Archivo de la etiqueta: españa

Y FUE EN BARCELONA E.F.B.

Ya estaban tardando. Esa estúpida y pretendida conquista del mundo fijó su siguiente “campo de batalla” en la ciudad catalana por excelencia. En plena rambla, en agosto, con premeditación, alevosía, con idea de ensañamiento, y sobre todo, cobardía, mucha cobardía; seguro que falta en el manual del yihadista la consideración que sobre un cobarde pudiese tener ese “convenido” dios. Flaco favor hacen al Islam aquellos que dicen defenderlo con el imperio del miedo y la barbarie al son de los tambores del terror.

Sin discriminación, sin consideraciones más allá del golpe de mesa carente de argumentos para imponer la sinrazón. Sin previo aviso e ignorando que no existe un Dios que legitime la muerte de un inocente decidida por un mortal. Como siempre, con las artes del mismo Diablo jugando a ser el verdadero Dios.

En España estamos, desgraciadamente, “acostumbrados” a esta clase de golpes. También por ello nos hemos acostumbrado a “no entender”. Así, por atentados como el de Barcelona la mayoría quedamos enmudecidos a la hora de enterarnos y un pensamiento silencioso: “otra vez”.

Son tantos los argumentos que nos avalan, que por abrumadores, algunos preferimos callar… Silencio, respeto y condolencias para con las víctimas que son nuestras. Comprensión y apoyo porque somos muchos más en el mundo. Nos gusta la paz (verdadera esencia del Islam), no tenemos miedo, y por lo mismo, no nos vais a acobardar los que os llamáis adalides de una inventada religión. Os creéis superiores al resto y por eso disponéis de la vida ajena, pero siempre cobardes, muy cobardes.

“Somos libres y muchos mejores que vosotros”, matadnos a cuantos queráis, eso nunca lo podréis cambiar.

E.F.B

 

Anuncios

HEMOS EMPOBRECIDO LA POBREZA por E.F.H.

Aunque el título parezca fuera de sitio, no lo es. La realidad es que verdaderamente en esta época de crisis: los ricos han aumentado sus riquezas, mientras “hemos empobrecido la pobreza”.

Hemos normalizado institucionalmente que la gente lo pase mal.

La pobreza, no podemos entender como se ha excluido del debate público en España. Aunque sí haya personas que lo puedan entender, pues las palabras: pobreza, desigualdad y exclusión, entre otras, son palabras muy molestas, incómodas, desagradables e inoportunas.

Podemos poner un ejemplo que podríamos ver en las calles de nuestras ciudades. Los vemos caminar por ellas y nos cambiamos de acera. Y todo esto ocurría y ocurre cuando los pececitos volvieron a casa y fueron metidos en la pecera con agua limpia en la que nadamos los demás cuando pagamos el IRPF.

Es horrible la ligereza con la que se roba y se falta a la sociedad y a la verdad.

Todo eso, que se lo pregunten a Cáritas ya las ONGs, si realmente es así o no.

Aunque queramos ocultarlo, es imposible. Lo estamos viendo diariamente en nuestras calles, en los que no pueden pagar y son desalojado de sus viviendas, los que no pueden pagar sus recibos de electricidad, agua, etc.

¿Cómo vamos a solucionar esto? Yo le veo muy difícil solución, tal como se siguen desarrollando los acontecimientos.

A lo mejor tomando el toro por los cuernos algo podríamos paliar y esas palabras “pobreza, desigualdad, y exclusión” irían perdiendo fuerza como palabras molestas, incómodas, desagradables e inoportunas.

Al menos debemos hacer el intento.

E.F.H.


ENCALLADOS UNOS; ENCENAGADOS OTROS por M.A.I.S.

450533106_9847dc8e72

Amanecía en “Perogrullo del Cadalso”, tranquilo pueblo costero situado a 176km del famoso “Pico Congreso”. Sus habitantes acostumbrados a las vicisitudes propias de vivir del mar, esperaban la llegada a puerto de la flotilla de pesqueros que, con las capturas obtenidas tras una larga noche y enconado esfuerzo, contribuirían en la economía de un gran número de ciudadanos del pueblo. Todo, parecía transcurrir dentro de la “anormal normalidad” y en la única taberna del pueblo, los parroquianos hacían pronósticos sobre la cuantía y calidad de las capturas que pronto sería desembarcadas.

En la lejanía, los pesqueros orientaban el rumbo hacia la bocana del puerto. Habían de darse prisa, era la época en la que la “marea baja” venía acompañada de una “marejadilla” que dificultaba las maniobras de amarre a los embarcaderos de descarga. A ello, habría que unirse el grave incidente ocurrido, casi un año atrás, cuando un buque mercante quedó encallado en uno de los grandes bancos de arena existentes frente al puerto. Cuestión esta que entorpecía aún más si cabe, la entrada y salida de mercancías, principalmente de ingresos y trabajo, para los pacientes habitantes de “Perogrullo del Cadalso”.

De pronto, sonaron las campanas de la iglesia. Era el toque de alarma. Varios ciudadanos se agolpaban en la plaza, donde Pascual, asiduo paseante playero exclamaba: “¡Qué vuelven! Los he visto y en verdad os digo que los `bien criaos´ se dirigen de nuevo a la entrada del puerto”. Mientras unos corrían hacia la playa a comprobar lo dicho por Pascual, en la plaza, quedó una mayoría de ciudadanos que, de forma unánime, pedían explicaciones a los representantes políticos. Las preguntas principales eran: ¿cómo es posible que esto volviese a suceder? Y ¿qué hacéis vosotros, politicuchos, para solucionar esta situación?

“Tranquilos, amigos tranquilos”, exclamó el a Alcalde. Todos sabéis de la cantidad de reuniones que hemos mantenido los distintos grupos políticos para encontrar una salida favorable a esta situación y, parece que esta vez, los “bien criaos” han sustituido al más tozudo y encabezonado en hacer fracasar todo tipo de acuerdo y por lo que hemos podido entender, ahora, acuden con la intención de solucionar el problema. Por todo ello, una vez más, os pedimos paciencia y colaboración.

“¡Sí, ya estamos otra vez, la misma palabrería de siempre y la misma ausencia de soluciones!”, dijo uno de los presentes. “¡Más vale que sea así, pues yo, no pienso ir a desencallarlos otra vez!”, se escuchó a otro de los habitantes. “No, no señor Carota, no pienso poner el hombre para que luego los “bien criaos” se chuleen de nosotros”.

Allí se encontraba Amadeus, escritor alemán y amigo de Braulio el bibliotecario. “¿Qué sucede Braulio?, preguntó. Éste le respondió: “escucha amigo mío: los “bien criaos” son un grupo de “ballenatos” pertenecientes a la subespecie “politicon Hispanus”. Hace unos años, solo dos de ellos se disputaban el mando de este psicodélico grupo. Uno, tiende a ir hacia lo que él denomina la izquierda, y es conocido como “Sanchuz”, y el otro viene del atlántico, es de origen galaico y atiende al nombre de “Pepus Marianum”. Pero ahora se les han unido dos más: “Ciudadanus”, que viene del mediterráneo catalán y “Pablucus”, quien ha llegado muy bien cebado gracias a las temporadas que pasó alimentándose en los bancos de Krill existentes en Venezuela y el Golfo Pérsico”

“Tal y como tú conoces .continuaba Braulio-, hace muchos siglos la genérica especie “Cetáceus Políticus” llegó a un acuerdo con la ciudadanía mundial. Ellos trabajarían en favor de representar y ayudar a los ciudadanos y éstos, quedaban obligados a proporcionarles sustento, cobijo, privilegios, cuidados y cuantos caprichos y trinques pudieran ocurrírseles. Al parecer, y según cuentan los más ancianos del lugar, el acuerdo fue consensuado y aprobado por las dos partes, aunque en ocasiones, cada vez más frecuentes, los “Cetaceus Políticus”, incumplen su parte del acuerdo, obligando a pasar penurias de todo tipo a la ciudadanía. Este comportamiento, como es lógico, causa indignación”.

“¿Pero… por qué tanto revuelo aquí, en Perogrullo del Cadalso?” preguntó de nuevo Amadeus.

El bibliotecario prosiguió: “normalmente, cada cuatro años los ciudadanos suponen que son ellos quienes eligen un líder de entre los componentes del grupo “Politicon Hispanus” y en él recae la responsabilidad de cumplir aquel antiquísimo acuerdo. Hace por ahora casi un año que los electores fueron a “elegir” a un jefe de grupo, pero no quedó lo suficientemente claro quién debía ser tal responsable y los “bien criaos” y sus “rémoras”, se retiraron a negociar. En esto sucedió que un buque mercante quedó encallado en uno de los grandes bancos de arena existentes frente al puerto y entonces, los ciudadanos solicitaron la ayuda de los “Politicon Hispanus” que tan ricamente pasaban el tiempo en alta mar, siendo muy bien alimentados por los pescadores a la vez que veían satisfechos todos sus caprichos, causando con ello una considerable merma en los ya diezmados recursos de los ciudadanos de “Perogrullo del Cadalso. Pues bien “los bien criaos”, emprendieron de nuevo la marcha “mar adentro”, dejando encallado el buque que dificultaba la buena marcha de la economía para los ciudadanos, quienes se quedaron tal y como puedes verles, encenagados. Además, durante todo este tiempo han tenido que continuar alimentando a los “ballenatos” y a sus “rémoras” mientras todos ellos se enzarzan en sus propias disputas, encaminadas a satisfacer sus propios intereses”.

“Pero ahora, tal y como ha dicho el Sr. Carota, alcalde de “Perogrullo del Cadalso”, el “Politicon Sánchuz” ha sido sustituido por otro que parece ser más dialogante y, a pesar de todo, podría llegarse a un acuerdo con “Pepus”, motivo de éste, por el que tal vez, han regresado con la intención de intentar sacar a flore el mercante encallado. Ahora bien, la población no se fía, pues ya son dos las veces en que los “Perogrulleros” se han quedado “encenagados”, mientras los “bien criaos” continúan disfrutando de sus privilegios”.

La explicación de Braulio, quedó interrumpida por los hombres y mujeres que, atemorizados, regresaban de la playa. El alcalde, Sr. Carota, con ayuda de un vocero, les invitó a subir al balcón del ayuntamiento donde pudieron decir lo que fuera menester. Rápida y democráticamente se eligió un portavoz que explicase en lo posible la inexplicable situación. Éste, comenzó diciendo: “Ciudadanos y ciudadanas, tal y como ha sucedido otras veces, se dirigen a la bocana del puerto, son cuatro, uno de ellos, es nuevo y claro, les acompañan sus legiones y hordas de rémoras. Además, parecen estar muy alegres, en sus desplazamientos dan saltos, hacen piruetas y parecen sonreír. Los expertos dicen  no saber a ciencia cierta si su alegría se debe a que esta vez vienen en nuestra ayuda, o si por el contrario lo que sucede es que como ya conocen el paño y son sabedores de que el pueblo es de ilimitada paciencia y por ello, sustento no ha de faltares, puede ser más que posible que se hallan viciado en tal extremo que su único objetivo sea vivir del cuento. De ser esta última la verdadera causa de su alegría que Dios nos coja confesados, pues ello significaría que en si enviciamiento es tal la ceguera que siendo conocedores de la protección internacional de la que gozan hubieran llegado al acuerdo de continuar sin hacer nada por nosotros. Esto es horrible, en caso de ser así, los perogrulleros-cadalsianos, quedaríamos obligados por las leyes nacionales e internacionales a proporcionar a “los bien criaos” el sustento económico y alimentario, el cobijo y demás caprichos que pudieran ocurrírseles. Dios mío la que se nos vendría encima, pues entre los cuatro Politicom y sus rémoras suman cientos. Cómo podremos alimentar a “los bien criaos”, mientras nuestros recursos se agotan al permanecer encallado el buque en los bancos de arena”.

Cuando el portavoz terminó, el silencio se podía cortar en la plaza, las caras de las gentes mostraban confusión, extrema palidez y apatía. Entonces se alzó la voz del Sr. Carota, alcalde del pueblo. “Conciudadanos, no dejéis que vuestro ánimo decaiga, las informaciones que tenemos indican que esta vez sí, sí nos ayudarán y cumplirán su parte del acuerdo social que con nosotros tienen. Parece ser que aunque hay algún “Politicon Hispanus” que se resiste, los otros tres tienen verdadera intención de ponerse manos a la obra. Confiemos una vez más en la buena voluntad de todos para intentar solucionar el problema presente”.

Muchos abandonaban la plaza. En verdad no les quedaba más remedio que esperar. Ojala “los bien criaos” viniesen en su ayuda pues tan solo faltaban tres semanas para que las mareas incrementaran la superficie de los bancos de arena frente al puerto. Y en el hipotético caso de que “los ballenatoss” no llegasen a un acuerdo sobre quien o quienes han de responsabilizarse de intentar sacar a flote el buque encallado, los ciudadanos quedarían encenagados, sufriendo las consecuencias económicas y laborales, además del ridículo internacional que causaría la irresponsable aptitud de los “Politicon Hispanus” quienes una vez más, dejarían claro que su verdadera intención es la de obtener y disfrutar de todo tipo de privilegios los cuales han de ser satisfechos por los ciudadanos.

Y así, en esta atmósfera de dudas e incertidumbre poco a poco la noche se apoderaba de las calles de “Perogrullo del Cadalso”, sus ciudadanos tan solo esperaban que un nuevo amanecer les sonriera y que de una vez por todas “los bien criaos” se pusieran manos a la obra. Desde luego, contarían con la ayuda de la ciudadanía pues en ella siempre habían encontrado su colaboración “los Politicon Hispanus”.

M.A.I.S.

 


ESE DÍA TAN ESPECIAL Por J.F.P.T.

elecciones

El día de las elecciones,

Más descontentos que ilusiones,

El pueblo se queja, pues no ven que puedan,

El país en un puño, elecciones, valla truño,

Estamos que para gobernar,

Yo mandaría un Pastor Alemán.

El pueblo está hecho un lío,

El rebaño alborotado,

Estamos todos esperando, que gobierne alguien con cabo.

Este país va a la deriva,

Ni de derechas, ni los de izquierdas.

Ni los de abajo, ni los de arriba:

Aquí ha de gobernar alguien que lo tenga to bien claro

Estamos en sufrimientos,

Españoles que desgracia

Pues gobierne quien gobierne

La casa por la ventana.

Esto anda muy uy mal, pues si nosotros

Nos enteramos, no queremos que nos roben

Pero les dejamos sanos,

Donde está ahora nuestro orgullo

De españoles luchadores,

En esa guerra de urnas,

Que nos dejó desamparados.

Queremos un gobierno nuevo,

Pero no nos preocupamos,

y botamos en la cama,

pero no el electorado,

así españoles va,

España está hecha un asco,

Votemos a quien votemos,

No seguirán engañando.

J.F.P.T.


UNIDOS PODEMOS… CAERNOS por M.A.I.S.

11220_10

Esta, es la reciente historia de una alianza de dos grupos de escaladores. Ambos , desean alcanzar la cima del “Pico Congreso”. Uno de ellos, el más antiguo, hace décadas que permanece entre el estancamiento y el descenso. El segundo, es de reciente creación y aunque sus componentes puedan parecer nuevos en esto de la escalada, algunos de ellos, pertenecieron al primer grupo no hace mucho tiempo.

Estos “nuevos escaladores”, desde su inicio como grupo, aspiran a conquistar la coma del “Pico Congreso” por la cara izquierda y por ello, creyeron que sería necesario analizar el apoyo que  pudiera tener su nueva idea de escalada. Formaron un grupo que realizase un trabajo de campo destinado a facilitarles ideas, material y apoyo mediático y económico. Pensaron implementar una plataforma de salida a la que denominaron “grupo 15 de Montaña” y acamparon a pleno Sol a unos cientos de metros del ansiado Pico.

Comenzaron su representación haciendo creer al público que su idea era improvisada, espontánea y libertadora y de esta manera tomaron el pulso y la temperatura a los diferentes sectores sociales del valle. Recurrieron a todo tipo de figuras y figurantes, que gustosos decían estar ilusionados con esta nueva forma de escalar. También se organizaron campañas más o menos transparentes, legales y democráticas, las cuales difundían con diferentes puntos de vista y análisis, desde múltiples medios audiovisuales. Con ello, lograron ilusionar a determinados sectores de la sociedad y con el paso del tiempo, el Grupo 15 de Montaña vendió con éxito la idea de “Podemos lograrlo” y al grito unánime de “sí, se puede” comenzaron a soltar lastre y fue así que en su caminar fueron vaciando sus mochilas de objetos inservibles y las llenaron de determinados privilegios y beneficios destinados al logro de su empresa, además precedieron a eliminar a determinados grupos de excursionistas, los cuales les sirvieron como lanzadera propagandística, pero que ahora más que ayudar, podrían ser un estorbo a sus verdaderas pretensiones.

El tiempo apremiaba y una vez separado el trigo de la paja, se organizaron para aprontar la nueva campaña de reparto de las licencias para poder escalar en los “rocódromos” de diversos municipios y comunidades. Esto les permitiría practicar las técnicas de escalada, además de darse a conocer y examinar de cerca a sus oponentes teniendo acceso a información crucial sobre ellos.

Pasado el primer trámite y después de haber logrado varias licencias de escalada en algunos rocódromos, partieron llenos de fervor, ilusión y sobre todo con ese ansia viva de éxito y poder que caracteriza a los jóvenes y “primerizos escaladores” y fue así que se lanzaron a esa difícil empresa de escalar el “Pico Congreso”.  Competían con grupos de expertos y aun así, lograron un fulgurante ascenso para alcanzar la puerta de entrada a las diferentes rutas con conducían a la cima de la montaña. Llegó un momento en que no podían subir más, así que decidieron quedarse allí. Estancando la entrada y con ello impidieron que otros pudieran alcanzar la cima, así lograron que esta campaña fuera anulada, forzando una nueva competición.

Así alcanzaron la posibilidad de llevar a cabo nuevos planes y como parte de su estrategia decidieron que favorecería a sus intereses contar con aquel grupo de escaladores denominados “Unidos por la vía de la izquierda”, los cuales permanecían en descenso y estancamiento alternativamente desde décadas, debiendo además, importantes cantidades de dinero por la compra de materiales, y organización de campañas llevadas a cabo para mantenerse como fuerza en el sector de la escalada.

Se pusieron manos a la obra y tirando de “amigos” y contactos que tenían influencia en el grupo del “perpetuo descenso y atascos” lograron seducirles, haciéndoles creer que juntos  podrían ver cumplido su sueño de pernoctar durante mucho, mucho tiempo en la cima del “Pico Congreso”.

Por llegó el día señalado para la nueva intentona. Diversos sectores sociales aguardaban expectantes, se difundían pronósticos que apuntaban a que la nueva unión de “novatos y atascados” realizaría un ascenso sin parangón. La gente se perdía entre datos, ventiscas, apoyos, subidas y bajadas de los grupos. Resumiendo, parecía la tormenta del año, la cual no permitía vislumbrar la posición exacta de cada grupo de escaladores.

Fue al caer la noche cuando llegó la noticia. Uno de los grupos más antiguos había optado por seguir la ruta de la derecha y pudo alcanzar la mayor altitud, aunque sin poder llegar a la cima, ya que se quedaron sin cuerda a escasos metros de su objetivo. Otro grupo, igualmente de los más antiguos, tomó la ruta de la izquierda y se encontraron algunas decenas de metros por debajo del antes mencionado, igualmente el problema en la falta de cordaje y clavijas paró el ascenso.

Nada se sabía del grupo de nueva formación, pues se encontraban en la zona de nubarrones. Entonces llegó la noticia de que un tercer grupo había elegido de la difusa y mal delimitada ruta del centro y logró una determinada altitud que le permitía observar a los grupos de las rutas de la izquierda y la derecha. También tenían problemas de inmovilización por falta de material y además habían perdido ocho metros de cuerda en el incierto ascenso.

Horas después, cuando cesó la tormenta y se difuminaron los nubarrones, los observadores localizaron a los miembros de la nueva alianza. Se les podía ver a unas decenas de metros de la puerta de la entrada a las rutas de escalada. Al contrario de la vez anterior, los grupos más veteranos les habrán flanqueado por derecha, izquierda e incluso uno más les pasó por el centro. Y ahí estaban ellos, mirándose los unos a los otros, haciendo visible la confusión que en todos reinaba. Se habían unido para alcanzar la cima y ahora, eran un grupo mayor de estancados, en el ambiente, se percibía un cierto tufillo a reproche.

Al día siguiente, en el grupo 15 de Montaña se alzaban voces culpando del descenso y posterior estancamiento a la unión con los del Perpetuo descenso y atasco. La situación no era fácil, aunque existía una posibilidad. Si solos habían logrado mayor altitud en la primera tentativa, y cuando se unieron con los del Perpetuo descenso fracasaron, lo justo sería quedarse con la infraestructura, los materiales, los contactos y apoyos de los Unidos por la vía de la Izquierda y formar un único grupo de escalada. Para ello habían de soltar lastre de nuevo, deshacerse de las siglas de ese grupo de estancados, de algunos de sus líderes y sherpas y absorber a los que se doblegasen a sus dictámenes.

Para terminar, esta agridulce historia, solo resta decir que tal vez, el batacazo del 15 de Montaña no fue tan imprevisto. Quien sabe, puede que todo formase parte de una magistral maniobra de este grupo, el cual solo verdaderamente pretendía absorber al contrincante que le impedía instalarse en un determinado punto del “Pico Congreso”, esperando ahí, el momento más propicio para forzar una nueva intentona para alcanzar la ansiada cima.

Ahora bien, han de tener cuidado, pues en los grupos de escalada con mayor experiencia y antigüedad, hay personas que saben muy bien organizar campañas, emboscadas y encrucijadas donde hacer que se pierdan los nuevos asaltantes a la cima del “Pico Congreso”. Por ello, precaución, nuevos escaladores, a veces el ascenso en cordada puede resultar fatal. Sobre todo si el líder o guía no sabe elegir bien dónde, cómo y cuándo se ha de instalar la clavija por donde deslizar la cuerda que facilita la escalada.

Son días inciertos, la ciudadanía espera que los grupos de escaladores con mayor experiencia y solera, colaboren en alcanzar un acuerdo que facilite alcanzar la cima del “Pico Congreso”, pues solo así, podrán todos los habitantes del valle conocer que hay más allá. Tener nuevas esperanzas que les permitan avanzar y así lograr una mayor colaboración en alcanzar la prosperidad de todos y cada uno de aquellos que se sienten orgullosos de haber colaborado en la difícil empresa de vivir en paz, tranquilidad y democrática unidad.

M.A.I.S.


CAIGA QUIEN CAIGA por Tony (Colaboración desde CP Estremera)

corrupcion_1

Cuando alguien tiene miedo de perder su “estatus” no lucha por la democracia.

Tengo el ánimo y deseo de cambiar todo radicalmente, pero tan solo soy una persona y me tildarán de bandido, una razón de peso para mí al menos, el ser estigmatizado, motivo por el cual no me adhiero a ninguno de los esquemas o ideas políticas ya establecidas, conservadores, liberales o de izquierdas, centro o derechas. Todas me parecen inadecuadas.

No tengo la solución para cambiar el sistema político en el que tan solo cambian las siglas pero el fin es el mismo. ¡El poder!.

Siento vergüenza ajena cuando un día sí y al otro también leo, escucho, veo los distintos casos de corrupción. Corrupción que anida en el sistema y se alimenta de la impunidad y el compadreo.

Existe un tácito manual del corrupto que trasciende las fronteras, una serie de prácticas del defraudador recurrentes en todo país.

Para que nadie pueda pensar un posible deseo de venganza o revancha por mi persona os citaré un ejemplo tan lejano en la distancia como el tiempo.

Perú, años noventa, presidente Alberto Fujimori fue el principal artífice del régimen en la historia del citado país, más corrupto. Fujimori tenía como asesor a un personaje llamado Vladimiro Montesimos, es curioso pero se dan ciertos, muchos, demasiados paralelismos entre la corrupción peruana y la que con horror, dolor y penurias los españoles llevamos años descubriendo y padeciendo.

Aproximadamente en el año 2000 la TV peruana emitió un vídeo que mostraba al asesor presidencial Vladimiro Montesimos sobornando a un congresista opositor. Ante tal escándalo Fujimori se vio obligado a “cesar” a su asesor de confianza y ordenar su busca y captura. Principios, ética, moral. Creo que no. Sacrificó a su compadre para salvarse él mismo pues estaba al tanto de las idas y venidas de Vladimiro.

De nada le sirvió, si mal no recuerdo, quiso o se exilió en Japón país de procedencia y en la actualidad nada sé de dónde o cómo le va. Vladimiro Montesinos no era una persona física, era una compleja trama de empresas y testaferros.

Lo mismo ocurre en España. Caso Noos involucra a Urdangarín y su esposa, yerno e hija del Rey emérito Don Juan Carlos, Jaume Matas también investigado por sus vínculos con Gürtel, la Jueza Alaya investigó al PSOE por desvío de fondos en Andalucía que alcanzaban a los Sindicatos.

Todo corrupto tiene un corruptor. O varios. Y todos para borrar su rastro necesitan la complicidad de otros, que a su vez van pudriendo todo lo que tocan.

Vuelvo a Perú, un corrupto listo nunca cabrea a su novio/a. Pieza clave contra Montesinos, fue su pareja quien filtró el vídeo y dio detalles sobre los sobornos y hasta algunas perversiones sexuales. ¿Por qué lo hizo?, sospecho que por celos, una mujer despechada es muy peligrosa.

De vuelta a España, diría que las parejas sentimentales han sido vitales para destapar las obras y milagros de sus cónyuges. Un claro ejemplo es el de la fortuna del histórico líder catalanista Jordi Pujol, la cual escondió durante más de 30 años en paraísos fiscales.

La exnovia de su hijo mayor María Victoria Álvarez (supongo que Mariví para las amigas) pregonó a los cuatro vientos los numerosos viajes que su chicho hizo a Andorra llevando ingentes cantidades de euros en billetes de 500.

En la trama Noos a la fiscalía le ha venido caído del cielo Marco Tejeiro. Estas cosas solo se hablan en familia. Pero precisamente quien más te quiere, es también quien más daño puede hacerte.

Ningún investigador está exento de ser investigado. La corrupción es el uso privado de capitales públicos. Por lo que tato el corrupto como el investigador forman parte del Estado. Aquí en España para mí al menos, he percibido un intento de bloquear las investigaciones que pudieran imputar a ciertos personajes. Es una sátira ver a fiscales intentando defender a ciertos sospechosos, pensé que su trabajo era el demostrar los presuntos delitos cometidos por estas “nobles gentes” ayudando así a los jueces a imputarlos.

Como ya he dicho, la corrupción anida en el sistema y se alimenta de la impunidad, el compadreo y la autoindulgencia. Para luchar contra ello no podemos confiar solo en los políticos, a veces son beneficiarios. Tenemos la obligación sobre todo de indignarnos, manifestarnos y denunciar con los medios a nuestro alcance.

Y la gran paradoja de todo lo escrito es que si el presidente de turno, en este caso el Sr. Rajoy lo sabía, debería haber dimitido hace mucho tiempo por permitirlo y, si por el contrario lo ignoraba (cosa que personalmente dudo) debería igualmente haber dimitido hace el mismo tiempo, por no enterarse de lo que con ayuda de su “no saber” era práctica habitual en su partido como máximo representante de tanta corruptela.

A modo de comentario personal, pensamiento o reflexión: ahora mismo firmaba dos o tres años de prisión y poseer a la salida de la misma dos, tres o quizá diez millones de euros. Lo único que se me ocurre es meterles la mano en el bolsillo, y que devuelvan lo que con tan malas artes han robado, pienso que es donde les duele.

Tony


UN MARTILLEO INCESANTE por I.G.G.

ob_449dbf_mariano-rajoy-web

En primer lugar, quería pedir disculpas, porque este escrito no tenga las estadísticas exactas, pues fue una noticia pillada al vuelo. Acababa de llegar de informática y me puse a ver la tele, el caso es que estaba compareciendo el Presidente del Gobierno, diciendo que la cúpula del Partido Popular, estaba siendo objeto de un “martilleo incesante” de acusaciones por corrupción.

Y aquí es donde empezaron a dar datos. Durante la legislatura del Sr. D. Mariano Rajoy había 150 casos abiertos sobre corrupción, 1166 detenidos y otros muchos datos que lamento no haber podido retener.

Pero lo que sí puedo dar es una respuesta a nuestro Presidente del Gobierno, desde mi punto de vista no existe un martilleo incesante en contra de la cúpula del PP sobre la corrupción Sr. Presidente, ese martilleo incesante que usted denuncia del que la cúpula de su partido está siendo objeto, es solo el grito del pueblo reclamando respuestas y, sobre todo, culpables, que como siempre se salen por la tangente.

Ah! Otra cosa Sr. Rajoy, ¿cuántos de esos 1166 detenidos están en prisión? Yo creo que no llega ni a 166, pero esa es solo mi humilde opinión frente al amplio abanico de sarta de mentiras que será contestado.

En fin Sr. Presidente, deje de defender tanto a la cúpula de su partido y ocúpese más del grito y el aliento del pueblo español que ya está más que harto de pagar a base de impuestos el martilleo incesante al que le tiene sometido todos los presuntos ladrones que se encuentran en la cúpula de su partido.

Por I.G.G.