Archivo de la etiqueta: Sociedad

HEMOS EMPOBRECIDO LA POBREZA por E.F.H.

Aunque el título parezca fuera de sitio, no lo es. La realidad es que verdaderamente en esta época de crisis: los ricos han aumentado sus riquezas, mientras “hemos empobrecido la pobreza”.

Hemos normalizado institucionalmente que la gente lo pase mal.

La pobreza, no podemos entender como se ha excluido del debate público en España. Aunque sí haya personas que lo puedan entender, pues las palabras: pobreza, desigualdad y exclusión, entre otras, son palabras muy molestas, incómodas, desagradables e inoportunas.

Podemos poner un ejemplo que podríamos ver en las calles de nuestras ciudades. Los vemos caminar por ellas y nos cambiamos de acera. Y todo esto ocurría y ocurre cuando los pececitos volvieron a casa y fueron metidos en la pecera con agua limpia en la que nadamos los demás cuando pagamos el IRPF.

Es horrible la ligereza con la que se roba y se falta a la sociedad y a la verdad.

Todo eso, que se lo pregunten a Cáritas ya las ONGs, si realmente es así o no.

Aunque queramos ocultarlo, es imposible. Lo estamos viendo diariamente en nuestras calles, en los que no pueden pagar y son desalojado de sus viviendas, los que no pueden pagar sus recibos de electricidad, agua, etc.

¿Cómo vamos a solucionar esto? Yo le veo muy difícil solución, tal como se siguen desarrollando los acontecimientos.

A lo mejor tomando el toro por los cuernos algo podríamos paliar y esas palabras “pobreza, desigualdad, y exclusión” irían perdiendo fuerza como palabras molestas, incómodas, desagradables e inoportunas.

Al menos debemos hacer el intento.

E.F.H.


IGUALDAD por F.I.R.

“IGUALDAD”. La actual discriminación sobre las mujeres es un hecho ante el cual cabe preguntarse ¿cómo una situación que es bien conocida, tanto por los organismos internacionales, los gobiernos, la opinión pública, como por las propias mujeres, se mantienen e incluso se agrava?.

Ha habido tantos debates y manifestaciones, se han escrito tantos panfletos y libros, se han buscando las causas tantas veces en sectores parciales, que este tema parece un complicado rompecabezas al que es necesario dar el orden adecuado:

a) Stop contra la discriminación contra la mujer. Hay que tener en cuenta que gracias a ellas estamos nosotros en el mundo. Sin mujeres estaría el mundo vacío, no existirían generaciones de seres humanos, nosotros no estaríamos aquí.

b) La mujer tiene el mismo derecho que el hombre dentro o fuera del matrimonio. Falta entender a los hombres que la mujer está y tiene derechos iguales. En 1972 la Asamblea General de la ONU proclamó el año 1975 como “año internacional de la mujer”.

c) La Conferencia Mundial sobre la mujer celebrada en Méjico constituyó el inicio de importantes actuaciones: 1976-1985 quedó fijado como el “decenio de las naciones unidas para la mujer”.

Del 14 al 31 de julio de 1980 la Conferencia Mundial tuvo lugar en Copenhaguen (145 países) de la que España también formó parte, uniéndose al voto contra la discriminación contra las mujeres que fue aprobado con un 68%.

Digo yo, Stop contra la violencia, Stop contra la discriminación a la mujer. Todos somos iguales con independencia del sexo, el color, la nacionalidad, etc.

Falta respetarnos profundamente y de manera igualitaria en todo. Stop machismo, y ninguna mujer más víctima de discriminación y de violencia. Hay que tener en cuenta que todos tenemos derecho a la vida, la libertad y la seguridad y tampoco debemos olvidarnos de los pactos internacionales civiles y políticos que apuestan porque todas las personas son iguales ante la Ley y tienen derecho a una idéntica protección legal y que la libertad es un derecho fundamental para todos los seres humanos.

F.I.R.


“HACE POCO”, 200 AÑOS DEL NACIMIENTO DE “HENRY DAVID THOREAU” por E.F.H.

 

El pionero de la resistencia pacífica, su nombre de pila era David Henry, pero se lo cambió en otro acto de rebeldía. Lo encarcelaron por oponerse a la guerra con México y la esclavitud.

Fue el precursor del “Pacifismo”, la desobediencia civil, y el ecologismo. Inspiró a Gandhi, Luther King y una legión de admiradores, como el expresidente de EEUU, Bill Clinton.

Todos confesaban que, tras leer a Thoreau, quedaban fascinados por la idea de no cooperar con un sistema inmoral.

“Bajo un gobierno que encarcela injustamente, el lugar para el hombre justo es la cárcel”. Es lo que dijo tras ser apresado.

Cuando en carcelero cerró la puerta de su celda, sonrió tranquilo y exclamó: “no puedo menos que pensar en la estupidez de esta institución, que me trataba como si, simplemente fuese un montón de carne, sangre y huesos. Ni por un momento me sentí encerado”.

Estamos todavía o al menos hemos retrocedido, dentro de aquella estupidez, fanatismo y la perversión de mentes enfermas de hipocresía y vileza. Esos piadosos vecinos de entonces, de ahora y de siempre.

Cada vez más, estamos observando, que reina la mala voluntad, la injusticia y sobre todo, la falsedad.

Al menos, algunos pocos, mantienen serenos la cordura y la inteligencia, y otros, una gran mayoría, que proclaman su ignorancia, su mediocridad y en ocasiones su puerca vileza.

La legalidad se cumple poco y a veces solo tenemos la opción de tragar, pero no va a ser siempre.

Podemos estar seguros que aun siguen existiendo algunas “gentes nombres y valientes”, que siguen peleando por el sentido común. Llamando pusilánimes a los que lo son, y estúpidos a quienes creen que por meter la cabeza en un agujero no se les queda el culo al aire.

¡Qué pena de la atrofia del olfato moral, que está permitiendo que todo se considere legal!.  También Thoreau tuvo o fue contradictorio, defendiendo a John Brown.

E.F.H.

 


¿EL NUEVO ORDEN EDUCATIVO? Por E.F.H.

Ya con anterioridad en la revista conjunta De Paso – Nómadas, en el escrito de “sin ciencia no hay cultura”, en el último párrafo decía “lo que debemos pretender no es que se sepa, sino que se sepa más”.

Pues, como siempre hemos temido. El nuevo orden educativo lo que desea es modelar individuos entrenados en diversas “competencias, destrezas y habilidades” técnicas y emocionales que facilitan su encaje en el mundo laboral.

Pedagogos charlatanes, que pretenden condenar a los alumnos a una nueva forma de servidumbre. Lo que está depauperando el noble oficio de maestros y profesores.

De este modo la Escuela y la Universidad, se convierten en un centro de selección de personal y “dejan de alimentar el anhelo de saber”, orientando la formación de los alumnos hacia aquellas áreas de la economía que favorezcan su “empleabilidad”.

El nuevo Orden Educativo, emplea técnicas pedagógicas que conciben al “ser humano como un mero procesador de información”.

Así que la transmisión cultural queda aparcada, o incluso vedada, para formar “emprendedores” flexibles y adaptables.

Lo que se pretende es que el alumno no pueda atesorar conocimientos que afilen su juicio crítico sobre la realidad, sino centrarse en “aprender a aprender”, hasta convertirse en un dócil y empático receptor de cualquier tipo de adiestramiento que garantice su eficacia económica.

Se le da demasiada importancia al “pensamiento positivo” y a la “inteligencia emocional”, para que la adquisición de destrezas se desarrolle siempre en un ambiente de buen rollo.

Se evitará que los alumnos aprendan nada por puro interés. Mientras más analfabetos o semianalfabetos existan, serán mucho más manejables y más fáciles de engañar.

Al menos a todos, los quedará nuestra intuición. ¿podemos fiarnos de nuestra inspiración? Sí. Por ejemplo, en exámenes cronometrados se acierta más con soluciones intuitivas que con la lógica. Todo esto se encuentra bien definido en el libro “Escuela o barbarie”.

E.F.H.


SUEÑOS por J.Khatthana

Sueños, tan solo son precioso sueños,

Aquellos que invaden mi mente desde pequeño,

Hoy vuelvo a despertar, pego un salto de la cama,

Me miro frente al espejo con la cara empapada

Por mi mente pasa algo, y es que llegué a la conclusión,

Que este planeta solo gira por dinero y corrupción

No digan que es mentira, pues es la puta realidad,

Sino no existirían clases entre nuestra sociedad,

Maltrato, xenofobia, racismo y represión,

Son algunos de los problemas que vivimos tú y yo,

Este mundo es injusto con todos los justos,

Y a su vez también es justo con todos los injustos,

Es una guerra diaria, donde no paras ni a respirar,

Solo vas del curro a casa y de casa a trabajar,

Tómate un respiro tío, no necesitas un kit-kat,

Solo necesitas mirar tu interior y pararte a pensar,

¿por qué coño nos venden tanta mierda por la tele?

Que si coches, casas, móvil, en fin la vida de un pelele,

Ya sé que sin dinero en esta vida no eres nadie,

Prefiero vivir con lo justo, ser feliz y no un Don Nadie,

La fama es lo peor que se ha creado,

Ganar pasta por estar sentado y soltar comentarios,

Sobre la vida de los demás, diciendo mentiras y sandeces,

Pa los programas de prensa rosa les mando todas mis heces,

Y sigo, exhalo humo denso y blanco,

Pa olvidarme de esta mierda con nuevas frases os ataco,

Pues vivimos de ilusiones y todo el mundo lo sabe,

Pocos son felices en la vida, siempre buscando una clave,

Sobrevivir más que vivir así yo lo llamaría,

Si no en el planeta tierra el tercer mundo no existiría,

Ni los guetos, ni la pobreza

Ni tampoco el virus del SIDA.

Ni el hambre, ni las guerras, sueño con un mundo de paz todos los días,

Daría hasta mi vida porque existiera,

Un mundo sin cocaína, ni caballo, solo hierba,

Un mundo donde las dictaduras no valiesen de nada,

Un mundo con el cielo limpio y con grafittis en fachadas,

Mi mundo perfecto, así sueño que sea el mundo,

De momento es solo un sueño uy yo sigo dando tumbos,

Sin rumbo, sin brújula, regalando letras chulas,

Diciendo la verdad entre líneas, las cuales calculas

Apresúrate, debes luchar al 100×100,

Darlo todo en la batalla si no quieres perder,

Pues mucha gente lo intentó, pero se perdió en el camino

A causa de la droga y la calle, el diablo eligió su destino

Dejaron de lado todo, sin nada que hacer,

Agotaron su Kharma en el lodo, siendo a la droga fiel,

Todavía hay gente viva y a la que me gusta escuchar

Para vosotros estas letras, nunca dejéis de luchar!

J.KHATTHANA


EJEMPLARIZAR por E.F.H.

Empezamos con la creencia que algunos tienen de la palabra “ejemplarizar”.

La creencia de algunos es pensar que “ejemplarizar” es lanzar mensajes a los individuos intimidatorios, amedrentadores, arreándole en todo el morro a todo aquel que sea un díscolo.

Pero realmente lo que significa es “dar ejemplo” que es verdaderamente lo difícil, pues esto se logra a través del comportamiento y no por las medidas correctoras que sean totalmente inadecuadas.

En esto influye bastante la ausencia de educación, y la falta de respeto de los que dan las órdenes y de los ejecutores.

Es justo que conozcamos que no se trata de elementos asilados, pues en caso todas las áreas de poder e instituciones los encontramos. Forman parte de un conjunto o una tendencia muy extendida. Cuya dedicación es hacerse un huevo y una clientela, para darle un aspecto nuevo a lo que ya es muy viejo: que es el trincar y amedrentar.

Somos lo que nosotros mismos hemos hecho de nosotros. Queremos o no somos una democracia representativa, así que no nos podemos sorprender que nos representen todos ellos, unos y otros: los decentes, también los corruptos y cerdos de ambos sexos. Así que no nos podemos sorprender.

Desde hace muchos siglos la picaresca española ha tenido su fama, y seguimos siendo el cultivo de pícaros y otras excelencias, donde otros siempre han estado y seguirán estando en la desesperación y la desgracia.

Lo que nos encontramos es una gran falta de respeto por las instituciones. Aun sabiendo que son muy imperfectas, y por mucho corrupto, defraudador… que lleva toda su vida prácticamente poniendo el huevo en los escaños o en puestos de gran responsabilidad o cambiando de puesto en puesto; por tener que pagarle o granjearle incondicionalmente las deudas políticas contraídas.

El degradarlas más, es una ofensa bien grave a los ciudadanos que creen o creían en las instituciones. Lo que están haciendo es que cada día vaya aumentando el número de incrédulos con respecto a las instituciones y la clase política.

Ejemplarizar implica, dar ejemplo.

E.F.H.


CUANDO LA MENTIRA DERIVA EN TRAMA… por E.F.H.

Todos en general creo que utilizamos algunas mentirijillas por cortesía, compasión o por no quedar como un gran grosero.

De todas formas siempre habrá algún imbécil que otro, que te suelte de buenas a primeras: “qué viejo estás”, “has engordado una barbaridad”, “estás horroroso”, etc.

Bienvenidas sean esas mentirijillas que no tratan de herir, sino que las decimos por cortesía. Rechazo total a las otras.

Pasando ahora al plano  más general de nuestra sociedad actual, más arraigada en la clase política, donde la mentira está instaurada como algo normal, así como el olvido repentino: “no recuerdo, no lo sé, no estaba al tanto, me dedicaba a otras cosas, no me enteraba de nada”.

Estas mentiras que tienen un gran peso específico y que a la larga salen, desgraciadamente pansa a ser el denominador común de toda trama organizada, con el fin de enriquecerse, financiar campañas, defraudar… y seguir mintiendo como si nada sucediese y que todo es tan normal, con una impunidad inusitada.

Ya sabemos que es duro aceptarlo, pero hay que tener el valor y la osadía de admitirlo y aceptarlo.

Decía Epícteto que lo que nos afecta a los humanos, no es aquello que nos sucede, sino lo que nos contamos sobre lo que nos sucede.

En la realidad de cada día y en los medios vemos oyendo declaraciones que se van tejiendo y destejiendo en medio de una gran maraña de palabras que se utilizan constantemente con grandes contradicciones en un mismo tema.

A veces, después de unas broncas, en que se ven o no vemos enfrentados y si tenemos algún documento irrefutable; hay que tener el valor de admitir que tu memoria o tu mala intención, te engañaba y engañabas a los demás.

Ya lo comenté antes, es durísimo aceptarlo.

Con todo esto, cuando l tendencia natural a la mentira se lleva a su máximo extremo aparecen personajes que están entre lo patológico y el de estafador o defraudador.

Es un modelo de mentiroso que se ha puesto muy de moda últimamente ¡inquietante! Verdaderamente el ser humano no deja de sorprenderme en todos sus excesos, llegando a dibujar el carácter extravagante y mitómano de ciertos individuos/as.

Pensemos que ya es hora, mintamos menos, aceptemos la realidad y nuestras realidades, con el fin único que nos debe mover a todos de conseguir una sociedad más justa, igualitaria y cabal para todos, sin excepciones.

E.F.H.