Archivo de la etiqueta: ayuda

NO HAY SOLEDAD por M.R.D.C.

M.R.D.C.


PENSAMIENTOS DE VIDA por A.H.D.L. (Colaboración C.P. Villanubla)

images

A pesar de tantos inconsolables e interminables años de estar privado de libertad, hoy más que nunca pienso, la libertad es un estado interior, esta reflexión me motivo a crear dos frases:

“No existen muros, barrotes o alambradas que pueda arrebatar nuestra libertad interior”.

“Pueden hacer prisionero tu cuerpo, pero jamás tus sentimientos, tus sueños y esperanzas”.

Escribió Elena Wolf: “no hay cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. Quiero compartir con mis lectores y compañeros de Nómadas una correspondencia persona que ha sido enviada por un fiel e incondicional amiga que me alentó para “no rendirme” en mis peores momentos.

Es un viejo poema escrito por Walt Whitman escritor y poeta norteamericano en el siglo XIX pero sus palabras son de una evidente vigencia actual, futura y de eterna sabiduría de vida:

 

No te rindas, aun estás a tiempo

De alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras,

Enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

Continuar el viaje, perseguir tus sueños

Destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frio queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda,

Y se calle el viento, aun hay fuego en tu alma, aun hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,

Porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas, quitar los cerrojos,

Abandonar las murallas que te protegieron,

Vivir la vida y aceptar el reto, recuperar la risa, ensayar el canto,

Bajar la guardia y extender las manos,

Desplegar las alas e intentar de nuevo,

Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frio queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga,

Y se calle el viento, aun hay fuego en tu alma, aun hay vida en tus sueños.

Porque cada día es comienzo nuevo.

Porque esta es la hora y el mejor momento,

Porque no estás solo, porque yo, te quiero.

A.H.D.L.


MARILLAC por A.Z.E.

Logo Asociación Marillac

Marillac, Marillac

Tu mirada son los ojos

De la humanidad

Junto a ti, los necesitados

Se siente feliz.

Bien sabe dios

Que a los más desvalidos llenas de emoción

Mas tu gratitud

A las habilidades de las personas

Las han convertido hoy por hoy

En hechos y obras.

Gestos de humildad que a la ventana se asoman

Y en sus corazones sentimientos afloran

Con virtudes se familiarizan como así la claridad del cielo

A hombres y mujeres ilumina.

Por esos detalles sociales, respeto y constancia

Y a los que te piden ayuda cubrieras de alabanzas.

Ese espíritu, taller, actividad con esa palabra caridad

Sean siempre en conjunto los instrumentos que a la oración han de abrazar.

A.Z.E.


EL CARACOL por D.P.J. (Colaboración desde CP Estremera)

nudibranch_perhentian_SigueMiRastro

El nudibranquio o babosa de mar es un caracol sin caparazón que se encuentra en lo más profundo de los mares. Éste, al no tener caparazón, queda totalmente desprotegido ante los depredadores marinos. Pero ha desarrollado un sistema de defensa muy interesante. Adquieren coloraciones espectaculares cambiando colores que en el mar son sinónimo de veneno como el rojo, el negro, amarillo o el naranja. Otros se agregan sustancias tóxicas para defenderse de un ataque.

Nosotros los humanos, “la especie inteligente”, hacemos exactamente lo mismo que estos caracoles. Adquirimos un sistema de defensa para evitar ser engañados y heridos nuevamente. Pero muchas veces esto nos lleva a ser personas amargadas, solitarias y prejuiciosas. A veces nuestro corazón está rodeado de espinos y alambradas, para evitar que alguien llegue y lo dañe de nuevo.

No estoy diciendo que permitas que te hagan daño, pero sí que te des una oportunidad de vivir y poder sanar esas heridas de tu corazón. ¿que estás dolido? ¿Qué te han hecho sufrir y ahora por eso sin volver a amar vas a morir?. Quita todo ese sistema de defensa, límpiate la sustancia tóxica y saca de ti esos colores que advierten veneno y date una nueva oportunidad en la vida, para amar y ser amado y dejar el rencor atrás.

No todo el que se acerca lo hace con malas intenciones y el hecho de que hayas fallado una vez no quiere decir que vayas a fallar toda la vida. Cuídate, pero date la oportunidad de ser feliz.

Nuestro momento llega, seguro que llega.

D.P.J.


GRACIAS A VOSOTROS por J.M.V. (Colaboración desde el exterior)

secondaryImage_3036

Grande ha de ser el poema

Para daros gracias tantas

Sois mi servida esperanza

Canciones que mi alma canta

Julia, Antonio, Lorena, María

Ya no sé lo que haría

Si algún día me hacéis falta.

Tu vientre ha sido aquel nido

Floreciente de esperanza

Corazón, amor e hijos

Julia te ama mi alma.

Amor, nobleza, valentía,

sacrificio, perseverancia

siempre tu vida y la mía

aunque amemos a distancia.

Poneros delante de mí

Cuando llegue a casa:

Os voy a comer a besos

Con este amor que no alcanza

A cubrir con grandes besos

Belleza que no se cansa

Mujer e hijos míos

Sois los reyes de mi alma.

J.M.V.


FRASES PARA REFLEXIONAR por A.H.D.L. (Colaboración desde C.P. Villanubla)

antropologia filo

A los fieles seguidores de Nómadas, deseo manifestar que llevo cinco años en cautiverio, a mis 72 años (y medio) considero que después de los 70 deberíamos festejar y dar gracias a Dios cada 6 meses. No quiero perder el juicio o arraigar el rencor en mi mente. Estoy viviendo una condición humana sin ningún sentido, cargada de desesperación, frustración, impotencia y vacío.

No deseo darle la espalda a la vida porque ella no es culpable, En toda nuestra vida convivimos con muchas contrariedades, pero también se comparten el amor, el abrazar y la amistad. Reconozco que mi generación está en retirada y la de mis hijos/as y jóvenes lectores en un continuo avance, por estas razones continuo deseoso de publicar en el Blog frases de advertencias o sanos consejos, y compartir mi “añejo saber de vida”, con los lectores de habla hispana en todo el mundo.

Escribiendo estas líneas surge en mis pensamientos una frase en relación a lo antes dicho: “del vacío dejado por algún suceso desafortunado, puede surgir una gran oportunidad”. Mencionando “oportunidad”, es la mía para agradecer al director y a la directiva de Nómadas por continuar publicando mis pensamientos, con una inmensa afectividad. A.H.D.L.

No se debe pronosticar o jurar que te comportarás de manera formal el resto de tu vida.

Solo muy desquiciado o ante una crisis grave, evaluamos lo que se pudo haber evitado.

Hay gente caprichosa que no reconocen sus carencias, pero sermonea la de los demás.

Prudencia y calma, la rapidez en una decisión, te puede precipitar a un gran abismo.

En la vida hay instantes que deseamos regresar atrás. Ante los fracasos o la agonía.

Rectificar es de sabios, solo los torpes o necios, no modifican sus actos o conductas.

Si alguien señala tus defectos constantemente, es que te envidia inconscientemente.

No hay ruta sin un cruce de caminos, está en ti decidir, por dónde tú quieres transitar.

La gente es más proclive de entusiasmarse con milagros, que utilizar el sentido común.

Cuando te enamoras estás en un estado de ensoñación, que anula el razonar con lógica.

Tiempo y vida están sujetos a cambios, tu idea fija de hoy, puede no ser la de mañana.

La soledad es la causa letal de cuerpo y mente, debes salir y abrazar la vida y la libertad.

El que no comprende una mirada o una sonrisa, tampoco entenderá un buen gesto de amor.

Por tratar de seducir y con falsa adulación se puede engañar en la amistad y en el amor.

Para ser feliz no es necesario hallar un lugar.  Tú debes hacer preciso cualquier lugar.

No hacer mal uso de tus conocimientos para manipular a los demás en beneficio propio.

La polémica y los gritos rara vez proporcionan soluciones duraderas a los conflictos.

Hoy se vive obsesionado con cosas materiales y dejamos de lado valores esenciales.

Una sana actitud con tu hijo: dejarlo libre y que el desarrolle su propia capacidad.

Mirar el pasado siempre es necesario y rescatar del olvido un feliz momento vivido.  

A.H.D.L.


BOTAS Y AGUA por R.N.M.R

bg_body

Empiezo la carrera, los primeros kilómetros, el terreno es liso y deslizante, no parece tan angustioso como dicen, sigo avanzando sin descanso y empiezo a tener sed, solicito ver a mi madre y a mi hermano, para que se adentren en la carrera y les permitan darme un pequeño buchito de agua. Y así es, se lo permiten, se vuelven a alejar del camino y con mucha tristeza sigo mi ritmo, empiezo a seguir avanzando y hago amistades en el camino, con las que el mismo, se me sigue haciendo fácil.

Muchos empiezan a tropezarse por causa del cansancio y del agobio. Con tristeza yo sigo mi ritmo sin detenerme, y sigo avanzando. De repente, a lo lejos, empiezo a ver una cuesta hacia arriba llena de gravilla, y digo para mí: “¿será solamente este cachito del camino?”. Vuelvo a tener sed, y vuelvo a solicitar ver a mi familia para que me den de nuevo agua, y así es… otro pequeño buchito. Qué buena está el agua cuando verdaderamente la necesitamos.

Pero esta vez, les noto un poco raros y digo: “no os preocupéis, tan solo es una pequeña cuesta con gravilla. No me rendiré, yo puedo madre”. Mi madre triste y desolada junto a mi hermano menor empieza a llorar, y me dice: “hijo, no dejes de luchar, yo estoy aquí, junto a tu hermano para traerte agua cada vez que la necesites… pero hay un problema hijo, tienes otra carrera más dura que no es la tuya y ya no hay vuelta atrás, es mucho más larga y tiene muchos baches. Más para adelante, después de la gravilla, viene un tramo bastante angustioso llenito de barro”. “Ponte las botas que te regaló tu padre y sigue avanzando sin detenerte, como bien te enseñó él, porque me duele decirte que detrás tuya, viene una buena manada de lobos a por ti”. “No aprietes el paso porque te sofocarás y tendrás flato, tampoco aflojes el paso que te alcanzarán y te devorarán”.

“¡No me digas madre!, entonces ¿qué hago?”. “Coge un ritmo adecuado en el que puedas mantenerte y no sofocarte, yo te daré el agua que necesites, y tienes las botas que tu padre te regaló, que estoy segura te van a ayudar más de lo que tú te piensas. Solo hijo tienes que aguantar y ser fuerte”.

Lo comprendí a pesar de que no era fácil asimilarlo, y dije: “madre, tengo el agua que necesito gracias a ti, y tengo las botas de padre que me harán el camino más fácil. Te prometo que no me rendiré mientras tenga vida. Te querré a ti y a mi hermano de por vida”.

R.N.M.R.