NUESTRA MENTE: ALIADA O ENEMIGA por M.A.I.S.

descarga

“Si te sientes dolido por los acontecimientos o cosas externas, no son éstas las que te causan ese dolor sino tu propio juicio acerca de ellas. Y está en ti el poder cambiarlas ahora mismo”. Marco Aurelio.

Esta cita del emperador romano Marco Aurelio, deja claro el poder de la mente sobre nuestras emociones y conductas. El mundo en el que nos desenvolvemos tiene mucho que ver con lo que pensamos, pero no es el responsable, son las interpretaciones que hacemos las que nos causan determinadas emociones, pero en vez de responsabilizarnos de ello tendemos a culpar a los que nos rodean y a “lo mal que están las cosas”.

Nuestra mente elabora ideas, ilusiones, y deseos que pueden causarnos angustia y sufrimiento si no se materializan. Además, se ha de tener en cuenta que en ocasiones, el resultado que se nos presenta está ligado al control de otros que a su vez, están subordinados a diversos factores tanto humanos como materiales.

El cerebro humano es plástico y moldeable, está demostrado que se pueden modificar las actividades psicológicas cuya función es la de adquirir conocimientos oponiendo así una barrera a los dominicos afectivos causantes del malestar psíquico, que muchas veces no está justificado al ser fruto de una disociación de la realidad. Por lo tanto, se hace necesario pensar de forma productiva, es decir, tener cierto control sobre nuestros pensamientos, analizándolos sosegadamente, para ser capaces de diferenciar los que podemos afrontar de aquellos que por estar fuera de nuestra capacidad y control no merece la pena perder el tiempo en ellos. De no actuar así podríamos perder la perspectiva de lo inmediato y presente.

Suele ser muy útil escribir sobre las emociones negativas causadas por comentarios, críticas, o situaciones que identificamos como dañinas e injustas para con nosotros. Escribiendo todo lo que nos viene a la cabeza en forma de respuesta hacia esa o esas personas de las que inicialmente pensamos que “buscan perjudicarnos” y dejando pasar un tiempo para volver a releer lo escrito observaremos  que en numerosas ocasiones la sensación de malestar se ha suavizado e incluso a veces desaparece pues siendo el causante una persona de la que sabemos que nos aprecia y a la que apreciamos, deduciremos que no era su intención perjudicarnos. Y si procede de quien es intrascendente para nosotros, igual de intrascendentes han de parecernos sus teóricos “agravios”. Claro está que esta forma de entrenar nuestro cerebro no trata de transformarnos de un día para otro en personas con exceso de positividad u optimismo, hemos de tener claro que en el devenir de la vida pasaremos por buenas y malas etapas.

Ser realistas y objetivos es algo primordial, e implica no crearnos expectativas para las que no estamos capacitados y sobre las que no tenemos un efectivo control. Evitaremos los pronósticos y predicciones sobre todo aquello que presumimos conocer, pero que en realidad no están fundamentadas en información veraz, pues al verificar que éstas no se cumplen nos frustraremos generando en nosotros sensaciones negativas de las cuales responsabilizaremos a quienes nos negaron lo que pensamos que era lo justo, no admitiendo que fuimos nosotros los constructores de una estructura de ideas expectativas y pronósticos que realmente no tenían base alguna en lo tocante a la objetividad.

Todo en la vida es elegir, unas veces acertaremos, otras no, por ello procuremos disfrutar de las primeras, desechando las que no podamos rectificar al estar fuera de nuestro control. Hay que aceptar el error como parte del juego de la vida y lo haremos sin victimismo pues éste solo aporta angustia. De igual manera que no decidimos ni donde, un cuando nacemos, tampoco podemos decidir dejar de tener pensamientos, pero sí podemos entrenar la mente para buscar soluciones favorables a éstos. Para ello se hace necesario el autocontrol,. Pues no está en nuestras manos prever todos los acontecimientos, en nuestra capacidad está el convertirlos en una buena ocasión para vivir con el menor grado posible de angustia, ansiedad y sufrimiento.

M.A.I.S.  


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: