo Txapela 


COMO LAS MARACAS DE MACHÍN por SAMOYEDO

MACHN_~1

Hoy voy a escribir a ritmo de salsa un artículo donde será mejor bailar, que acabar tomando algún fármaco, y es que hoy en día parece que todo está del revés. Comenzaré con la muerte del fiscal en Argentina, yo no sé en qué escuelas estudian los políticos, pero deben ser muy distintas a donde yo he estudiado, pues deben hacerles creer que todos los que no estamos en ese mundo somos gilipollas, máxime si creen o pretenden hacer creer que un fiscal que tiene que ir a declarar por la tapadera de un atentado se suicida un día antes. Lo peor de todo es que se creen que cuela, y lo dicen con una naturalidad fascinante al puro estilo de la mafia… fue un accidente.

Un accidente como el del encuentro de Zapatero con Pablo Iglesias ¡qué cosas!. Este hombre (Pablo Iglesias) se contradice hasta en el apellido y hace milagros. Resucita a un muerto políticamente hablando y nos lo vuelve a poner en el telediario para una buena ingesta de la comida del mediodía.

Medio día era la condena que quería que cumpliéramos la señora Botella en la cárcel, las noches no se contarían y serían tan solo los días… uno cada dos, ¡cuatro digo yo!, ¿entonces si te juzgan con 34 años tienes 17 judicialmente hablando para que te condenen? Serías menor, porque tiene que existir el principio de la proporcionalidad en toda la ley.

Ley que quiere imponer el Estado Islámico en todo el mundo, comenzando por España, pues perteneció a sus abuelos, ¡y digo yo! ¿por qué este señor no nos lo muestra en un vídeo, bailando una jota aragonesa?. Su abuela debía bailarlas muy bien cuando andaba por tierras de Aragón con su abuelo, fabricante de anís del mono, porque la Asturiana era de Don Pelayo y tenían competencia desleal y mal rollo entre ellos.

Podía dar el discurso con la copita en la mano, muy de costumbre hispana, aunque serían ellos quienes la trajeran a nuestra, su tierra. Tierra que se calienta con el calentamiento hueval de todos los mortales cuando vemos al pequeño Nicolás, a los supuestos hijos del Rey Juan Carlos I, la trama Gürtel, ERES de Andalucía, caso… (mejor me callo) y que el sol salga por Antequera, porque en este siglo el prozac se va a quedar corto.

Antes era complicado decirle a un niño lo de los Reyes Magos o ¿de dónde viene un bebé?, pero es que ahora hay que saber álgebra para poderles descifrar todo lo que sucede en el mundo y no se nos queden tontos. Mientras exista la Play Station los padres estáis a salvo, yo espero no tener que explicarlo ningún día, aunque lo correcto sería decir… el mundo está como las maracas de machín, ahora vas y lo cascas.

Bienaventurados los que entiendan a nuestros mandatarios porque ellos sí que tienen ganado el cielo o ciela, como diría Bibiana Aído.

Por Samoyedo.


NO CAMBIAMOS, GÉNETICA?, SOCIEDAD?, VALORES? por J.C.P.

dibujo20120916-miguel_unamuno

El otro día leyendo un suplemento del periódico El País, me llamó la atención un texto de Miguel de Unamuno del año 1894 sobre un ensayo de varios de los que el autor había escrito. En concreto ese versaba sobre la situación política y social de la España de 1894.

No sabría qué decir, o como calificar a Unamuno, si como genial escritor, o como ser adivino. A continuación reproduzco el texto sin haber cambiado del mismo ni una coma:

Atraviesa la sociedad española honda crisis. Nos gobiernan, ya la voluntariedad del arranque, ya el abandono fatalista. Perpetúese el férreo peso de la ley social de bien parecer y de las mentiras a que se doblegan, por mucho se encabriten, los individuos que sin aquella, sienten falta de tierra en la que asentar el pie.

A la sombra de individualismo egoísta y excluyente acompaña la falta de personalidad. En esta sociedad compuesta de camarillas que se aborrecen sin conocerse, es desconsolador el atomismo salvaje del que no se sabe salir si no es para organizarse con comités, comisiones, subcomisiones y otras zarandajas.

Extiéndese y se dilata por toda nuestra sociedad una enorme monotonía que se resuelve en atonía, uniformidad mate, ingente ramplonería. Todo por empeñarse en disociar lo asociado y formular lo informulable.

Es cada día mayor la ignorancia. Sobre esta miseria espiritual se extiende el pólipo político. En una politiquilla al menudeo suplanta la ingeniosidad al saber sólido. La pequeñez de la política extiende su virus por todas las demás expansiones del alma nacional. Los viejos partidos, amojamados en su ordenamiento de corteza, se arrastran desecados. Sudan los más populares por organizar almas hueras de ideas, hacer formas donde no hay sustancia, cohesionar átomos incoherentes y nos recetan dieta.

En España, el pueblo es masa electoral y contribuible. Todo aquí es cerrado y estrecho, de lo que nos ofrece típico ejemplo la prensa periódica, es esta una balsa de agua encharcada, vive de sí misma. En cada redacción se tiene presente, no al público, sino a las demás redacciones. Los periodistas escriben unos para otros, no conocen al público ni creen en él. Estúdiese la prensa con sus flaquezas todas, y se verá fiel trasunto de nuestra sociedad.

Fue cumpliéndose la europeización de España, pero trabajosamente. Tuvimos nuestras contiendas civiles, llegó luego el esfuerzo del 68 y el 74, y pasado él hemos caído rendidos, en pleno colapso. En tanto, reaparece la Inquisición, nunca domada, a despecho de la libertad oficial. Es un espectáculo deprimente el estado mental y moral de nuestra sociedad. Es una pobre conciencia colectiva homogénea y rasa. Pesa sobre nosotros una atmósfera de bochorno; debajo de una costra de gravedad formal se extiende una ramplonería comprimida, una enorme trivialidad y vulgachería. No hay corrientes vivas internas en nuestra vida intelectual y moral; esto es un pantano de agua estancada, no corriente de manantial. Alguna que otra pedrada agita su superficie, y a lo sumo revuelve el légamo del fondo y enturbia con fango. Bajo una atmósfera soporífera se extiende un páramo espiritual de una aridez que espanta. Y no es nuestro mal tanto la pobreza cuanto el empeño de aparentar lo que no hay. ¡Y mucho cuidado con decir la verdad! Al que la declare sin ambages ni rodeos, acúsanle de pesimismo. Quieren mantener la ridícula comedia de un pueblo que finge engañarse respecto a su estado.

He aquí la palabra terrible: no hay juventud. Habrá jóvenes, pero juventud falta. Y es que la tienen comprimida. ¿Es que se sabe distinguir el brote nuevo? Se ha ejercido con implacable saña la tarea de despachurrar a los retoños tiernos, sin discernir el tierno tallo de la broza, y no se han tocado los tumores y excrecencias de las viejas encinas ungidas e intangibles. ¡Cuántos jóvenes muertos en flor en esta sociedad que sólo ve lo hecho, ciega para lo que se está haciendo! ¡Muertos todos los que no se han alistado en alguna de las masonerías, la blanca, la negra, la gris, la roja, la azul!… Los jóvenes tardan en dejar el arrimo de las faldas maternas, en separarse de la placenta familiar. Para escapar a la eliminación ponen en juego sus facultades camaleónicas hasta tomar el color del fondo ambiente. Las fuerzas más frescas y juveniles se agotan en establecerse, en la lucha por el destino. Se ahoga a la juventud sin comprenderla”.


SÍ SE PUEDE por J.M.B.D.

untitled

El pasado 27 de noviembre, en la sección de Cartas al Director del diario El País salió publicada, y elegida como carta destacada por el propio diario, una reflexión que por su fuerza y mensaje de esperanza creo que es merecedora de ser “retuiteada” y, de esta forma, expandida para que su contenido sirva a todos los que ahora mismo se estarán debatiendo entre la impotencia de verse sumidos en un particular pozo de angustia y la cada vez más débil esperanza de creer en el mensaje de que sí se puede, frente a los que ya tiraron la toalla y se han abandonado a la suerte de subsistir de los despojos de nuestro cada vez más recortado sistema de protección social.

Bajo el título de NUNCA ME LO CREÍ, Norah Piñeiro desde Barcelona nos dice lo siguiente:

“Después de un año y medio, con más de 547 días y sus infinitas horas, he conseguido un trabajo decente, con un contrato que cumple con las leyes morales y en una institución que, como mínimo, puedo admirar.

Sin recursos, subsidio o paro, estuve vagando por la Barcelona más áspera, de empresa en empresas, presentándome a interminables procesos de selección, siendo escrutada hasta la médula por impávidos agentes llamados especialistas en recursos humanos, registrándome a todos los portales de empleo, apuntándome a casi todos los talleres de reinvención profesional, dando de alta todas las alertas de empleo que encajaban conmigo en la provincia, hablando con cientos de personas que me decían que tal vez podrían mover mi currículo en su empresa.

Me alejé de mi familia, abrumada por mi reiterada imposibilidad de conseguir un puesto que me permitiese subsistir de modo autónomo. Mi pareja, a la que conocí y con quien compartí mi descubrimiento de esta gloriosa ciudad, no pudo soportar cómo me sumí en la tristeza.

Quería compartir mi experiencia para que alguien más sepa que todo se acaba, que todos los infiernos tienen fin. Yo me resquebrajé por dentro por sentirme inútil.

Pero nunca me lo creí. A pesar de lo que nos hacen creer.

He vuelto a la superficie”

(Norah Piñeiro, Barcelona).

Desde la sombra de una prisión y con parecidos fantasmas que sobrevuelan nuestras cabezas respecto de un futuro incierto, son muchos los que como Norah tiemblan de desesperación y dan por perdida una batalla que aún no ha comenzado: la de su reintegración social en general y la de hacerlo a través de un trabajo honrado, tan difícil de encontrar, en particular.

Pero la constancia, la fe en nosotros mismos y las ganas de volver a la vida harán sin duda todos veamos finalizar nuestro infierno particular. Que nadie se rinda, que cada uno se agarre a esa tabla de salvación que son la familia y los amigos y quien crea que los ha perdido o los perdió antes de entrar aquí, que les llame, acudid a ellos, porque os sorprenderá su capacidad de perdonar y sus ganas de ayudaros. No estáis solos.

Haced como Norah, no os lo creáis y veréis que sí se puede.

Por J.M.B.D.